5 de diciembre de 2021, 19:34:21
Noticias

Los afectados eran ciudadanos bolivianos y paraguayos


Desarticulada una red que organizaba falsos cursos de derechos humanos para traer inmigrantes


 Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una red de tráfico de personas que intentaba introducir a través del aeropuerto de Madrid-Barajas a ciudadanos de Bolivia y Paraguay. Los responsables del grupo habían creado una falsa asociación, que organizaba presuntamente cursos de derechos humanos en Barcelona. En la operación policial ha sido detenida la presunta coordinadora de estos cursos. Se trata de una mujer de 39 años, María Asunción A.V., natural de Barcelona, quien está acusada de la presunta comisión de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y favorecimiento de la inmigración ilegal. Los 51 integrantes del grupo ilegal de inmigrantes han sido rechazados en la frontera.

 


Según informó la Dirección General de Policía, el pasado día 10, agentes de servicio en el aeropuerto de Madrid-Barajas observaron como un grupo compuesto por 26 ciudadanos bolivianos y 25 paraguayos pretendían acceder a nuestro país a través de este puesto fronterizo. Los extranjeros alegaron que el motivo de su viaje era asistir a un curso sobre derechos humanos que iba a impartir una mujer española, que les acompañaba, en un hotel de Barcelona.

Ante las contradicciones de varios de los integrantes del grupo, y dado que todos ellos traían cantidades de dinero similares, los investigadores realizaron las gestiones pertinentes que han permitido la desarticulación de una organización delictiva integrada por ciudadanos de nacionalidad española, que se dedicaban a la introducción en nuestro país de inmigrantes de origen boliviano y paraguayo. Los responsables de la red cobraban a los ilegales 1.500 dólares americanos por trasladarlos a España.

Asociaciones fraudulentas
Para la realización de estas actividades, varios individuos de origen español comandados por María Asunción A.V., que desempeñaba funciones de captadora, se desplazaban a diferentes países sudamericanos, como Bolivia. Una vez en estos países creaban asociaciones fraudulentas de distinta índole, con el único objetivo de captar a ciudadanos que deseaban desplazarse a países de la Unión Europea y trabajar en ellos. En este caso la organización simuló la impartición de un Curso sobre derechos humanos a miembros de la 'Asociación Paraguaya de Asistencia a Sudamericanos" (APAS). De este modo, pretendía introducir al grupo en nuestro país y abandonarlos a su suerte una vez conseguido su propósito.

La detenida señaló a los agentes que era la encargada de impartir estos cursos durante cinco días en un hotel de Barcelona. Este extremo fue desmentido por la dirección del establecimiento, que confirmó la existencia de una reserva para la noche del día 10, que no había sido abonada, sin que constara ninguna petición expresa de los salones de convenciones del hotel para la realización de evento de ningún tipo. Los integrantes del grupo captaban el máximo número de personas para que viajasen a España. Les ofrecían garantías de éxito y aleccionaban con antelación y durante varias jornadas sobre las directrices a seguir en caso de que en la frontera fueren detenidos o interrogados por las autoridades extranjeras, así como la cantidad de dinero y otros requisitos a cumplimentar para franquear con éxito el  control fronterizo.

Para tratar de ofrecer más visos de autenticidad a este viaje habían confeccionado unas carpetas de alta calidad, en las que figuraba en su portada la asociación a la que  presuntamente pertenecían, y en la que se incluía información detallada de un  curso que nunca se iba a celebrar. Todos los irregulares portaban una de estas carpetas de las que hacían ostentación para cubrir las apariencias. En las carpetas aparecía la supuesta dirección en España de la asociación, en un piso de Barcelona. Pero en este número no existía ninguna asociación ni figuraba dada de alta en el registro correspondiente, concluyeron las fuentes informantes.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com