www.diariocritico.com

Su antecesor fue Jordi Pujol y considera el partido como "mi casa"

Tras doce años, Artur Mas abandona la secretaría general de Convergència

Tras doce años, Artur Mas abandona la secretaría general de Convergència

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha hecho este sábado su última intervención como secretario general de CDC recalcando la conexión "íntima" entre él y el partido.
Horas antes de que los casi 2.000 delegados del XVI congreso de CDC le proclamen presidente del partido y de que su cargo pase al hasta ahora secretario general adjunto, Oriol Pujol, Mas ha asegurado que deja la Secretaría General "enriquecido" y con los deberes hechos. "No es un relevo menor, porque (el secretario general) es quien tiene la máxima responsabilidad ejecutiva", ha dicho Mas, indicando que, pese a cambiar su rol en CDC, seguirá profundamente vinculado con el partido, que ha definido como su casa.
  
También destacado la importancia de la renovación: "Es un valor incalculable, que nadie más lo tiene" y que singulariza Convergència en relación al resto de fuerzas catalanas. Ha recalcado que ahora CDC se renueva, después de que lo hiciera hace poco más de una década, cuando Jordi Pujol traspasó sus poderes a una nueva generación liderada por Artur Mas, en 2000.
  
"Si algo hemos hecho bien ha sido la capacidad de CDC en las peores condiciones de regenerarse a sí misma, de reconstituirse, de reformarse de forma permanente", ha señalado. En su intervención, ha repasado sus 12 años de secretario general recordando que, cuando tomó el mando, el proyecto de CDC sufría un "cierto declive". También en 2003 se hizo un esfuerzo gigantesco porque, "en contra de los pronósticos y los supuestos de los sabios de siempre de que CDC estaba destinada a la liquidación", se supo reaccionar y consiguió ganar las elecciones, pese a que no gobernó.

Según él, empezaron entonces ocho años de travesía del desierto y CDC "tenía que demostrar que podía subsistir y reforzarse sin la púrpura del poder" tras quedarse sin aliados. Éramos soldados derrotados al servicio de una causa invencible que es Catalunya", ha admitido Mas, quien considera que fue el ejército de resistencia del partido, y no el 'pinyol' --núcleo duro que le aupó al liderazgo--, el que condujo este proceso y salvó el proyecto.

También en este camino --ha reconocido-- vivieron situaciones amargas y tuvieron que asumir responsabilidades y decisiones complicadas, y ha puesto como ejemplo la negociación presupuestaria: "Los que mandaban no estaban dispuestos a tomar las decisiones difíciles y a jugarse el tipo, y alguien lo tenía que hacer, y ésta fue CiU" Ha criticado así a los que les acusaron de traidores y ha reivindicado que lo que hicieron fue asumir liderazgo como partido. Además, ha confiado en que CDC salga reforzada de este congreso para afrontar los próximos años, y ha deseado que, en alguna ocasión, el partido y Catalunya puedan compartir conjuntamente sus respectivos momentos dulces: "Estoy segurísimo de que llegará".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.