www.diariocritico.com

La eurocámara tiene la ultima palabra

España rechaza la ampliación de la jornada laboral a 65 horas semanales

España rechaza la ampliación de la jornada laboral a 65 horas semanales

España no pudo formar una minoría de bloqueo suficiente para frenar la aprobación de la directiva que amplía la jornada laboral a las 65 horas semanales y Por tal motivo, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho ha reclamado a la Eurocámara que "rectifique" el texto en segunda lectura. Corbacho insistió en que la directiva de tiempo de trabajo supone una "regresión de la agenda social" y acerca a Europa más al siglo XIX que al siglo XXI.
 Los ministros de Empleo de los Veintisiete aprobaron, este lunes, la nueva directiva que contó con el apoyo de Alemania y Gran Bretaña Durante el almuerzo del trabajo se propusieron algunos cambios al texto de compromiso presentado por la presidencia eslovena. Corbacho abandonó la reunión porque tenía que viajar a Ginebra a una reunión de la Organización Internacional del Trabajo.

   Antes de partir, el ministro de Trabajo explicó que las modificaciones que se están discutiendo sólo afectan a la superficie y no "al tema de fondo, que son las 65 horas y además de carácter permanente", por lo que el Gobierno mantiene su oposición al texto. Corbacho se mostró convencido de que esta opinión "es absolutamente compartida por las fuerzas políticas y también por los agentes sociales" en España, y también por otros Estados miembros de la UE.

Medida del siglo XIX

  Corbacho reclamó a la Eurocámara que "no acepte esta propuesta" por considerar que "es una regresión en la agenda social". "Me ha sorprendido mucho que se hable de 65 horas laborales a la semana y se diga que además es un avance social. Es algo que a los ciudadanos y a las ciudadanas les va a costar entender y que lógicamente a mi tampoco me satisface", resaltó.

   Corbacho señaló que, con iniciativas como esta, la UE no puede sorprenderse después "si cada vez más los ciudadanos se distancian de esa Europa que se aleja de lo que realmente a los ciudadanos les gustaría que fuera". "Europa no puede ser solamente un espacio económico, Europa no puede ser solamente el espacio de la flexibilidad, Europa tiene que ser también el espacio de los valores, el espacio de los derechos", insistió.

   "Y cuando un siglo después de que se estableciera el régimen de 48 horas, lo que Europa está hoy discutiendo es que hay que superar estas 48 horas para ir a un régimen de 65 horas, y además para hacer que esa negociación sea entre empresario y trabajador y nunca de carácter colectivo, creo que nos acercamos más al siglo XIX que no al siglo XXI", indicó el ministro de Trabajo.

   Corbacho admitió que "hay sectores que necesitan probablemente una singularidad de horario", en referencia al sector sanitario, pero resaltó que incluso en este caso no se debería llegar a las 65 horas, porque ello impide "la conciliación de la vida laboral y familiar". A su juicio, la directiva de tiempo de trabajo supone una "enorme contradicción" porque aumenta la jornada laboral a 65 horas en nombre de "garantizar la salud y la calidad de vida de los trabajadores y las trabajadoras".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.