www.diariocritico.com
Un nazareno provoca la mayor crisis de la historia de EUPV

Un nazareno provoca la mayor crisis de la historia de EUPV

Quién podría imaginarse que la grave crisis que se cierne sobre Esquerra Unida del País Valenciano (EUPV), la versión valenciana de Izquierda Unida, la está provocando un nazareno, católico ortodoxo y fundador de una hermandad de la Semana Santa Marinera que se confiesa –nunca mejor dicho- comunista convencido, aunque, contradictoriamente, nunca critica las posturas de la jerarquía de la Iglesia, a la cual parece que financia en su declaración de la renta.

  De cara a las pasadas elecciones municipales y autonómicas Esquerra Unida analiza la posibilidad de concurrir en coalición con el Bloc Nacionalista Valencià (BNV), una organización que, como su propio nombre indica, es nacionalista y agrupa distintas sensibilidades que van desde posicione cercanas a CiU y el BNG a militantes eco socialistas y progresistas en general.

   La coyuntura recomendaba el pacto, ante las perspectivas marcadas por los resultados electorales de hace cuatro años, cuando el Bloc no logró superar la barrera del 5 %, aunque llegó a rozarlo. Hechos los cálculos se pensó que ambas formaciones, formalizando un acuerdo, podrían sumar voluntades y contribuir al cambio político en el Parlamento valenciano, donde el PP es la fuerza hegemónica.

  Todo parecía ir bien y la opinión pública acogía bien tal panorama, sobre todo contando con una subida de los socialistas y, de este modo, ambas formaciones podrían desbancar a Francisco Camps de la Presidencia de la Generalitat.

  Se pusieron manos a la obra y bautizaron la operación como “Compromís pel País Valencià” y juntos concurrieron a las autonómicas por las tres circunscripciones. No obstante, una parte de EUPV, especialmente el sector ortodoxo del PCPV, boicoteó el proyecto de coalición. Entre estos se encontraba precisamente Amadeu Sanchis, coordinador de EUPV en la Ciudad de Valencia y considerado el delfín de Gloria Marcos, una profesora de instituto que lleva 18 años en la política activa y, aunque no milita en el PCE, lo apoya abiertamente.

   Finalmente la operación de Compromís a las autonómicas se aprobó con el voto en contra de Sanchis, aunque logró su propósito, en cambio, de cargarse el pacto al Ayuntamiento de Valencia. Y no sólo eso, sino que, con el apoyo de Gloria Marcos, su madrina en política, logró encabezar la candidatura de EUPV a la ciudad, no sin antes cargarse a Mavi González, una de las mejores concejalas -a decir del PP, del PSOE y las asociaciones vecinales valencianas-, quien fue un auténtico gigante y azote al poder de Rita Barberá. Todos sabían que Amadeu poco pintaba si en la misma lista iba Mavi, y ésta desapareció.

  Llegaron las elecciones y el Compromís logró en el Parlament 7 diputados, 5 de EUPV y 2 del Bloc, pero en el Ayuntamiento de Valencia, donde no había coalición, EUPV se quedó fuera, sin representación, algo que no había ocurrido en 30 años de democracia, donde el PCPV, primero, e Izquierda Unida después siempre obtuvo representación municipal e incluso ocupó varias concejalías en pacto con el PSPV-PSOE con Pérez Casado y Clementina Ródenas.

   En realidad, Amadeu ‘logró’ para EUPV el mayor fracaso de su historia y la del PCE juntas, pero, como respuesta, culpó de la derrota a los votantes, al tiempo que aseguró que el resultado era incomprensible dado “el magnifico trabajo desarrollado por su candidatura en la ciudad”.

  Lejos de dimitir, Amadeu y su mentora Gloria se enrocaron. No hubo autocrítica y los colectivos de Esquerra Unida tardaron más de un mes en reunirse porque no fueron convocados e, incluso, no se tramitaron nuevas altas de afiliados, al parecer por si modificaban la correlación de fuerzas que les mantiene en el poder de cara a las asambleas generales de septiembre y octubre.

   Perdido el Ayuntamiento de la capital el debate se trasladó a las Cortes Valencianas. El sector crítico de EUPV, denominado Esquerra i País (EiP) tiene dos diputadas, ambas abogadas -organización a la que pertenece precisamente la diputada en el Congreso Isaura Navarro-, el PCPV tiene otros dos diputados, más Gloria Marcos, y el Bloc tiene, como decíamos, otros dos representantes.

   Una de las primeras cuestiones a resolver en las Cortes fue la designación de representantes en los entres públicos RTVE en la Comunidad Valenciana y RTVV. Para RTVE no hubo problema alguno, pero la sorpresa saltó con la propuesta de Amadeu Sanchis para ocupar ese cargo de consejero en la Televisión Valenciana. La reacción del Bloc y del sector EiP no se hizo esperar: cualquier representante hubiera sido aceptado, pero Amadeu, el principal enemigo del pacto, opositor sin tregua al Compromís, pretendía lograr un puesto de privilegio institucional.

   Con cuatro diputados contra tres en el grupo parlamentario de Compromís sugieren el nombre del sociólogo Xambó para estar en el consejo de RTVV, pero las Cortes respondieron que Gloria Marcos ya había dado el nombre Amadeu a la Mesa, ocultándolo a sus socios y compañeros, para una política de hechos consumados. Así las cosas el Reglamento impide los cambios, salvo que cambie el portavoz y proponga un nuevo nombre. Fue entonces cuando los diputados del Bloc y de EiP sumaron votos y presentaron un escrito donde expulsaban a Gloria Marcos como portavoz y nombraban a  la diputada Oltra como síndica del grupo parlamentario.

   La tozudez de Amadeu Sanchis, que no ha sabido retirarse a tiempo tras fracasar, y el apoyo de Gloria Marcos, que lleva sin apearse de un cargo público remunerado desde 1990, pueden provocar una crisis a la griega en la organización valenciana de IU.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.