12 de noviembre de 2019, 1:30:19
Noticias

Buen balance español


Barça y Valencia cumplen con creces en la 'Champions'


El FC Barcelona cumplió en su visita al Levski de Sofía búlgaro y obtuvo un triunfo que le permite seguir dependiendo de sí mismo para seguir adelante en la Liga de Campeones, aunque sólo estará en los octavos de final si consigue ganar al Werder Bremen en el Camp Nou. Por su lado, El Valencia ganó con dos goles psicológicos de Angulo y Morientes al Olympiacos griego en Mestalla, con lo que se clasificó como primero del grupo D para los octavos de final, a falta de una jornada para concluir la fase de grupos.


La victoria del equipo alemán ante el Chelsea deja al Barcelona sin margen de error, ya que un empate en la última y decisiva jornada supondría su adiós a la competición. A los azulgrana sólo les vale el triunfo ante el Werder para seguir defendiendo el título.

   En Bulgaria, el Barcelona cumplió con lo justo. Un gol de Giuly a los cinco minutos adelantó al campeón, aunque ni mucho menos fue un paseo. El Levski dominó durante el primer tiempo y mantuvo en vilo a los azulgrana hasta el minuto 65, cuando sentenció un gol de Iniesta.

   El empate habría eliminado al Barcelona debido a la derrota del Chelsea, lo que alargó la intranquilidad pese a que el partido se puso de cara muy pronto gracias al tanto de Giuly, que aprovechó un balón muerto en el área tras un intento de remate de Gudjohnsen.

   Sin embargo, permitió al Levski verse con opciones. El conjunto búlgaro había sido, además, el primero en crear peligro y le dio un buen susto a Valdés justo antes del 0-1 en una gran jugada de Hristo Yoyov en que dejó clavado a Zambrotta y lanzó al lateral de la red. Además, no se vino abajo cuando el Barcelona se puso por delante.

Los barcelonistas se lo tomaron con demasiada calma una vez encauzado el partido y aparecieron a ráfagas en ataque, donde Ronaldinho trataba de liderar el juego, aunque sufrió numerosas faltas.

   Los búlgaros inquietaron más veces durante el primer tiempo, sobre todo en un lanzamiento de Boriminov, aunque también el Barcelona estuvo cerca del 0-2 en una combinación entre Ronaldinho y Motta, que repetía como titular en una media junto a Iniesta y Deco.

   En la segunda parte, el Barcelona salió con otros aires, dispuesto a liquidar el partido cuanto antes, seguramente espoleado por lo que ocurría en Bremen. Lo intentó Gudjohnsen en dos ocasiones en los primeros tres minutos y en uno de los rechaces Giuly lanzó al palo.

   El francés fue sustituido después por Xavi, como ya ocurrió en Mallorca, lo que llevó a Iniesta a ocupar la banda derecha. Y fue el medio manchego, como premio a su gran momento, quien resolvió el partido, al aprovechar un rechace del portero a un disparo de Deco.

   Con el segundo gol, se acabó el partido y ya sólo era cuestión de esperar si finalmente el Chelsea lograba un empate en Bremen. No hubo 'favor' del equipo de Mourinho, así que al Barcelona no le queda otra que vencer al Werder para seguir soñando con la final de Atenas.

Valencia-Olympiacos: 2-0

Por su lado, el Valencia ganó con dos goles psicológicos de Angulo y Morientes al Olympiacos griego en Mestalla, con lo que se clasificó como primero del grupo D para los octavos de final, a falta de una jornada para concluir la fase de grupos.

   Al conjunto valencianista le bastó un gol en el último minuto de la primera mitad marcado por Angulo y otro de Morientes cuando aún no se había cumplido el primer minuto de la segunda, para doblegar a un Olympiacos flojo que sigue sin ganar fuera de su estadio en Europa después de 31 partidos.

   El Valencia viajará a Roma en la última jornada como primero de grupo con 13 puntos, ya que el segundo clasificado es precisamente el conjunto italiano, que hoy perdió contra el Shakhtar Donetsk y tiene ocho puntos.

   La plaga de lesiones obligó a Quique Sánchez Flores a realizar cambios con sabor a experimento. Con Del Horno y Moretti lesionados, el técnico optó por darle la responsabilidad de la banda izquierda a Curro Torres, lo que provocó que el joven Cerra se quedara en el banquillo. Curro Torres, diestro cerrado y en un habitat antinatural, se atrevió a sumarse al ataque en más de una ocasión.

   Otra de las oportunidades que brindó el encuentro fue para Baraja, titular por primera vez en la temporada después de superar una lesión de más de dos meses. El pucelano cuajó un buen partido, aunque en alguna fase se notó la falta de frescura. Sin embargo, la que más sorprendió fue la entrada de Angulo en la delantera junto a Villa, porque el damnificado era la 'bestia negra' de Olympiacos, Morientes, que le ha marcado cinco goles en tres partidos.

   La probatura le salió bien al entrenador porque Angulo fue el que inauguró el marcador al rubricar un gol psicológico en el minuto 45. El asturiano se fabricó una jugada dentro del área, con recorte incluido, para batir a Nikopolidis de tiro cruzado. Este lanzamiento y un cabezazo de Silva, cerca de la media hora, fue todo el peligro que crearon los locales.

   La moral valencianista sufrió un nuevo rejonazo en forma de lesión. El Valencia sale a lesionado por partido y en la noche de hoy no iba a ser menos. Contra Olympiacos le tocó el turno a Villa, que se tuvo que marchar a los 20 minutos de juego tras un pinchazo en la parte posterior del muslo. Por parte griega, el delantero chipriota Konstantinou tuvo que ser cambiado, también por lesión, al cuarto de hora.

   El Valencia dibujó un fútbol muy plano y demasiado predecible. De poco sirvieron las ganas que le pusieron tanto Silva por la izquierda, como Joaquín por la derecha. El conjunto griego, con muy poco, le bastaba para deshacer cualquier atisbo de peligro valencianista.

   Los hombres de Trond Sollied, muy bien plantados en el terreno de juego, tan sólo inquietaron a Cañizares con lanzamientos desde larga distancia. Rivaldo lo intentó en el minuto 3 y Maric hizo lo mismo de falta directa a la media hora. El portero valencianista no dio opciones en ningún momento y se mostró muy seguro.

'Killer Morientes'

   La primera parte acabó con un gol psicológico de Angulo y la reanudación comenzó con otro tanto de los que hacen daño firmado por Morientes. El delantero valencianista ratificó así lo bien que se le da el conjunto griego. En el partido disputado en Atenas le hizo un 'hat-trick', ya le había marcado otros dos con el Real Madrid, y a los 50 segundos de empezar la segunda parte volvió a marcar.

   Los de Quique Sánchez se animaron y salieron del letargo de los primeros 45 minutos. Joaquín empezó a jugar más por el centro y se marcó una jugada que a punto estuvo de ser gol porque un defensa sacó el balón cuando ya se colaba. Silva se plantó ante Nikopolidis y si tiro lo despejó el cancerbero.

   Olympiacos se vio desbordado, por momentos, por el buen juego valencianista que ahora sí presionaba, robaba y salía con peligro hacia la portería helena. A pesar del 2-0 los griegos no le perdieron la cara al partido más por orgullo que por necesidad.

   A falta de 20 minutos, la grada en pleno pidió la entrada de Tavano en el partido y Sánchez Flores les hizo un guiño cuando lo sacó a falta de un cuarto de hora. Mientras tanto, Joaquín envió un balón a la cruceta con una falta directa desde la banda derecha, antes de que el Valencia durmiera el partido.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com