5 de marzo de 2021, 21:28:46
Noticias


Los más duros podrían haberse impuesto



Muy a menudo las informaciones sobre el proceso de paz que se desarrolla para tratar de lograr el final de la banda ETA y la normalización política en Euskadi proporciona informaciones  confusas, e incluso contradictorias.

   Hoy es uno de esos días: de un lado, asegura la crónica de La Gaceta de los Negocios que "los duros de ETA toman el control del proceso de paz. El sanguinario Txeroki se impone a Ternera en una votación interna para sondear la opinión mayoritaria. La organización amenaza con romper la negociación si le pasa algo a De Juana Chaos. ETA traslada al gobierno que el proceso pende de la salud de De Juana Chaos. El ministerio del interior toma medidas para controlar férreamente la salud del etarra.". No es la primera vez que se habla de distancias siderales entre lo que piensan el negociador Ternera y el "jefe militar" Txeroki. Y si en esta ocasión las cosas han sucedido como se nos cuenta y con la trascendencia que parecen tener para el proceso de paz. Por otra parte, el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, ha sus propias valoraciones acerca de cómo van las cosas, o cómo las contempla él mismo. Y resulta que Imaz reconoce aproximación sobre bases políticas en la negociación con Batasuna. Asegura que hay más avances de los que se cree y que el PNV, PSE y Batasuna se han acercado más de lo que ha salido a la luz. O lo que es lo mismo, y que se nos permite observar: El PNV admite que los contactos entre los partidos vascos siguen, pese a la crisis del proceso de paz, e incluso avanzan razonablemente... Imaz viene a revelar que el método y el calendario de la mesa de partidos ya estarían pactados.

   Estaríamos hablando de la anunciada mesa de partidos, entre PSOE-PSE, PNV y Batasuna, en teoría todavía sin inaugurar y sólo sometida al debate de las condiciones de su puesta en marcha... Lo cual da oportunidad al PP para acusar al PSOE de negociar con terroristas pasando por encima de la dignidad de las víctimas.  Todavía hay una tercera información sorprendente en los diarios de este lunes, según la cual, Batasuna no se legalizará e irá a las urnas con agrupaciones locales. Es decir, "pasaría" de la insistente invitación del gobierno  para que proceda a re-legalizarse y a competir en las elecciones como cualquier otra fuerza política "con todas las de la ley". Batasuna parece preferir mantenerse al margen de las normas vigentes y lo que ellas significarían: sobre todo, renunciar a su relación con "el primo Zumosol", como Imaz ha llamado a ETA... En estas circunstancias, si, como parece probable,  el Tribunal Supremo se opusiera, Batasuna volvería a utilizar las siglas de la representación que ahora mismo tiene en el Parlamento vasco, las de PCTV. Según estas informaciones, Batasuna rechaza legalizarse y acudirá a las urnas a través de agrupaciones locales.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com