www.diariocritico.com

Fuertes recortes de personal en los grandes grupos de comunicación

Los medios de comunicación tampoco se salvan de la crisis. Si se tiene en cuenta que la principal fuente de financiación, la publicidad, se recorta una media del 18% este año, un 17,9% en la prensa diaria escrita de pago, se podrá entender la dimensión de la misma.

Una crisis que acabará por pagarse en puestos de trabajo. De momento la división audiovisual del grupo Prisa, que gestiona Cuatro y CNN + ha sido vendida a Telefónica, sede de Tres Cantos incluida. Juan Luís Cebrián sólo ha salvado de esta operación los servicios informativos de Cuatro y la filial de la cadena norteamericana.

Todo ello pendiente de otra operación en la que se contempla un Expediente de Regulación de empleo que afectará a un número todavía no cuantificado de trabajadores de Sogecable, Ser, y, lo más inquietante, de la publicación emblemática, El País que afectará a algunos de sus periodistas mas conocidos

La compra por parte de Unedisa del grupo de comunicación que presidió Jaime Castellanos, Recoletos, no ha sido bien digerida. Y la resaca de la operación puede acabar por tener un fuerte coste en puestos de trabajo. En la redacción de El Mundo ya se empiezan a hacer números sobre los afectados por un Expediente de Regulación de Empleo y en Marca se van a llevar a cabo paros para protestar por la situación precaria en que viven sus trabajadores. Recortes de colaboraciones y de sueldos resumen esta situación.

Otros grupos también atraviesan por serias dificultades que les lleva a regular empleos. El caso mas significativo es el de Gaceta de los Negocios, pero no el único. El Grupo Zeta depende de su venta, y en RTVE ya se piensa en una nueva reducción de personal tras la todavía no concluida que ha mandado a sus casas a 4.150 trabajadores.

En cuanto a los diarios gratuitos las cosas tampoco se ven de color de rosa. A los despidos habidos este verano en 20 Minutos, se une, ahora, la amenaza de reducción de empleo en el periódico Qué, que registra fuertes pérdidas en sus ingresos comerciales del orden del 20%

Y es que no se entiende que, desde las administraciones, donde parece querer darse la imágen de que no hay crisis, se imponga una moratoria de seis meses, como poco, en el pago de la publicidad lo que provoca serias dificultades de liquidez a las empresas  periodísticas que viven exclusivamente de la publicidad.

Si el sector público dá este ejemplo, a nadie debería extrañar que el mismo  fuese seguido por el sector privado lo que desembocará, necesariamente, en la quiebra de muchas empresas perodísticas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.