www.diariocritico.com

'Santi', educador canino: "Ojalá tratáramos a los perros como a las personas"

miércoles 20 de abril de 2016, 11:51h
'Santi', educador canino: 'Ojalá tratáramos a los perros como a las personas'
(Foto: Masqueguau)

Jaime Vidal ‘Santi’ y Elisa Hinojosa, educadores caninos y adiestradores de perros detectores, están detrás de ‘Mas que guau’, un lugar de encuentro creado ‘por y para’ los perros. ‘Santi’ y Eli llevan muchos años difundiendo la educación canina en positivo, y además de formar a educadores y adiestradores, ofrecen un servicio de residencia, visitas a domicilio, e imparten cursos y seminarios. Diariocrítico ha charlado con ellos sobre este método educativo, en expansión en los últimos años.

- ¿Qué es la educación en positivo?

No sé por qué se etiqueta como educación en positivo cuando en realidad es el único sistema de educación que debería estar vigente. Todo lo que sea utilizar castigos o correcciones, pensamos que no tiene nada que ver con educar, sería otra cosa, pero no educar. La educación canina en positivo es una forma amable de enseñar las reglas de convivencia e implica la no agresión por estrés. Algunos propietarios creen que educar en positivo es no castigar o no generar miedo, pero cuando hacemos que nuestro perro esté demasiado excitado, es otra forma de castigar al organismo del animal.

- ¿El castigo debe quedar desterrado en cualquier situación, incluso ante una agresión?

Cuando aparece un problema en la convivencia, deberíamos buscar la raíz de ese problema. Cuando un perro ladra o se abalanza sobre otro perro, habría que buscar el motivo, que siempre es emocional. Si nos limitáramos a corregir el síntoma del problema, el problema seguiría latente. La mayoría de los problemas de convivencia de los perros vienen del estrés y el miedo, y está claro que no se puede corregir un problema de miedo, añadiendo más miedo. Lo que hay que hacer es anticipar y evitar situaciones que puedan superar al perro.

- Alguien que nunca ha tenido una mascota y decide dar el paso, ¿cómo debe educar a un perro?

Lo que hay que hacer es utilizar el sentido común, es cierto que con la vorágine de Internet hay muchos sitios en los que se puede encontrar información pero también hay información contradictoria, por lo que algunos propietarios acaban confundidos. En las visitas a domicilio, nosotros le decimos a todo el mundo que es algo tan simple como empezar a anticipar situaciones. Los perros aprenden lo que sucede, pero lo que no sucede, no lo aprenden. Con paciencia, es fácil tener a un perro bien educado. Ponemos siempre un ejemplo: todos los perros saben que en la nevera de casa hay comida, pero... ¿cuántas veces hemos visto a un perro intentar abrir una nevera? Casi nunca, aunque nadie duda tampoco de que no lo hayan intentado. Pero lo que ha ocurrido es que lo intentaron. Como no lo consiguieron y nadie les dijo nada ni les castigó por ello, pues han dejado de hacerlo. Los perros son muy funcionales y a la hora de educar, nuestro principal consejo es que el miedo debe estar fuera. Bajo ningún concepto nuestro perro debería tenernos miedo, y a partir de ahí se trata de utilizar el sentido común y entender que los perros están deseando portarse bien, simplemente pasan por etapas en su vida, como los humanos, y hay que tener paciencia.

- ¿Cuál es el error más común que cometen los propietarios de perros?

Eli: El tono de voz, el lenguaje corporal que empleamos a veces, porque el castigo no sólo es el castigo físico. Los perros nos leen como un libro abierto y detectan nuestras emociones.

Santi. Otro error muy común, que vemos en casi todas las casas es que tenemos la extraña costumbre de ser incoherentes y poner a los perros como una moto. Les excitamos por todo y luego nos enfadamos porque están nerviosos. Un ejemplo: cuando vas a sacar al perro a pasear y le dices: ‘vamos a la calle, ¿quién quiere salir a la calle?... El perro se excita y nosotros nos enfadamos porque lo hace aunque le hemos incitado a ello. Quizás deberíamos empezar a pensar que el perro bueno, es el perro tranquilo, y es que un perro tranquilo es un perro bien educado.

- ¿Existen similitudes entre el comportamiento humano y el canino?

El sistema nervioso de los perros es 100% compatible con el sistema nervioso humano. Es decir, los perros tienen emociones similares a las nuestras y tienen una parte racional por la que piensan y aprenden. Muchos profesionales dicen que el error es tratar a los perros como si fueran personas, pero nosotros no creemos que ése sea el problema, sino más bien todo lo contrario. Ojalá tratáramos a los perros como a las personas. En cuanto al comportamiento, el de los perros es muy similar al de las personas, pero ellos lo expresan de forma diferente, su lenguaje es muy visual, además les preocupa mucho que en la convivencia no existan conflictos. Si aprendemos a leer ese lenguaje, la convivencia es muy fácil.

- ¿Hay diferencias a la hora de educar a un perro adoptado de una protectora y un perro que tenemos desde que es cachorro?

El resultado final es idéntico. Nosotros siempre recomendamos adoptar porque las protectoras están desbordadas por el inaceptable nivel de abandono que existe. Cuando adoptas un perro, aunque sea adulto, se va a adaptar a tu vida perfectamente, simplemente necesita un breve periodo de adaptación, que puede ser entre 3 y 4 semanas. Mucha gente no adopta porque cree que un perro adulto no se integrará en la familia o no aprenderá, pero todo lo contrario, es muy factible que un perro adulto se adapte igual de bien que uno que tenemos desde pequeño.

- ¿Existen perros agresivos por naturaleza?

Lo de perro agresivo es un etiquetado que hacemos los humanos, pero es más correcto decir que existen perros con comportamientos agresivos. La agresividad es una respuesta a un entorno que el perro cree que es hostil, una respuesta de inadaptación. Hay que buscar el problema de agresividad en el entorno y en lo que sucede allí, más que en el interior del perro. Salvo enfermedad o dolor físico, casi siempre el problema de la agresividad viene por un entorno equivocado.

-¿A qué se deben, por norma general, los comportamientos agresivos de los perros?

Miedo y estrés provocado normalmente por el entorno y las personas. Casi siempre queremos perros perfectos, pero la verdad es que nosotros somos tremendamente imperfectos. Basta con mirar el ritmo de vida que llevamos; lo hacemos todo deprisa, estamos la mitad de los días cabreados y siempre queremos tener razón. Es entonces cuando aparece la frustración, que muchas veces ‘pagamos’ con nuestros perros. Intentamos paliar la falta de educación del perro enfadándonos con ellos, y esto es fuente de problemas.

- ¿Es posible reeducar a un perro que ha mostrado estos comportamientos agresivos?

Eso lo que nosotros llevamos haciendo durante 25 años. La agresividad, que es un problema serio, conlleva unos riesgos. Un problema no se soluciona de un día para otro, y en el proceso de rehabilitación de un perro hay unos riesgos, y nuestro trabajo es informar al propietario de esos riesgos para que se pueda anticipar o evitarlos. Nosotros pensamos que todo problema de agresividad es tratable y mejorable. A veces, las circunstancias no permiten una mejoría total, pero todo es mejorable.

- Vosotros no sólo trabajáis como educadores caninos sino como adiestradores de perros detectores para la conservación de la fauna. ¿En qué consiste este adiestramiento?

Llevamos muchos años haciendo trabajo de detección, y en los últimos años nos hemos especializado en temas de conservación de fauna. Los perros que conviven con nosotros, nuestra familia y equipo canino, aprenden estas tareas de responsabilidad y son adoptados, así que si pueden hacer estas labores, ¿cómo no van a hacer bien de perros de compañía? El adiestramiento consiste en aplicar la teoría del aprendizaje, los perros aprenden por asociación, entonces les asociamos un olor determinado a algo agradable. Les enseñamos que trabajar con nosotros es algo muy agradable, y cuando lo han aprendido y han comprendido que identificar un olor es algo agradable, les enseñamos un comportamiento para que nos lleven a lo que buscamos y lo señalen. Para los perros es muy fácil aprender a buscar rápido, y lo demás lo hace su olfato. Es importante el sentido de la cooperación, no utilizar nunca correcciones ni castigos y entender que es un compañero de viaje, no un esclavo o una herramienta. La regla de oro es que un perro siempre tiene que ser un perro.

-Según ciertos expertos, el vínculo entre el dueño y su mascota puede llegar a ser muy parecido o exactamente igual a la relación madre-hijo.

Pensamos que los perros son parte de nuestra familia, y no dejan de ser seres dependientes, que dependen del humano que vive con ellos. Entonces perfectamente puede establecerse ese vínculo paterno-filial. Esto les extraña a muchas personas, pero no se trata de una relación patológica sino de una relación de amor. Cualquiera que lea esta entrevista y tenga perro, entenderá lo que estoy diciendo. Un perro es uno más de la familia y el día que ‘se van’, lloras tanto o más como el día que pierdes a un familiar muy allegado.

- Existe una acalorada polémica entre defensores y detractores de los programas de televisión como 'El Encantador de perros' de César Millán o 'Malas pulgas' de Borja Capponi. ¿Qué os parecen este tipo de programas?

Estas escuelas que salen en estos programas de televisión basan su modelo educativo en el miedo, en estar continuamente por encima del perro, por lo que nos parecen sistemas de educación arcaicos, carentes de apoyo científico, y tremendamente peligrosos para los perros. Educar utilizando el miedo como principal herramienta puede traer graves consecuencias. Luego somos muy injustos porque la gente dice que los perros con problemas son agresivos, y es injusto llamar agresivo a un perro que se defiende. Una teoría que defiende el estar por encima, dominar y que el perro muestre su sumisión, es un modelo de convivencia basado en la confrontación. Nosotros lo que planteamos es un modelo de convivencia basado en la conciliación, es decir, el perro es un compañero, y tiene que aprender las normas de convivencia y los límites. Educar de forma amable no significa que no haya límites. Resumiendo, nos parece una ‘mierda’ el sistema que aparece en televisión.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • 'Santi', educador canino: "Ojalá tratáramos a los perros como a las personas"

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    41223 | Maria - 09/05/2016 @ 13:38:21 (GMT+1)
    Buenos días . Tengo un dogo alemán de tres años y es un amor . Por motivos de trabajo me tengo que trasladar a otra ciudad a un piso y no voy a poder atenderle como se merece . He visto que Santi quiere muchísimo a los animales y lo regalaría siempre y cuando este muy cuidado y le quieran

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.