www.diariocritico.com
'Sherlock' 4x02, análisis: el eslabón fuerte

'Sherlock' 4x02, análisis: el eslabón fuerte

Hemos llegado al ecuador de la cuarta temporada dejando un desolador primer capítulo a nuestras espaldas. ¿Y, qué nos hemos encontrado en 'The Lying Detective'? Analizamos este segundo episodio.

[Posibles spoilers de toda la serie hasta dicho episodio 4x02]

La relación entre Sherlock y Watson ha alcanzado, aparentemente, un punto de no retorno. Han pasado semanas desde la muerte de Mary y el doctor está comenzando una nueva vida sin ella y sin el detective. O al menos esa es su intención, hasta que la Señora Hudson (que en este episodio ha brillado con luz propia) entra en escena porque sí, en efecto, una vez más, Sherlock Holmes necesita la ayuda de John Watson. Y esta vez es grave: toca atrapar a un asesino en serie.

Culverton Smith, filántropo, benefactor, figura pública y asesino en serie. El villano del episodio (maravillosamente interpretado por Toby Jones) consigue poner el vello de punta con simples frases y gestos. Sus encuentros cara a cara con el detective recuerdan a aquel fantástico Trinity, de la ya lejana cuarta temporada de Dexter. Y aunque, como ya viene siendo tradición, el caso es una excusa para contar algo más, el personaje de Jones no será fácilmente olvidado, en parte gracias a una muy cuidada labor técnica de montaje y dirección.

El material del que están hechas las pesadillas

Pero de vuelta a lo más importante, ¿qué ha aportado este 4x02 al global de la serie? La clave ha estado en el mensaje dejado por Mary, que Sherlock visionaba al final del anterior episodio y, por fin, sabremos cuál es el contenido completo de dicho mensaje: “Tú no puedes salvar a John Watson, Sherlock. Tienes que dejar que él te salve a ti”.

De ahí que Sherlock decidiese meterse en la boca del lobo. Era la única manera de conseguir reconectar con Watson y, si para recuperar esa amistad tenía que tocar fondo, el detective estaba más que dispuesto. Los dos personajes retoman su dinámica y, aunque ya nada será como antes, intentarán volver a empezar desde la casilla uno. Mary lo ha conseguido. Aún desde la tumba, conoce a Sherlock y Watson lo suficiente como para lograr que todo pueda volver a funcionar entre ellos.

Parece un episodio muy completo: Sherlock tiene alucinaciones visuales, el caso es interesante, el villano es genial, los protagonistas dan el primer paso en recuperar su relación, se menciona a Irene Adler, Molly sale más de treinta segundos (del tratamiento de los personajes femeninos en esta serie hablaremos otro día) e incluso da tiempo a que la Señora Hudson ponga a Mycroft en su sitio. Si comúnmente los segundos episodios de las temporadas de Sherlock son el eslabón débil, este año no ha sido así. Y todavía hay una sorpresa final...

Sí, la terapeuta de Watson, la chica del bus y la clienta de Sherlock en este mismo episodio han resultado ser la misma persona. Y no es alguien cualquiera: el tercer hermano Holmes entra en escena, y resulta ser una hermana. Impactante final de episodio que nos vuela la cabeza y nos deja con muchas ganas del final de temporada, que estará disponible en Netflix el próximo 16 de enero.

Avance del capítulo 4x03:

Xabier Rodríguez Fraile

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.