14 de diciembre de 2019, 14:47:49
Noticias

El líder de los 'populares' habla tras expulsar a Costa de la militancia


A Rajoy, al fin, se le acaba la paciencia: "Santo Job sólo ha habido uno en la Historia"

> El líder del PP anuncia que el próximo martes el Comité Ejecutivo pondrá orden en el partido


En la Junta directiva del PP de Murcia, Mariano Rajoy, comentó la situación del partido a modo de ultimátum. Sin referirse explícitamente a Ricardo Costa expulsado de la militancia esta misma tarde, aseguró que la corrupción es uno de los problemas que tiene el partido y que echará inmediatamente a quien esté haciendo lo que no debe, si tiene "la plena convicción" de ello. Además, señaló que el próximo martes estará solucionado el segundo escollo que sufre su formación -en referencia a las continuas disensiones internas que se viven en Valencia y Madrid, a la que se ha sumado también este jueves la de Castilla y León amenazando con escindirse de Génova- porque ahora sí se le ha agotado la paciencia y ha convocado el Comité Ejecutivo del PP al que acudirán todos los 'barones' del partido para poner orden.


El líder de los 'populares', Mariano Rajoy, enumeró ante la militancia los dos problemas que a su juicio sufre el partido: por un lado, la corrupción y, por otro, las disensiones internas. En referencia al caso Gürtel, Rajoy aseguró que la corrupción le parece una "porquería" y que no la acepta. Por ello, ha asegurado que si tiene "la plena convicción de que esa persona a hecho lo que no debe hacer, esa persona no puede pertenecer al Partido Popular". Eso sí, también ha aclarado que debe ser un juez quien establezca una condena al margen de las responabilidades políticas, justo el día en que Génova se 'cargaba' a Ricardo Costa de manera fulminante.

    Tras denunciar las "continuas filtraciones" del sumario del caso y atacar a la Fiscalía por lo que considera actuaciones "desproporcionadas" e "impropias de una democracia", ha asegurado que desde su partido seguirán luchando contra la corrupción.

De esta manera, Rajoy hacía alusión al tema del día: la expulsión definitiva de Ricardo Costa como militante del PP. La dirección nacional decidió suspender cautelarmente de militancia al ex secretario general tras la nueva 'rajada' del valenciano echando un pulso a Génova. Costa volvió este jueves a Les Corts con la munición preparada e hizo unas declaraciones en los pasillos "como secretario general", pese al veto de la dirección nacional. Horas más tarde, el interesado se enteró de su defenestración por los medios de comunicación. Algo que no evitó que Francisco Camps apoyase públicamente una vez más a su 'mano derecha' por su "extraordinaria gestión", aunque dijese acatar las decisiones del líder del partido. No fue el único que salió a comentar la 'jugada', puesto que el 'hermanísimo' Juan Costa, diputado del PP, no esperó para pedir explicaciones por esta manera de actuar "arbitraria" de la que se mostró "sorprendido profundamente".


"Santo Job, sólo hay uno"

Por otro lado, Rajoy ha dado un golpe en la mesa al referirse al clima de tensión que se vive en Génova y ha remitido a la próxima reunión del Comité Ejecutivo que se celebrará el martes día 3 de noviembre donde espera poner orden. Rajoy quiere dar respuestas a las inquietudes que tiene la militancia sobre dos ejes muy marcados: "respeto" y "lealtad". Por tanto, asuntos como la 'guerra' en Caja Madrid -a la que se refería el propio Rajoy esta mañana insistiendo en la candidatura de Rato para la presidencia- y la posible amonestación a Cobo por sus polémicas críticas a la presidenta de la comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, podrían tener fecha para 'darles carpetazo'. De hecho, será justo al día siguiente cuando el vicealcalde de la capital acuda a dar explicaciones ante el Comité de Derechos y Garantías del PP nacional.

    Rajoy habló también de las distintas percepciones que existen dentro y fuera del partido sobre las medidas que se deben tomar en cada caso, algunas incluso "irresponsables", y manifestó su disgusto ante quienes intentan marcarle los tiempos. "Los políticos debemos ser justos, equitativos y no ser arbitrarios", hay que tener muchas condiciones para saber valorar las decisiones y en ocasiones hay que "ser audaz" y en otras "prudente", decía Rajoy. "La paciencia es una de las grandes virtudes que ha de tener un político porque Santo Job sólo ha habido uno en la Historia", remachaba sólo unas horas después de que el ex presidente Aznar instase a atajar los casos de corrupción "con presteza" para poder gobernar un partido, haciendo unas veladas críticas al actual líder del PP, Mariano Rajoy.


- Más información:



Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com