cabecera
Hemeroteca :: Edición del 31/12/2014 | Salir de la hemeroteca
Defensa de andar por casa

Defensa de andar por casa

Si se sigue lo aprobado por el Gobierno y el Consejo de Defensa Nacional, directiva en mano, publicado en los últimos días, la sensación de aislamiento se acentúa. Aislamiento del concepto de Defensa y referencia - cómo no - a la necesidad de ajustes. Nos enteramos que debemos tener unas Fuerzas Armadas operativas y flexibles - ¡menuda novedad!- y que hay que, digamos, poner el acento en aquellas zonas que están fuera de los "paraguas" internacionales, es decir, Ceuta y Melilla. Y algunas cosas más.

Bueno, pues yo recuerdo que hace años le pregunté a un general de Estado Mayor del Ejército español cómo se defienden Ceuta y Melilla de un hipotético ataque en toda regla de Marruecos.

"¿Cómo defender Ceuta y Melilla? - dijo. Bombardeando Rabat"

Parecía decir el hombre que la defensa de las ciudades españolas norteafricanas no son defendibles de un ataque del país vecino si no era con una guerra con el país vecino, un escenario que, por otra parte, es absolutamente impensable. Entre otras cosas, puestos a decir barbaridades, porque ellos tienen potencia suficiente para responder bombardeando Madrid.

Es cuestión de riesgo y amenaza. La amenaza de Francia, con sus poderosos ejércitos y su arma nuclear, es grande. El riesgo es mínimo por no decir inexistente. Y con esos parámetros se elaboran los planes estratégicos y todas esas cosas que estudian los estados mayores. Pero con el tiempo, las cosas han ido cambiando y se han ido globalizando. Está eso del ciberespacio, están las organizaciones supranacionales, están las misiones internacionales, está el terrorismo internacional, está un concepto viejo y en el que ha profundizado muy poco - a los americanos y rusos les gusta poco o nada - como es el de la Defensa Europea...

Pues resulta que se pone el acento en Ceuta y Melilla para entretener al personal, digo yo. Nada se dice de Europa o casi nada, y a la ONU que se cita la cita una vez, ni hablemos. ¿Se abandonan las misiones internacionales? ¿Se va a seguir con el 50 por ciento de vehículo militares parados? ¿Qué ejércitos y para qué los vamos a tener? Y hay más preguntas sin respuesta.

Cierto es que los contenidos de los grandes planes de la Defensa Nacional deben ser confidenciales, pero ya que han pasado a los medios lo que han querido, Directiva incluida, podían ser más concretos, dejarse menos cosas en el tintero e, incluso, ahorrarse algunas tonterías que ya no engañan a nadie o a muy pocos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.