7 de diciembre de 2021, 2:58:41
Noticias


A ladrillazo limpio



Y tú, más. Es el lema de quienes, desde los partidos, desde los distintos gobiernos, se ocupan de la cosa pública, de (teóricamente) gestionar nuestros intereses. Que dicen los populares que el PSOE utiliza la propaganda de RENFE y Adif para hacerse publicidad a sí mismo, es decir, al PSOE. Que dice Zapatero que la tele bajo control de Esperanza Aguirre es una vergüenza por partidista. Y, entonces, el PP habla de la tele andaluza y de RTVE, y de la Cuarta, y de la Sexta…Que dicen los del PP que los socialistas mienten y están corrompidos. Los del PSOE aseguran que más mentirosos y corruptos, ellos, que tienen más corporaciones municipales bajo sospecha de connivencia con las mafias del ladrillo.

Y así andamos: con un portavoz del Gobierno que acusa al PP de mentir cuando dice que el Gobierno pidió a Rajoy entrevistarse con Obiang, y con un Ministerio de Exteriores que, reconociendo que, en efecto, pidió al líder del PP que se encontrase con el dictador guineano, deja en ridículo a Moraleda. Y andamos, asimismo, con un PP que acusa al Gobierno socialista de cosas que ya se hacían cuando mandaban los ‘populares’. Y con un Gobierno socialista que tiene que matizar las imprudencias del presidente en sus entrevistas con la prensa extranjera…Etcétera, etc., etc.

¿Cómo diablos quieren que la ciudadanía crea en su clase política? ¿Cómo diablos va a creer en las instituciones cuando se utilizan como moneda de cambio, yo me llevo un consejero del Poder Judicial y te doy, a cambio, un consejero de Radio Televisión Española, además de otro del Consejo de Seguridad Nuclear (porque así están las conversaciones subterráneas entre las dos principales formaciones políticas en este momento)?

¿Cómo creer en unos políticos incapaces de ponerse de acuerdo para adoptar unas medidas mínimas que luchen contra la corrupción urbanística, que va a dejar a nuestros hijos un mundo peor de lo que nosotros lo encontramos? ¿Cómo aceptar tanto silencio, tantas mentiras, tanta vulneración de la legalidad? Cuesta creer, al leer muchos titulares, al descubrir tantas cosas, que esta gente piense, a la hora de actuar, en nosotros, los ciudadanos, que somos los que les elegimos y les pagamos el sueldo.

 Un día más, perdón por el desahogo. Hay jornadas en las que resulta difícil el autocontrol de esta carta, que a veces es como la que el náufrago encierra en la botella. Quizá mañana haya más motivos para el optimismo, aunque, por la trayectoria que estamos siguiendo, no lo parece. Al fin y al cabo, peor están en la Guinea de Obiang, eso sí. Que es lo que ayer, textualmente, le dijo un renombrado diputado a quien suscribe. País.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com