www.diariocritico.com

Comentarios

Comenta esta noticia    ( 7 comentario(s) en este foro )

Ir a la Portada Ver m�s foros Insertar comentario  
Pg. 1 / 1  ir a la página 
 
C C DERECHOS HUMANOS
16/09/2013
12:29:45 AM
Ref. 23752
ADVERTENCIA PUBLICA: Miren el video de www.cchr.es y verán cómo la psiquiatria se inventa enfermedades falsas, drogan a la gente y niños y se llenan los bolsillos. Además aumenta los suicidios y asesinatos con sus pastillas y hace también adictos a sus drogas psiquiátricas.para tenerlos de clientes fijos. Infórmate de los peligrosos efectos secundarios y denuncia sus abusos psiquiátricos. ATENCION: Si sabes de alguién, incluso de un niño, que haya sufrido un abuso o que haya sido dañado por un psiquiatra, un psicólogo, un trabajador del campo de la salud mental o algún fármaco psiquiquiátrico, puedes ponerte en contacto con nosotros en: http://www.ccdh.es/es_denunciar-abusos-psiquiatricos.htm Existen en la actualidad 17.000.000, sí, diecisiete millones de niños en todo el mundo que toman drogas psiquiátricas peligrosas que alteran la mente con 61.000 muertes al año. C C DERECHOS HUMANOS JAVIER ........... WWW.CCDH.ES
(0)   (0)  
B T-M
09/05/2013
12:31:58 AM
Ref. 20976
Gracias DTHC por su comentario. La miseria, como el suicidio, tiene múltiples causas. El bloqueo es una de ellas, pero eso no explica las altas tasas de suicidios. Por poner un ejemplo similar; isla caribeña, casi igual PIB per capita (9.000 dólares Jamaica, 9.900 Cuba) La isla del Reggae, con menor renta, tiene un ridículo índice de suicidios, uno de los más bajos del mundo de 0'3 por cada 100.000 habitantes. Cuba el más alto de toda América, con 18'5. Pero es un índice que interpretado en la línea de Durkheim podría darnos una pista sobre los cambios en Cuba, como cuando los suicidios se dispararon al descomponerse la URSS. En cuanto a la evolución social y económica del país caribeño ahí está Rusia para darnos una pista.
(0)   (0)  
B T-M
09/05/2013
12:17:10 AM
Ref. 20975
Gracias Maestro por el comentario. Supongo que WT hará la zafra de modo voluntario. Es lo menos que se puede esperar de su intachable coherencia.
(0)   (0)  
DHCT
08/05/2013
10:21:55 PM
Ref. 20967
La miseria cubana no es culpa de sus sistema, sino de los estadounidenses con su bloqueo imperialista. Si allí se instaurase un régimen como el español, en seguiría aparecerían unos oligarcas minoritarios que tendrían muchísima riqueza y el resto de la población sería mucho más pobre. Y en seguida tratarían de privatizar los servicios públicos, los cuales, por cierto, allí sí son públicos al 100%.
(0)   (0)  
pascuamejia
08/05/2013
07:35:05 PM
Ref. 20959
Muy buena respuesta tanto a Willy Toledo como a la presentadora.la verdad es que me gustará ver cuánto aguanta WT en Cuba más que nada porque la visión continuada de las bolsas de miseria de La Habana son un terrible recordatorio de lo injusto que es el mundo.
(0)   (0)  
B T-M
08/05/2013
06:31:05 PM
Ref. 20957
Salud don Ángel. Tomo nota del libro y le agradezco su brillante comentario. Todos nos vemos aquejados por los problemas típicos de seguir el acelerado paso de la realidad, y eso a veces nos lleva, en efecto, a los excesos. Lo mismo sucede con las limitaciones impuestas a la extensión de los artículos, que conllevan una excesiva simplificación. Aprovecho por ello la respuesta, don Ángel, para añadir un apunte bibliográfico interesante que no he podido incluir antes para no incurrir en el pecado del inacabable discurso castrista (a propósito de Cuba, digo) Según los manuales de psiquiatría las causas más frecuentes de suicidio son el envejecimiento (los ancianos tienen la tasa más alta de suicidio), la muerte de un ser querido, las enfermedades físicas graves, el trastorno bipolar, el trastorno límite de la personalidad, la depresión, la dependencia del alcohol y de las drogas, un trauma emocional, esquizofrenia, cuestiones de vida estresantes, problemas en las relaciones interpersonales y también, por supuesto, los problemas serios a nivel financiero. Pesan también factores culturales. Rusia tiene la tasa más alta del mundo, con 34'3 suicidas por cada 100.000 habitantes, y en Japón, influidos por el budismo y un halo heroico en torno al suicidio son 80 personas al día, 2500 al mes los que deciden poner fin a sus vidas. Tantos como todos los españoles en un año. El libro del sociólogo Émile Durkheim sobre el suicidio es un clásico, y a pesar de sus años sigue siendo un punto de partida básico para enfocar el asunto. Durkheim presenta una teoría sistemática, uno de cuyos elementos clave correlaciona la tasa de suicidios con un alto nivel de regulación social. Pero cuando una sociedad entra en crisis, es decir, en un periodo de cambio en el cual todas esas reglas ya no valen y aún no hay unas nuevas, la anomia consiguiente crea un estado de incertidumbre y miedo. Durkheim plantea esa anomia no sólo en el terreno económico, sino también en el familiar; con el divorcio como ejemplo típico. Pero cualquier cambio o transición serían traumáticas. El ejemplo más ilustrativo de las teorías de Durkheim se dio en los países bálticos y Rusia con el fin del comunismo cuando se alcanzaron y se mantienen las tasas más altas de suicidios del mundo. Y el más llamativo el de Groenlandia, sometida a unas vertiginosas transformaciones sociales al imponerse un modo de vida occidentalizado. Si en 1971 la tasa era de 4'2 por cada 100.000 habitantes en 1987 el índice se multiplicó por 30 hasta el 128'4 por cada 100.000 habitantes. En la década de los 90 ha descendido, pero se mantiene entre el 77'3 y los 105'4 suicidios por 100.000 habitantes. Parece un problema demasiado complejo para limitarlo a una única causa. Y demasiado serio para usarlo como arma política hablando de genocidio. Esto si ha sido un desparrame; gracias por su paciencia, don Ángel.
(0)   (0)  
Angel
08/05/2013
10:04:45 AM
Ref. 20933
Buenos días, don Bruno. Cada vez nos lo pone más difícil a sus lectores y comentaristas. ¿Qué añadir a su artículo? Por mi parte poco, sólo dejarle constancia de la lectura y de mi mismo parecer al respecto. No es nada nuevo esto, quizá desparramo si comparo esta banalización del lenguaje (y su consiguiente falsificación de los hechos por exceso) con esa otra que de la que hablaba Arendt. Me preocupa bastante la deriva maximalista a la que nos están llevando en este país. Tengo que recomendarles un libro que me ha venido a la mente mientras escribía esto: Guerra y lenguaje de Adan Kovacsics (Acantilado). Salud.
(0)   (0)  

Noticias relacionadas con este foro: