2014-04-23 16:51:23
Diariocrítico
El corasónpartíocatalán ante "la Roja"
Jesús Conte 02/07/2012 19:28:39
Como en la letra de Alejandro Sanz, muchos catalanes han pasado estas tres semanas de la Eurocopa con "el corasónpartío". Reticentes a sumarse a la ola patriotera española del "viva España" manoloescobareño, pero disfrutando a la vez del tiquitaca azulgrana que llegó a desplegar simultáneamente seis jugadores más el rescatado Jordi Alba durante unos minutos de la final en Kiev. 

¿Cómo se come que la mayoría de la audiencia televisiva en Cataluña -aunque alejada de las cifras estratosféricas del resto de España- siguiera a "la roja" en los mismos días en que la encuesta del CEO aporta el dato de que por primera vez los partidarios de la independencia superan a los que votarían en contra o se abstendrían?

Hubo catalanes que siguieron los partidos con ánimo de que España perdiera. Quizás menos el día de Portugal por aquello de no darle alas a Cristiano Ronaldo en su particular disputa con Messi. Pero la inmensa mayoría alentaban a sus jugadores. Algún nacionalista como el alcalde Xavier Trias no ha hecho ascos a reconocer que celebró los goles: "me lo pasé muy bien con el partido de España". Otros compañeros suyos no esconden su deseo íntimo de que se acabara con tanta fiesta patriotera que llenaba horas y horas de televisión. Los no nacionalistas, quienes se sienten tan catalanes como españoles y la abundante colonia latinoamericana residente en Cataluña iban al unísono a favor del combinado español.

Hay que decir que la celebración en Barcelona ha sido discreta, como lo ha sido la presencia de banderasrojigualdas en los balcones. La cohetería era de tiempos de crisis y la gente que se echó la calle -banderas franquistas incluidas- no fue más que de unos pocos miles entre la plaza de España y, en menor cuantía, en la plaza de Catalunya. Nada que ver con la histeria colectiva y el alborozo que causan los éxitos azulgranas en competiciones europeas.

¿La prensa? La Vanguardia y El Periódico, con portada a todo trapo y, en el segundo caso, con un titular ocurrente que responde bastante a ese sentimiento de proximidad de quienes no se sienten suficientemente españoles para jalear a "la roja": "roja y grana". El ARA, como segundo titular en un faldón, y para el otro diario estrictamente en catalán, El Punt-Avui, un escaso recuadro en el lateral por abajo. Las institucionales TV3 y Catalunya Ràdio, ausentes de las retransmisiones en directo.

¿Se puede ser desafecto a España y seguir a su selección? Sí, con reparos. Admirando el juego de sus jugadores, buena parte de los cuales son catalanes mientras no se contemple una selección propia, pero sin sumarse a la euforia que mezcla bacalao con tocino. Los sentimientos no se imponen, el placer y el buen gusto se disfrutan en el grado que quiera cada cual. Y el domingo hubo argumentos para el placer.

En estas cosas del fervor futbolístico, hay cosas que a veces no alcanzamos a entender. Al menos en Cataluña. Y ustedes me perdonarán.
Más textos de: Jesús Conte
Comentarios:
Publicar nuevo comentario



Comentarios desde Facebook:
Acerca de esta noticia en la Red
Cargando...