www.diariocritico.com
Los deberes electorales de Rubalcaba

Los deberes electorales de Rubalcaba

Unos partidos se comportan con mucha más discreción, o transparencia,  a la hora de proceder a las dos máximas tareas pendientes, antes las elecciones de noviembre: el PP no quiere hablar aún de candidaturas, y apenas esboza algunos aspectos del futuro programa, y cuando lo hace, se encarga el presidente Mariano Rajoy. En cambio, el debate sobre personas ya viene produciéndose desde hace algunas semanas tanto en el PSOE como en IU, y el candidato Rubalcaba también “predica” desde hace tiempo sobre algunas de sus prioridades o novedades programáticas. Por ejemplo, nadie saca a la luz el siempre debatido asunto de los imputados por la Justicia, que siempre termina siendo arma arrojadiza entre  los dos principales partidos. Ni sobre otro tipo de incompatibilidades, como las surgidas esta vez en determinadas regiones. ¿Puede ser un alcalde diputado?  El PSOE defenderá en su programa electoral la máxima de la eficacia en el ejercicio de la política y la necesidad de evitar que un político acumule varios sueldos y cargos públicos. El candidato Rubalcaba pretende aplicarse este lema a través de una norma interna que seguirá en la elaboración de sus listas para las próximas elecciones del 20-N, que hará incompatibles el cargo de alcalde con el de diputado nacional y que tratará de que sirva como pauta de conducta para todos los partidos en un contexto de regeneración política. Se trata de evitar que los políticos acumulen cargos, como el de alcalde y diputado nacional, y tiene que ver con algunas de las inquietudes regeneracionistas del Movimiento 15-M. Ahora mismo hay 25 diputados nacionales que son alcaldes, 16 sólo en Andalucía. Se recordará que hace algunos meses, el PSOE y otros partidos denunciaron la acumulación de cargos políticos y sueldos públicos de la número dos del PP, Dolores de Cospedal, que llegó a acumular tres puestos: diputada autonómica por Castilla-La Mancha, senadora y dirigente del partido, por los que ingresaba más de 240.000 euros anuales, el triple del salario del presidente del Gobierno. Rubalcaba propondrá, también, lo que se denomina “el escaño 351”, con el que pretende que los ciudadanos puedan intervenir en el pleno del Congreso (ahora con 350 parlamentarios) en defensa de las iniciativas populares. La pretensión de Rubalcaba es que un ciudadano represente ante el Congreso a los firmantes de una iniciativa legislativa popular, lo que ahora no es posible por la excesiva rigidez de las normas legales. La participación política forma parte del bloque del programa electoral del PSOE referente a la regeneración política. Mientras el presidente del PP posponía para una convención nacional la proclamación de su programa electoral, apenas esbozado en su discurso del fin de semana en Galicia, el candidato socialista trata de ajustar estos días tanto sus principales propuestas programáticas como su equipo: los cabeza de lista que le acompañarán el 20-N. Este martes, el diario El País señalaba que, en esa tarea de confeccionar el equipo, se producen algunas buenas noticias y algún desengaño. Por ejemplo, el actual vicepresidente tercero, Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía 19 años, será el número uno de nuevo por la provincia de Cádiz. También le ha dicho que sí, que repetirá, un histórico, Alfonso Guerra. El ex vicepresidente y ex vicesecretario general del PSOE en la época de Felipe González es el único parlamentario actual que ha estado en el Congreso las nueve legislaturas. Siempre por Sevilla, como ahora. Tiene 71 años. En cambio, Rubalcaba parece que no podrá incluir en las listas a José Bono, el actual presidente del Congreso, quien ha reiterado su intención de no repetir por motivos familiares. Rubalcaba ha intentado convencerle de que reconsidere esa retirada y se presente como número uno por Toledo, pero hasta ahora no ha sido posible. Bono, ya sugirió, durante este verano, en un encuentro con periodistas en Salobre (Albacete), su pueblo natal, que quizás no repetiría en las listas del PSOE: "Mi inclinación personal sería la de no estar", dijo, aunque también dijo que su presencia o no dependería de lo que le pidiera el candidato socialista.. Rubalcaba se lo ha reiterado, pero hasta ahora sin éxito. También le ha dicho que no el que fuera ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, a quien se le ha tentado por Córdoba, donde, de momento, ha dicho que sí la actual titular de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, lo que ha supuesto una disputa interna y personal con la ex ministra de Cultura, Carmen Calvo. Moratinos, tras salir del Gobierno y no lograr el puesto al que aspiró en la FAO, se retira de la política. Rubalcaba, además, cuenta para sus candidaturas con Antonio Camacho, que le sustituyó en el Ministerio del Interior, quien ha manifestado su deseo de concurrir por primera vez a las elecciones generales en la lista de Madrid. Junto a él se situarán Elena Valenciano, que será la número dos por la capital. Rubalcaba quiere doblar el número de mujeres en las listas del PSOE para las elecciones para  llegar, al menos, al 40% de candidatas y reforzar su presencia en los primeros puestos de las listas. Además de Valenciano, coordinadora de campaña y responsable de política internacional del PSOE, el candidato tiene también en alta estima y le reserva un lugar destacado a Cristina Narbona, exministra de Medio Ambiente. Rosa Aguilar y Trinidad Jiménez, tendrán también un puesto relevante. En cuanto a Carme Chacón, que se postuló como rival de Rubalcaba para optar a ser candidata socialista a las generales, aparece con muchas opciones para ser cabeza de lista en Barcelona, aunque el PSC deberá decidirlo a través de primarias en septiembre. Y en cuanto al programa, Rubalcaba presentará este martes a la Ejecutiva Federal del PSOE un borrador de su programa electoral, una especie de pistoletazo de salida de la nueva fase en la precampaña electoral del candidato, que culminará con la Conferencia Política, del 30 septiembre al 2 de octubre.  El candidato socialista, esbozó el lunes en la cadena SER una de sus propuestas clave en las políticas de creación de empleo y de igualdad, consistente en un impuesto nuevo a las grandes fortunas y otro a los bancos, con los que espera recaudar 2.500 millones de euros, que dedicarían a incentivar la creación de empleo. Rubalcaba defiende la apuesta de que la lucha contra el déficit no debe materializarse sólo por la vía de la reducción de gasto, sino que, también debiera hacerse por el aumento de ingresos, con la precisión de que “deben contribuir a la lucha contra la crisis quienes  más tienen”. De este modo, el candidato socialista se desmarca del PP, que ha rechazado tajante y reiteradamente -Rajoy, Cospedal-, subir los impuestos. Rubalcaba evaluó en 1.400 millones de euros los ingresos que el Estado recaudaría con la puesta en marcha del impuesto a las grandes fortunas y en otros 1.100 millones lo que se conseguiría con el gravamen a la banca. Rubalcaba defendió la necesidad de “que quienes más tienen hagan un mayor esfuerzo” e insistió en que si gana las elecciones generales no tocará los impuestos que afectan a las clases trabajadoras y medias. Aclaró que se materializará su aplicación una vez que acabe el proceso de reestructuración bancaria, siguiendo la pauta de países europeos punteros, como Alemania y Francia. En cuanto a la recuperación del impuesto sobre el patrimonio para las grandes fortunas, el candidato socialista aseguró que se definiría con otros parámetros, para evitar que afecte a las clases medias, pero no precisó más. En 2007, el último año en que se aplicó este impuesto, el Estado recaudó 2.121 millones de euros. El candidato socialista también quiso marcar distancias con el PP al rechazar los recortes para cumplir el déficit por la vía de los presupuestos en educación y sanidad, aunque también en “salvar” del recorte esas dos materias viene comprometiéndose el líder popular...
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.