www.diariocritico.com

La Europa de Ramón Tamames

Es un honor participar en este memorable acto académico en el que se distinguen como Doctores Honoris Causa a tres figuras de la ciencia que han nacido en los años 30 y que están en plenitud de vida activa. Ello nos recuerda a la actividad que recientemente destacaba Santiago Grisolía, sobre la neuróloga Rita Levi-Montalcini, Premio Nobel de Fisiología quien a sus 102 años acude cada día al European Brain Institut, para supervisar las investigaciones de sus laboratorios resaltando nuestro gran bioquímico un gran valor, el de las generaciones que se compenetran y rechazando por tanto las generaciones que se aíslan unas de otras de modo suicida a través de esta arbitraria creación de la humanidad contemporánea que hemos dado en llamar jubilación forzosa. Por suerte el Presidente de Italia nombro en 2001a Rita Levi senadora vitalicia, cuando ya tenía mas de 90 años, en una decisión ejemplar, pues su trabajo en algo tan importante como la reproducción de las células esta durando tanto como su vida 

Tras este canto al trabajo y a la creatividad vitalicia de la que son modélicos nuestros tres Doctores Honoris Causa así como a la cercanía de las generaciones que les suceden, razón importante de su reconocimiento y prestigio pasó a glosar mi alabanza correspondiente a nuestro doctorando de honor.

He creído oportuno dada nuestra común condición de catedráticos Jean Monnet trazar en el discurso escrito que se nos ofrece doce secuencias paralelas entre la vida y obra del Profesor Ramón Tamames y la construcción de la Unión Europea que resumo en la presente exposición:

 

1. 1933 es el año del nacimiento del Profesor Tamames, el año en que unionistas y federalistas europeos tratan de realizar un proyecto europeo en el periodo de entreguerras, tal sucede con la idea de Paneuropa, mientras la América de Roosevelt impone el New Deal para la reactivación de la economía y la Alemania de Hitler se prepara para un conflicto bélico en el que, lejos de alcanzar reivindicaciones históricas, acabará en una nueva y sangrienta Guerra Mundial. Paralelamente la España de la II República conoce su primera crisis de gobierno y se conduce hacia un fracaso, saldado por la confrontación entre las dos Españas, lo que el poeta glosará en aquel triste verso, “Españolito que vienes al mundo te guarde Dios”.

              Hijo de Manuel Tamames, doctor en Medicina y Cirugía y profesor de Anatomía y de Carmen Gómez, madre cuidadosa de sus cinco hijos, aquellos acontecimientos dramáticos que se suceden en su país y en su propia familia les conduce en sus primeros años a Extremadura, donde el Profesor recibe impresiones de la vida de campo que fructificarán en su permanente interés por la agricultura.  

            Su abuelo Clemente Tamames, maestro nacional, les enseña las primeras letras con El Quijote; “Sábete Sancho que no es un hombre más que otro sino hace más que otro”. De su padre dirá Ramón que era “anglófilo en lo político, germanófilo en lo científico, francófilo en lo cultural”.

 

2. 1950 es el año del comienzo de los estudios universitarios de Ramón Tamames y es el año de aquel 9 de mayo en que se produce la histórica Declaración Schuman que pone fundamento a la Europa comunitaria. Comienza con la carrera de Medicina, que escoge por inercia familiar, para pasar después a las facultades de Derecho y Economía de las que recuerda su admiración por Ursicino Álvarez, Joaquín Garrigues, Nicolás Pérez Serrano, el padre de su furia esposa Carmen. Don Leonardo Pietro Castro y en la Facultad de Ciencias Políticas y Económicas las figuras de Don Manuel de Torrés, Valentín Andrés Álvarez, Juan Velarde Fuertes quien en un perfil que realizará del Profesor Tamames dirá “honradamente creo que su mensaje lo engarza con ese grupo de hombres que, con Costa a la cabeza, han merecido el epígrafe de regeneracionistas”.

 

            3. Años de 1956 y 1957, decisivos para la gestación del Mercado Común que concluye con la firma de los Tratados en el Capitolio de Roma, años en que en nuestro Doctor fructifica el germen de su impulso antifranquista y reivindicativo que le llevan a protagonizar los sucesos del 56 con Múgica, Pradera, Sánchez-Mazas, Carlos París, Dionisio Ridruejo, Julio Diamante, Jesús López Pacheco, Vicente Girbau, Julián Ayesta, Fernando Baeza, Juan Garrigues Walker, Fernando Sánchez Dragó, Julián Marcos, Jaime Maestro y tantos otros. Con Carlos Zayas y Gonzalo Sol leerá un manifiesto recogiendo de inmediato 5.000 firmas.

              La maquinaria policial del franquismo actúa de inmediato. Tamames será detenido junto con Sánchez Mazas, Dionisio Ridruejo, Jose María Ruiz Gallardón, Javier Pradera, Enrique Múgica y Gabriel Elorriaga; en la ficha policial se dice “Ramón Tamames proclamó, en una reunión estudiantil, que España necesitaba una Constitución democrática”.  


            4. 1957 es el año de la incorporación de Ramón Tamames al Ministerio de Comercio como Técnico Comercial del Estado siendo Ministro del ramo Alberto Ullastres, católico de profundas creencias, primer titular, que entablará negociaciones con el Mercado Común y artífice del Acuerdo Preferencial de 1970.

            Tamames participa en la elaboración del Plan de Estabilización que comportó la apertura de España al exterior y realizó encuentros con comisiones de la OECE, del FMI y del Banco Mundial, formando parte de la negociación de la entrada en el GATT y asistiendo a la conferencia fundacional de UNCTAD, donde entre otros estaban Raúl Prebisch, Giscard d’Estaing, Edward Heath y el Che Guevara.

 

            5. En 1960 mientras el General De Gaulle trata de apagar la Europa comunitaria en favor de la Europa de las patrias, aparece el primero de los libros de Ramón Tamames, “La Estructura Económica de España”, conocida por toda una generación como “El Tamames” en cuya 30 edición aludiendo a su revisión y mejora continua dirá, “los libros son como los hijos, además de traerlos al mundo hay que cuidarlos, intentando que crezcan sanos y fuertes. Hay que comprarles nueva vestimenta al pasar de una talla a otra en su irrevocable mutación biológica.”

            El Prólogo de esta espléndida obra lo escribiría José Luís Sampedro y el Epílogo Juan Velarde quien dirá “Es una fuente histórica de primera magnitud que será empleada una y mil veces para ofrecer de la evolución de nuestra economía del siglo XX”.

Este año de 1960 fue ante todo el año de su boda con Carmen Pietro Castro, hija de Don Leonardo, de cuyo matrimonio nacerían Alicia, Laura y Moncho. Francisco Umbral glosa la inteligencia, belleza y fuerte personalidad de Carmen en su espléndido poema “Teoría de Carmen”. Mas de un centenar de amigos acabamos de asistir el pasado 17 de noviembre a las Bodas de Oro que con la adhesión escrita de los reyes de España, se celebraba en Silos oficiada por el Abad, Dom Clemente Serna.

De 1965 será otra obra con carácter innovador, “Formación y desarrollo del Mercado Común” que le convierte en el maestro español del europeísmo económico e histórico, el “Mommsen”, el gran jurista, filólogo e historiador alemán que recibió el premio Nobel de Literatura en 1902. Es importante recordar aquí que fue entonces cuando se produjo la primera solicitud española de apertura de negociaciones ante las Comunidades Europeas. Pero Europa puso claro que solo podía adherirse un Estado democrático.

 

6. 1969 será el año del relanzamiento de la idea europea cifrado en el famoso tríptico del Presidente de Francia Georges Pompidou, “ampliar, acabar, profundizar”. Este año sería el de la constitución de la Sociedad Ibérica de Planificación y Desarrollo –Iberplan-, empresa de Ramón Tamames con otros dos socios, Gonzalo Saenz de Buruaga y José Tereceiro Lomba, así como con la colaboración esporádica de Pepín Vidal Beneyto.

Se ha dicho que Iberplan fue una fábrica de sueños mucho más que una empresa, fue una excelente plataforma de lanzamiento profesional y político. Muchos de los miembros de su staff son hoy Catedráticos de Universidad: Donato Fernandez, Félix Lobo, Petra Mateos, Braulio Medel, José Serrano, José Terceiro, Santos Ruesga, Kazuei Tocado o profesores titulares, Rafael Esteve, Carlos Moreno y Jose Manuel Revuelta.

Iberplan también jugó un importante papel en la transición política española como lugar de reunión y visita por donde discurrieron conocidos personajes como Simón Sánchez Montero, Eugenio Triana, Marcelino Camacho, Nicolás Sartorius, Felípe González, Pere Portabella, Tomás Salas y Sicco Mansholt, el hombre de la puesta en marcha de la Política Agrícola Común.

 

7. 1975 será el año del informe Tindemans, que claramente plantea el reto de la Unión Europea. Por entonces Ramón Tamames, que pertenecía desde 1956 al Partido Comunista de España, se convierte para muchos en símbolo de la oposición al régimen de Franco. Al fallecimiento del General, ocurrido este año, se articulan soluciones políticas integradoras y se crean organismos unitarios. Aquel año en el que Ramón Tamames obtiene la Cátedra de Estructura Económica de la Universidad Autónoma de Madrid en la nueva Facultad puesta en marcha por Jose Ramón Lasuen, sufre un arresto y de nuevo en la primavera de 1976 será detenido junto al cineasta Juan Antonio Bardem, Eugenio Triana y Enrique Curiel. En la cárcel escribirá la novela “Historia de Elio”, que será finalista del Premio Planeta.

 

8. 1977-1978 son los años de las primeras Elecciones Generales de la España democrática y de la Constitución Española. Ramón Tamames sería elegido diputado y sería ponente y firmante de la Constitución sancionada por el Rey y convertida en la norma suprema del ordenamiento jurídico español. Constituido en firme defensor de nuestra Carta Magna, escribirá con su hija Laura, Magistrada de Justicia, un comentario artículo por artículo de la Constitución, editado con un Prólogo del Presidente de Gobierno Adolfo Suárez. Su gran proyección política y sus grandes conocimientos le permitieron tomar parte en los famosos Pactos de la Moncloa.

 

9. 1983-1985. Años en los que la Unión Europea camina hacia la Unión tras el proyecto de Tratado obra del antifascista y viejo militante europeo Altiero Spinelli y la voluntad de los Jefes de Estado y de Gobierno plasmada en la Declaración Solemne de Stuttgart. Estos son los años en los que se cierra la integración española en las Comunidades Europeas, una senda difícil que Ramón Tamames reconstruye en su publicación “La larga marcha de España”.

Entonces ejerce una importante tarea en la Administración local, como Primer Teniente de Alcalde y en muchas ocasiones como Alcalde en funciones del Ayuntamiento de Madrid presidido por Enrique Tierno Galván, experiencia que abandona al salir del Partido Comunista por no reconocer en él sus fundamentos democráticos, dedicándose entonces a la creación de una federación progresista de idea ecologista, disuelta la cual ingresa en el Centro Democrático y Social. Pero su trayectoria política no merma su gran tarea intelectual; es el tiempo de obras como “Ecología y desarrollo” y sobretodo la publicación de su importante “Diccionario de Economía”, tan elogiada en su Prólogo por Fernando Lázaro-Carreter, Director de la Real Academia Española, obra luego titulada “Diccionario de economía y finanzas” en la que se incorpora como coautor Santiago Gallego, llevando actualmente 15 ediciones y más de 7.000 entradas.

 

10. 1992 es el año de la construcción de la Unión Europea, del Tratado de la Unión o Tratado de Maastricht, cuando ya han sucedido realidades tan trascendentes como la caída del Telón de Acero, la caída del Muro de Berlín y el desmantelamiento de la URSS. Ramón Tamames recibe aquel año su designación como Catedrático Jean Monnet, cátedras otorgadas por una selección de expertos para reforzar la docencia y la investigación sobre la integración europea. Sobre sus publicaciones entonces recordemos el “Curso de Economía” y las “Claves de modernización de la empresa” así como la obra titulada “La formación económica y política de España” en coautoría con Fernando Becker, excelente Catedrático de Economía Aplicada de nuestra Universidad Rey Juan Carlos y Presidente del Centro de Estudios de Economía de Madrid, por entonces Profesor del Master de Comunidades Europeas de la Universidad Politécnica, presentándose en este libro el nuevo modelo económico del postfranquismo que llevaba en su matriz la necesidad del profundo e inevitable cambio político. Ya es reconocida por entonces la cercanía de Ramón Tamames a los medios de difusión radio y televisión y su presencia en los programas de tertulia, abarcando una generalidad de temas.

Fiel y convencido europeísta alienta el proceso que nos lleva a la Moneda Única europea, evaluando la importancia de la unión monetaria en el contexto de una plena soberanía común si bien advirtiendo la lentitud en la construcción de la Unión económica, política, fiscal y social. En el año 2003 nos sorprende con una nueva novela publicada bajo el título “La segunda vida de Anita Ozores”, una rememoración del mundo de La Regenta, la gran novela de Clarín, de quien Tamames toma el relevo para trazar el perfil de una mujer madura e intelectual en un mundo de decadencia política y descomposición social gobernado por el caciquismo y la oligarquía, una mujer que se libera para construir una segunda y una tercera vida. No le falta afición ni tiempo para continuar con sus publicaciones de carácter histórico como la que lleva por título “Ni Mussolini ni Franco, la dictadura de Primo de Rivera y su tiempo”, destacando la construcción de aquella dictadura innovadora con características de desarrollo económico, social y cultural que no aspiró a mantenerse ni a ejercer la crueldad de otras dictaduras.

 

11. 2007 es el año del Tratado de Lisboa, un Tratado conseguido después de un largo proceso en cuyo intermedio fracasó la mal-llamada Constitución Europea. Es el año que Ramón Tamames publica en Planeta “El Siglo de China. De Mao a Primera Potencia Mundial”. Su interés por China le viene de lejos y justifica su condición de Profesor visitante de la Universidad china de Macao y sus colaboraciones con la Academia China de Ciencias Sociales. Ello le permite analizar el modelo de desarrollo de China tras su ya muy avanzada transición de economía de planificación central a economía mixta, incluido el futuro papel regulador del cambio por parte del Partido Comunista Chino. En agosto del pasado año 2010 sería reconocido como Catedrático Honoris Causa por la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijing, donde concluye que China será cada vez más poderosa y más influyente en una paz mundial.

 

12- 2010 es el año de la publicación del último de los libros de Ramón Tamames, “El Grito de la Tierra” donde aborda la inquietante realidad y controversia del calentamiento global y del cambio climático, libro que divide su contenido en tres partes: la conciencia ecológica del planeta Tierra, las emisiones de gases de efecto invernadero que marcan la incidencia entrópica para el cambio climático y, por último, la pregunta ¿más deterioro de la Tierra o acción planetaria? Toda una filogenia reflexiva sobre la perpetuación de la especie humana en el planeta, que en apariencia es dueña y señora de sus destinos, pero que también sufre de su propia soberbia utilización de tecnologías cada vez más potentes y peligrosas.

  ***  

He seleccionado, y no por azar, doce secuencias de la vida y de la obra académica y científica de Ramón Tamames. Doce es el número atómico del magnesio, el mayor energizante de nuestro cuerpo; y es, también, el número de los giros que anualmente da la luna alrededor de la Tierra, según ya conocían los pueblos primitivos por lo que los antiguos astrónomos establecieran los doce signos del zodíaco como perfecta división del cielo. Doce es número solar por excelencia, el símbolo de la perfección y de la unidad. Doce son así mismo las estrellas doradas de la bandera de la Unión Europea.

En este discurso he querido dejar patente como la vida y obra de Ramón Tamames está marcada por el magisterio, la innovación, la curiosidad insaciable, una portentosa memoria, una permanente actualización, un sentido universal y una profunda humanidad. Que, este honor que hoy le dispensa la Universidad Rey Juan Carlos, según dice Fray Luís de León, “siga a la virtud, como la sombra al cuerpo.”

 Y por lo expuesto, solicito se proceda a investir a Don Ramón Tamames Gómez del Grado de Doctor “Honoris Causa” por la Universidad Rey Juan Carlos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.