www.diariocritico.com

La localidad navarra vivió un tenso pleno

En Villava consiguen echar a ANV a pesar de la abstención de NaBai

En Villava consiguen echar a ANV a pesar de la abstención de NaBai

Los votos a favor de UPN, PSN e IUN sacaron adelante este jueves la moción que pedía el cese de los cargos de los concejales de ANV en el Ayuntamiento de Villava. En el tercer punto, ANV votó en contra y Nafarroa Bai se abstuvo, porque, según explicó el alcalde, Pello Gurbindo, "nosotros no somos quienes para quitar los cargos a unos  concejales". El alcalde, una vez realizada la votación, desalojó al público que acudió al pleno por increpar al concejal del PSN, José Luis Uriz.
La moción, que fue presentada por el grupo municipal del PSN y que era la misma debatida en Mondragón, pedía a los cargos municipales asumir "un compromiso inequívoco y consecuente sobre el respecto a la dignidad humana como fundamento de los derechos y libertades que de ella se derivan y especialmente el derecho a la vida; la defensa de todos los derechos humanos de todas las personas y el rechazo a cualquier vulneración de los mismos".

   Además pedía "el reconocimiento y garantía del pluralismo político, social, ideológico e identitario y la apuesta por las vías exclusivamente políticas, democráticas y dialogadas; y en consecuencia, la oposición y condena del uso de la violencia o a su amenaza para defender posiciones políticas o para alterar los procesos políticos".

   El segundo punto de la moción pedía que, en consecuencia, "la acción terrorista de ETA, sus últimos atentados mortales así como la amenaza vertida en su más reciente comunicado contra cargos públicos y militantes de algunos partidos políticos, suponen una vulneración flagrante de dichos principios". Estos dos primeros puntos fueron aprobados con los votos a favor de UPN, PSN, IUN y Nafarroa Bai y la abstención de ANV.

   El tercer punto, que exigía de los representantes municipales que no suscriban los puntos anteriores la dimisión o cese de sus cargos de Gobierno, fue aprobado con el voto afirmativo de UPN, PSN e IUN, mientras que NaBai se abstuvo y ANV votó en contra.

Los que la defendían

   En la defensa de la moción, el concejal del PSN José Luis Uriz explicó que el texto era una copia de la de Mondragón porque "estaba muy bien elaborada y porque era 'light' al no incluir la palabra maldita de la condena", por lo que "hoy es un buen día para reflexionar", añadió. Uriz aclaró además, "que la intención de la moción no era echar a los concejales del Ayuntamiento, sino de sus cargos de responsabilidad".

   Por parte de IUN, Charo Fraguas defendió la importancia de la moción "porque no se obliga a nadie a dimitir sino a invitarles y ayudarles a reflexionar". Por UPN, Alfonso Ucar argumentó que ANV "sin condenar no tiene cabida en la sociedad democrática".

En contra

   En su turno de intervención, el alcalde de NaBai Pello Gurbindo recordó que su formación "siempre ha condenado la violencia y en la mayoría de los temas no está desacuerdo con ANV". Sin embargo, añadió que "esta moción es una estrategia" y que la situación de Mondragón "no es la misma que la de Villava porque aquí no gobierna ANV".

   Además, sostuvo que "nosotros no podemos quitar puestos a quienes no se los hemos dado" y en este tema, subrayó que "hay mucha hipocresía y doble moral y una estrategia común contra Nafarroa Bai". Aunque "estemos desacuerdo con el texto no podemos votar a favor por la utilización perversa de la palabra condena".

  Desde ANV, David Bizkai argumentó que los dos primeros puntos de la moción estaban "llenos de generalidades" y el tercero "no soluciona nada porque pidiendo dimisiones no se consigue la paz". Además criticó que el PSN, "con su currículum, no es nadie para pedirnos a nosotros que dimitamos".

   Por último, dijo que la moción "trataba de ocultar la responsabilidad del PSOE en el mantenimiento del conflicto, que legitimaba nuevos pasos represivos con cobertura mediática y un intento de apoderarse de alcaldías que la voluntad popular no les ha dado".

Enmienda de adición

   Nafarroa Bai presentó además una enmienda de adición, que se aprobó, como cuarto punto de la moción, con sus votos y la abstención del resto de grupos. En concreto la enmienda proponía que "el Ayuntamiento de Villava declarara la defensa siempre de todos los derechos humanos, civiles y políticos sin excepción y propugna la defensa del diálogo político y el respeto de la pluralidad para la superación y erradicación de toda violencia".

   Además, reivindicaba "la recuperación del sentido cívico, social y democrático de la condena, y expresa su rechazo a la utilización de la misma como mera herramienta para la aplicación de la Ley de Partidos".

Incidentes

   Tras la votación, y cuando el portavoz del PSN José Luis Uriz intentaba explicar su voto, desde el público se escucharon insultos dirigidos al edil, por lo que el alcalde ordenó que el público desalojara la sala. A continuación, se vivieron unos tensos minutos en los que los simpatizantes de ANV, que gritaban consignas a favor de la formación, pedían también el desalojo de los periodistas. El pleno tuvo que ser suspendido unos minutos.

   El Ayuntamiento de Villava, gobernado por Nafarroa Bai, está formado por seis representantes de esta formación, cinco de UPN, tres de ANV, dos del PSN y uno de IUN.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.