www.diariocritico.com

El fin de la 'era Obama': ¿por qué cosas se recordará su doble mandato?

El fin de la 'era Obama': ¿por qué cosas se recordará su doble mandato?
Ampliar
(Foto: EP)

A partir del 20 de enero el nuevo presidente del Gobierno norteamericano será Donald Trump, el multimillonario que incluso aborrecen en el partido por el que se presentó, el Partido Republicano. Diremos adiós a Barack Obama tras dos mandatos de 4 años en los que, dicen, ha hecho historia.

Algunos consideran que Obama no ha cumplido las expectativas pero que siempre ha sabido dar la imagen adecuada para pasar a los libros de Historia como un presidente amable, cercano a su pueblo y que no fue culpable de ninguna gran catástrofe internacional o un escándalo nacional.

Y es cierto que si atendemos a estos aspectos, la presidencia doble de Obama, de 2009 a 2017, ha sido casi intachable. Pero hay que descatar sus grandes aciertos pero también sus mayores fiascos. Vayamos a repasarlos:

Sus puntos fuertes y sus mayores logros

- El primer presidente negro de Estados Unidos ha conseguido romper cualquier recelo sobre que un hombre de su raza pudiera hacerse cargo del país en una nación con muchos posos racistas hoy en día. Además, también ha conseguido que nadie afirme que estuvo allí por discriminación positiva, sino que su candidatura era merecida y las victorias electorales, más de lo mismo.

- Un premio Nobel durante su mandato: algo histórico en sí mismo. Aunque fue un reconocimiento muy polémico y controvertido, el caso es que la Academia le concedió el Nobel de la paz en su primer año de mandato por "sus esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos", destacándose su "visión de un mundo sin armas nucleares".

- La gestión de la crisis económica: desde 2008 medio planeta, sobre todo Occidente, fue golpeada por una crisis económica con origen en el ladrillo pero aunque Obama heredó esa crisis de George W. Bush, supo conseguir que la economía de EEUU no cayera en exceso y mantuviera cotas importantes de empleo y producción. Aplicó medidas keynesianas con aumento del gasto público y el tiempo le dio la razón.

- Acabó con Osama bin Laden: aunque los conspiranoicos siguen creyendo que el líder de Al Qaeda fue un invento de EEUU para justificar la presencia militar en Irak y Afganistán, la figura del saudí fue real y Obama pasará a la historia como el presidente que acabó con el hombre más buscado del mundo, culpable, en teoría, de los atentados del 11-S, el mayor ataque sufrido por EEUU en su historia.

- Irán pasó de ser un villano internacional que acabaría desencandenando una guerra nuclear planetaria a ser un país contenido en su política exterior. Dicen las malas lenguas que gracias a las maniobras de EEUU en el país persa, pero más allá de lo no demostrable, Obama supo calmar las aguas cuando todo apuntaba a una nueva guerra en Oriente Medio tras la de Irak. La vía fue pactar con el 'diablo', disgustando a Israel, pero logrando que el régimen iraní no siguiera adelante con su plan nuclear.

- El terrorismo, casi nulo: EEUU ha conseguido reducir casi al máximo los atentados en suelo norteamericano, extendiendo las leyes antiterroristas de Bush, eso sí, y disgustando a los defensores de mayores libertades públicas y ciudadanas. Pero también en esto el tiempo le dio la razón a Obama...

- Hola Cuba, adiós Venezuela... así podríamos definir sus relaciones con América Latina. Obama no ha tenido ningún miedo en acercarse al otrora enemigo cubano para intentar suavizar la dictadura comunista de la isla caribeña. Sus gestos supusieron una relativa apertura en el régimen de Raúl Castro y la recuperación de las relaciones diplomáticas y los vuelos internacionales han abierto la esperanza a una nueva etapa. En cuanto a Venezuela, el adiós de Chávez dio lugar a una etapa aún más gris con Maduro, pero el gigante sudamericano del petróleo está cada vez más silenciado y ya no preocupa tanto como antes, al menos a EEUU. No ha hecho falta ganarse más enemigos, como sí hizo Bush.

- Ecologismo: Obama no ha dado grandes pasos para que este planeta sea menos contaminante pero sí ha tenido gestos, como reconocer el papel de EEUU en el cambio climático y asumir su responsabilidad en la importante Cumbre del Clima de París de 2015. Se comprometió a estudiar cómo reducir las emisiones de Co2 a la atmósfera y evitar las acciones conocidas como 'fracking', fracturas en la corteza para extraer gases combustibles. No tuvo apoyo ni de los jueces, pero lo intentó.

Sus grandes fracasos y otras frustraciones

- No todo ha sido bueno para Obama. Sin duda su gran fiasco han sido los últimos años de mandato, sin mayoría en las Cámaras para respaldar sus acciones presidenciales. Podríamos afirmar que su gran apuesta estelar era la Reforma sanitaria, conocida popularmente como 'ObamaCare', una ley que intentaba ampliar los servicios gratuitos sanitarios para los ciudadanos. Una especie de seguro médico extendido al estilo europeo, pero que fracasó por las presiones financieras y políticas, ya que los seguros médicos mueven cantidades abismales de millones de dólares cada año.

- Casi colapsa el país: la Administración Obama estuvo a punto de cerrar. Si bien es cierto que evitó un 'Impeachment', el tan temido por todos los presidentes de EEUU, una especie de moción de censura a la americana, sí sufrió Obama en el cierre del Gobierno en 2013. Debido a un desacuerdo sobre la financiación del antes mencionado 'obamacare', en realidad la 'Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible', se suprimieron los fondos para financiar al Gobierno, que es una herramienta que tiene el Congreso para limitar al presidente, algo que no conocemos en España, por ejemplo. Se le conoce como 'Cierre de Gobierno' y ha sido habitual en la historia de ese país, aunque no sucedía desde 1995, con Bill Clinton, por discrepancias sobre el control del déficit.

- La guerra de Siria: el premio Nobel de la paz de 2009 ha fracasado en eso, en lograr la paz. Aunque sabiendo ofrecer una imagen menos pro-belicista y menos agresiva que Bush hijo y Bush padre, los anteriores presidentes republicanos, Obama timidamente continuó todas las acciones militares en países que daban cobijo al terrorismo islamista. La excusa era acabar de raíz con el yihadismo en los lugares donde se financiaban y se armaban, como Afganistán, Pakistán, Irak, Libia... y luego tocó Siria. Pero Obama y sus 8 años en el poder también han sido el escenario para el germen de Estado Islámico o ISIS, el nuevo enemigo internacional tras el ocaso de Al Qaeda. Siria y su guerra, donde EEUU sólo se involucró en teoría para defender y armar a los rebeldes del tirano Al Assad, es el actual escenario del horror, superando con creces a los escenarios bélicos de Irak o Afganistán.

- Relaciones con Rusia: nulas o del todo inservibles, las relaciones con los rusos siguen heladas por mucho que Putin y Obama se den la mano y esbocen pequeñas sonrisas. El último episodio de tensión ha sido el ataque masivo de hackers rusos de cara a las elecciones presidenciales en las que Trump ha ganado. Los conspiranoicos ya aseguran que Rusia ha sabido poner al presidente perfecto para dañar a EEUU internacionalmente y que a Obama se la han colado. Puede ser...

- El error Hillary... en su día Obama compitió con Hillary Clinton, la eterna aspirante, y la superó en las primarias. Después, para no tener el enemigo sin controlar, optó por la vieja táctica de tenerle cerca ofreciéndole el cargo de secretaria de Estado. Así fue durante unos años, pero después ella se volcó en su candidatura. Obama no supo mojarse lo suficiente y apoyar a Bernie Sanders, con quien simpatizaba más, y optó por la vía fácil. Ahora Clinton fracasó en las urnas contra Trump, por mucho que consiguiera algunos votos más, y el país y el mundo entero sufrirán las consecuencias...

- Guantánamo y el cuento de nunca acabar... sin duda que es su gran decepción como hombre que venía a mejorar las libertades y las condiciones de los derechos humanos. La prisión de presuntos terroristas islámicos ha seguido abierta pese a las promesas continuas, y no se cerrará tampoco con Trump. 8 años perdidos porque poco se ha mejorado en este asunto.

- Espionaje internacional y de sus propios ciudadanos: Obama ha tenido que tragarse muchos sapos en cuanto a la imagen de su espionaje. EEUU espió a sus ciudadanos y Clinton tuvo que intentar mediar como pudo con las potencias aliadas. Gran parte se la debemos a Edward Snowden, ex agente de la CIA que no pudo tener más tiempo en su conciencia lo que sabía sobre el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional y lo filtró a la prensa.

- Escándalo 'Wikileaks': otro escándalo fue el provocado por las filtraciones y confesiones del soldado Edward Manning, al final representadas por el periodista Julian Assange, responsable del 'escándalo WikiLeaks', que filtró los horrores militares de EEUU en Irak y Afganistán.

- Tiroteos, posesión de armas y violencia racial: a Obama le hemos visto en sus últimos años pasar los peores momentos, e incluso llorar, por los episodios internos de violencia, tiroreos y casos de racismo. Policías que mataron negros por supuestas acciones defensivas, tiroteos de perturbados y menores con problemas de inclusión social... La posesión de armas ha sido sin duda otra de las pesadillas de Obama, pero no ha tenido apoyos para intentar conseguir que menos ciudadanos puedan portarlas pese a que sea un derecho constitucional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.