www.diariocritico.com
Fallece el actor y titiritero conquense Gonzalo Cañas

Fallece el actor y titiritero conquense Gonzalo Cañas

lunes 29 de octubre de 2012, 15:09h

El actor Gonzalo Cañas Olmeda, titiritero y rostro conocido en el cine popular español de los años sesenta, ha fallecido esta madrugada en el Hospital de Guadarrama (Madrid), víctima de una insuficiencia renal, informa la entidad de gestión AISGE, de la que era socio.

 Natural de Cuenca, donde había nacido el 7 de julio de 1937, Cañas compartió pantalla con artistas como Lina Morgan, Rafaela Aparicio o Tony Leblanc. Dedicó lo mejor de sus últimos años al teatro de autómatas y disponía del ejemplar con más solera de toda España, fechado en los años veinte del siglo pasado.

   Licenciado en la RESAD, en el cine debutó con un pequeño papel en 'Cerca de las estrellas' (1962), y un año más tarde su popularidad se disparó gracias a 'Confidencias de un marido', junto a Rafaela Aparicio y Enriqueta Carballeira, y 'La máscara de Scaramouche', cinta de Antonio Isasi-Isasmendi, en la que encarnaba a Pierrot.

   También colaboró en 'La frontera de Dios' (1965), con Julia Gutiérrez-Caba y Concha Velasco, o 'Soltera y madre en la vida' (1969), junto a Lina Morgan.

   La más relevante de sus interpretaciones tuvo lugar en 1968, bajo las órdenes de Pedro Olea, en 'Días de viejo color', con guión de Antonio Giménez Rico. Después de 'El sobre verde' (1971), con Tony Leblanc, apenas volvió a actuar frente a la cámara, más allá de 'Mala yerba' (1991) y varias decenas de programas televisivos. También cultivó el teatro e incluso fundó una efímera compañía, La Tarumba, para montar el lorquiano 'Retablillo de Don Cristóbal'.

También titiritero

   Los títeres se convirtieron en su forma de subsistencia, pero siempre considerándose un genuino verso libre. "Se casó muchos años atrás, de manera fugaz, y no quiso volver a sentirse atado nunca más", rememoraban sus amigos, entre los que figuran actores como Alberto Alonso.

   El oficio de titiritero le permitió otros viajes iniciáticos y sin planificación alguna, como sus contactos con colonias hippies en la India. Y en 2001 emprendió el que sería su gran proyecto de los últimos años cuando compró a un conocido valenciano la barraca Hollywood, el teatro de autómatas más antiguo que se conservaba en España, y se enfrascó en su rehabilitación. Recuperó sus 35 personajes uno a uno, restaurándolos por su cuenta o en el taller de un artesano italiano, y consiguió llevar este teatro mecánico de gira por toda España y países como Francia, Bélgica, Italia o la República Checa.

   La última vez que los autómatas de Cañas cobraron vida fue entre el 23 de diciembre de 2011 y el 8 de enero de 2012, en el centro cultural de Conde Duque (Madrid). Entre las últimas voluntades del artista figura, precisamente, que su casi centenario teatro sea donado ahora al Ayuntamiento de Madrid. El entierro de Gonzalo Cañas tendrá lugar este martes, 30 de octubre, en el cementerio de Cuenca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.