14 de octubre de 2019, 14:50:35
Noticias


Mucho optimismo, ninguna autocrítica y algunos anuncios económicos en el discurso de Zapatero

Dice que el proceso autonómico está representando "una nueva etapa de progreso"
Promete alcanzar un "urbanismo razonable" que pondrá fin a las plusvalías
No hace referencia a un posible adelanto electoral, como insinúan  algunos medios


Una más de 'autobombo' por parte de Zapatero en el discurso con el que ha abierto el Comité Federal del PSOE esta mañana. El presidente del Gobierno, que no ha hecho ninguna referencia negativa a la acción del Ejecutivo, se ha mostrado con su habitual optimismo presumiendo de los logros de estos dos años y medio en materias de economía, trabajo, educación, autonomías y un largo etcétera. A la par anunció varias medidas al respecrto para 2007. Eso sí,  al menos, si admitió que el proceso de paz atraviesa dificultades y que por culpas ajenas "se puede perder  la mejor oportunidad" de los últimos tiempos "para solucionarlo".


Ni una solo autocrítica y muy pocas referencias a los asuntos espinosos como las dificultades por las que está atravesando el proceso de paz o el panorama abierto en Cataluña con el nuevo tripartito que puede poner en peligró la estabilidad del Gobierno en lo que queda de legislatura.

Los dirigentes del PSOE vieron “demasiadas evasivas” en la larga intervención de Rodríguez Zapatero, un discurso de más de una hora que apenas levantó aplausos entre los asistentes al Comité Federal que le escuchaban visiblemente aburridos. Además de la ya anunciada de Joaquín Leguina, la ausencia más notable fue la del todavía presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, que, según supimos,  está de viaje en París.

 Ajeno al poco calor de los suyos, José Luis Rodríguez Zapatero se dedicó exclusivamente a presentar un panorama idílico de estos dos años de Gobierno,  tanto desde el punta de vista económica, social o  de empleo como de futuro. “Es difícil igualar o superar estos tres años desde el punto de vista económico, de empleo y presupuestario, pero lo vamos a intentar”, llegó a decir Zapatero.

 El líder socialista ni siquiera se entretuvo demasiado en descalificar al PP. Sólo un par de referencias  para arremeter contra el video sobre seguridad que han elaborado y para criticar, qué cosas,  el “autobombo” que se daban cuando ellos gobernaban.

Fue cuando le llegó la hora de hablar sobre la inseguridad ciudadana, que desde que el PSOE gobierna, dijo, “hay una fuerte tendencia a la disminución del numero de delitos, diga lo que diga el PP”.

Zapatero, entonces, acusó de lanzar “falsedades” a los populares y destacó que en su afán de criticar la inseguridad que hay ahora en la calle, “se oponen a su misma gestión incluyendo escenas de su propia etapa. Después de este video no es de extrañar que cualquier día convoquen una manifestación contra la guerra de Irak”, ironizó.

Bienvenida a Sebastián

En clave interna, dio la bienvenida a los nuevos candidatos presentes y ausentes – como Miguel Sebastián que no milita en el PSOE - y les animó a que afronten juntos el reto de las próximas elecciones municipales y autonómicas.

Todo ello  porque “tenemos buenas perspectivas” y – recordó- son decisivas para encarar un año después las generales de 2008. Por ello Zapatero les pidió que defiendan los valores del socialismo,  “todos lleváis la misma camiseta”, y un proyecto para “la mayoría” no únicamente para “la izquierda” a la que pertenecen.

El líder del PSOE lanzó frases grandilocuentes para afirmar lo bien que va la economía, el empleo, las políticas sociales, o la vivienda, cuyo precio aseguró que se está “desacelerando y en el último año se han iniciado 85 mil viviendas protegidas, el mejor dato de los últimos quince años”.

A esto añadió otras gestiones que está haciendo su Gobierno encaminadas a mejorar las condiciones de vida de los jóvenes ...Sin embargo, contrapuso su ‘talante’ con el de los líderes populares: “a nosotros nos acompaña la prudencia y el éxito a ellos les acompañaba el autobombo”.

Un urbanismo razonable

Al referirse a las políticas de reformas del suelo, Zapatero simplemente aseguró que tendrán tolerancia cero con los corruptos y manifestó su deseo de “que nos prime la especulación”, como ocurría antes con la nueva ley del suelo, prometiendo un “ urbanismo razonable”, que pondrá límite a las plusvalías.

El balance que presentó en política económica no pudo ser mejor, es “eficaz, creíble y nos permite alcanzar a países que nos llevaban la delantera. Llevamos tres presupuesto consecutivos con superávit y con amplio respaldo que pone de manifiesto la estabilidad del Gobierno”, pero ni una cita a CiU ni al nuevo panorama abierto en Cataluña  ni a la pérdida de alianzas en el Parlamentos .

 Zapatero presumió, además, de haber bajado los impuestos y de haber puesto en marcha una reforma del IRP para “hacer mas equitativas las renta de trabajo”.  españoles.

En materia autonómica destacó el amplio grado de consenso logrado en las reformas estatutarias que demuestran, en contra de lo que vaticinaba el PP, “que no se rompe España”. Zapatero felicitó especialmente a los andaluces por su tarea realizada y arremetió de nuevo contra “los vaivenes del PP, con el ‘no’ en Cataluña y el ‘sí’a la realidad nacional de Andalucía :  “el PP habla mucho de España pero no tiene ni idea de España”, sentenció.

 Sin embargo, sobre el terrorismo  y el proceso de paz pasó de puntillas, limitándose a señalar el “compromiso de búsqueda de la paz, cuestión que abordaremos con determinación, responsabilidad y rigor para poner fin a décadas de violencia terrorista de nuestro país por medios el dialogo pero siempre desde la legalidad y el respeto y máxima consideración a las victimas”.

 Un discurso largo y aburrido que apenas fue interrumpido un par de veces por los aplausos de los miembros del Comité federal ni levantó entusiasmo.

 

 

 

 

 

era.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com