www.diariocritico.com
La masa gris de nuestros alcaldes

La masa gris de nuestros alcaldes

Para ser alcalde o concejal en España no hace falta ser inteligente. Basta con ser listo.

Los inteligentes generalmente optan por formarse, por prepararse intelectualmente porque entienden que la inteligencia es una cualidad que hay que cultivar para ser cada día mejor. Los listos basan más su fortaleza en su capacidad para aprovechar oportunidades.

Una persona inteligente acaba siendo catedrático de Etica o número uno de la carrera fiscal y luego, si tiene vocación política, acaba de Alcalde de Madrid como Enrique Tierno Galván o Alberto Ruiz Gallardón.

Una persona lista se mete pronto en las juventudes de un partido político, aprende a intrigar, destaca como hábil sectario capaz de matar a su propia madre  si se lo pide el jefe, y puede acabar cono Alcalde de Leganés o de otro pueblo de España y ser incluso Presidente de la Federación Española de Municipios. Lo único que esa persona lista nunca entenderá es “por qué hay tanto tonto de los cojones que vota a la derecha”.

Todo esto lo cuento porque el ministerio de política territorial que dirige el vicepresidente Chaves ha hecho público un informe que señala que la mayoría de los alcaldes y concejales de España sólo cuentan con estudios elementales, como la EGB, la ESO o el Graduado Escolar.

De acuerdo con el informe, el 22,56% de los alcaldes tiene estudios elementales; el 13,01% han estudiado Bachillerato superior, BUP, Bachiller LOGSE, COU o PREU; un 9,5% han estudiado Formación Profesional; y un 13,28% cuentan con una licenciatura o doctorado. Llama la atención que un 22,1% de los alcaldes se negara a desvelar su nivel de formación. Los datos son prácticamente idénticos en el caso de los concejales, y un 26,5% también se negó a dar información sobre su capacitación.

Lo de ocultar la edad está mal, lo de ponerse peluquín es una ridiculez y de lo meter tripa cuando pasa una tia buena es una inutilidad, pero negarse a informar sobre tu nivel de estudios si eres cargo público es una indecencia, porque es ocultar información a los votantes.

De todas formas hay que reconocer que no andamos muy sobrados de masa gris entre nuestros alcaldes y concejales.

El día que se haga este mismo estudio sobre otros niveles de la Administración sabremos que no solo Montilla es bachiller.

Vea también:
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.