www.diariocritico.com

El presidente, nervioso, se encontró en zona hostil y casi discute en varios temas

Zapatero: entrevista de alta tensión de Herrera en Onda Cero

Zapatero: entrevista de alta tensión de Herrera en Onda Cero

· Recado al PP: "Nosotros no nos manifestamos junto a las banderas del aguilucho"
· El presidente asegura que no hay contactos con ETA y dice no esperar un comunicado
· El Gobierno aprobará la reforma del régimen disciplinario de la Guardia Civil, estudia hacer

El presidente bien sabe que Onda Cero no era una radio especialmente 'amistosa' hacia él, pero seguramente no se esperaba una entrevista tan dura por parte de Carlos Herrera. A Zapatero se le notó en algún momento algo tenso y chocó ante la estrategia del entrevistador y su tono poco amistoso. Tampoco dudó en corregir al periodista cuando consideró que se equivocaba en enfocar sus preguntas y ambos llegaron a solaparse en más de una ocasión.

- Escuche la entrevista íntegra en Onda Cero

La entrevista en Onda Cero tuvo tres fases bien diferenciadas. Carlos Herrera quiso imponer desde el primer segundo su estrategia: sacar titulares y dirigir el transcurso de la misma. Lo hizo arrinconando al presidente del Gobierno: preguntas rápidas, directas a los casos de la actualidad más polémica: De Juana y Navarra.

Zapatero intentó llevar esos temas candentes a su terreno acusando al PP de crispar el ambiente político y social. Fue duro en sus frases hacia Rajoy: “Hay que tener algo de amor propio y dignidad” o atajando esta pregunta de alta tensión: “¿Si mañana llega un comunicado de ETA, va a decir usted que no es por trasladar a De Juana?”. Zapatero contestó lo previsible: “Si mañana llega un comunicado de ETA no estará relacionado”. Y dijo otra cosa interesante más: "En estos momentos no hay contactos con ETA".

En el tema de Navarra saltaron chispas, y de verdad. Herrera insistió en que el presidente se comprometiera a una promesa de cara a las elecciones autonómicas de mayo, y ahí fue especialmente reiterativo y pertinaz, lo que hizo que Zapatero comenzara a ponerse nervioso. Preguntado por el último chantaje del batasuno Otegi sobre que “O Navarra o nada”, Zapatero contestó que “dice muchas cosas el señor Otegi”, para luego asegurar que “Navarra es y será únicamente lo que los navarros quieran y decidan… y todo lo demás no sirve para nada”.

Tan ‘caliente’ estaba la entrevista y tanta tensión había en el estudio que Zapatero insistía en esta respuesta y en que al PP no le vale y que con ello construye sus argumentos: “Lo he dicho claro y nítido, pues es igual, mañana tendré más malentendidos”.

Corrigió sin dudarlo al presentador cuando se refirió al caso navarro como una “urgencia histórica”: “Porque Otegi haga unas declaraciones sobre Navarra no hay ninguna urgencia histórica”, dijo algo altivo el presidente.


Estatut de Cataluña

Otro tema polémico fue el del texto estatutario catalán. Herrera le preguntó sobre que si el Constitucional tumba el Estatut en la mayoría de su articulado, terminaría retirando el texto, refiriéndose también a la respuesta de “los socios reaccionarios que tiene usted”, en referencia a Esquerra Republicana. Zapatero intentó no entrar al trapo con este término sobre sus socios parlamentarios y dijo, eso sí, algo enfadado, que el Estatuto catalán “es parecido al andaluz en casi todas las cosas, y el PP no lo ha recurrido”, con lo que presidente y entrevistador se enfrascaron en una discusión sobre este argumento.

Pero este tema llevó al tema de los fondos de cohesión entre comunidades autónomas comenzó la peor fase de la entrevista: “¿Los fondos de qué, Carlos?”, estalló Zapatero, que comenzó a dar una clase pedagógica sobre dichos fondos.


Segunda y tercera fases

Pero Herrera, quizás algo auto-sorprendido por el cariz de la entrevista, cedió cuando llegó el tema de las cifras económicas. Zapatero comenzó a dar el discurso de los logros económicos de su gabinete y pronto la entrevista bajó en interés en alto grado.

Por ello, el conductor del programa matutino de Onda Cero ‘volvió a la carga’. Para este fin sacó a relucir esta pregunta subida de tono: “Yo sé que le gusta mucho que le hablen de Felipe González, se le ilusiona la cara”. Zapatero esperó unos segundos y le contestó solemnemente aunque con cierta gracia que “a mí se me ilumina la cara con mi mujer, Sonsoles, y mis dos hijas”. Luego añadió sobre el ex presidente que “tengo una buena relación y buenos recuerdos”

Y otra más para incrementar la temperatura en el estudio: “Usted que ha sido el presidente del talante quiere ahora arrinconar en la extrema derecha al PP”. Ahí el presidente entró de lleno y contestó, fuera de su talante, efectivamente, que “no somos nosotros los que marchamos junto a las banderas del aguilucho… no hay convocatoria en la que no esté la extrema derecha y en la última [en referencia a la del sábado 10 de marzo contra el traslado de De Juana] tuvieron que tener mucho cuidado para que no se colaran las banderas fachas”.


Medios de comunicación y licencias

Otro tema que llevó al enfrentamiento a las dos partes fue el de los medios de comunicación. Soltó Herrera esta ‘perla’ para el presidente: “Con Prisa, una crueldad sin límite con usted no tiene, ni La Sexta, así como que las emisoras antiguas de Antena 3 para que acabaran en manos de la SER”. He aquí la discusión que se dio después:

Zapatero: “Nosotros no concedemos emisoras, hemos hecho una política de expandir la pluralidad para que haya más libertad. Hemos abierto un canal de televisión y corcovado un concurso de televisión para que haya más pluralidad”.
Herrera: “Depende de a quién se le dé”.
Zapatero: “Ah, ¿depende? Pues antes no decían lo mismo con otros que estuvieron en el Gobierno.
Herrera: “Cuidado, cuidado”.


Final explosivo

Antes de que llegara la hora de entrevista, Carlos Herrera le dedicó unas últimas joyas como regalo: “A qué país me exilio: bebo vino, fumo puros, me gustan los toros y soy españolista”. Zapatero le contestó “para qué entonces, si le gusta España y es un país de los más atractivos, yo también soy españolista, no sabe qué orgullo se siente siendo presidente. Además, ¿a qué país se va ir a ver toros?”. “A Francia, por ejemplo, que tiene unos estupendos”, le replicó el periodista.

Y la última, la más ‘explosiva’: “¿Quién manda más en el PSOE, usted o los de PRISA?”. Esta vez, porque era el final, Zapatero prefirió ser diplomático. El cierre fue más de lo mismo: el talante al fin salió a relucir, ofreciéndose a tomar juntos un café y algo de jamón en otra ocasión.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.