20 de octubre de 2019, 0:26:20
Noticias

Reacciones a los nuevos estatutos bataunos


IU y el nacionalismo vasco piden la legalización 'ya' de los abertzales


Reacciones contrapuestas para la nueva formación abertzale presentada por Etxeberria e Iruín: para el PP, esto no significa nada y exige al Gobierno que actúe no cambie la política antiterrorista y que actúe con el máximo rigor contra ETA y los batasunos; para el PSOE, los estatutos del nuevo partido abertzale suponen una "mejora notable" desde situaciones anteriores, puesto que por primera vez rechazan la violencia de ETA. Para IU y los nacionalistas vascos, la cosa está clara: se debe legalizar ya a la izquierda abertzale.


Valoraciones muy distintas para un mismo hecho concreto. Los nacionalistas vascos ven muy positivo el paso dado por la izquierda abertzale, pero el PP y UPyD consideran que es más de lo mismo, otra especie de 'tregua-trampa' para conseguir únicamente que ETA se rearme y que su 'brazo político' vuelva a las instituciones. Reacciones enfrentadas que auguran que lo que haga el Gobierno respecto a una posible legalización de los batasunos va a ser examinado con lupa.

Para el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, los estatutos del nuevo partido abertzale suponen una "mejora notable" desde situaciones anteriores, puesto que por primera vez rechazan la violencia de ETA, aunque se cura en salud y añade, en una especie de guiño al PP, que la democracia debe ser "muy exigente" y que para unos grupos que "han apoyado la violencia" más de 25 años "no serán suficientes unas manifestaciones o unos estatutos de un partido".

"Es una novedad, es mucho mejor que estén condenando la violencia que apoyando la violencia y, en cualquier caso, la democracia será muy exigente, estoy convencido, con estos grupos", dijo Iglesias tras la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE a la que ha asistido Zapatero. Para el PSOE, la expresión utilizada por los batasunos no es del todo correcta, porque el texto presentado este lunes habla de rechazo de 'todo tipo de violencia', incluida la de ETA.

No obstante, desde el PSOE se mantiene la tesis de que no corresponde a los partidos políticos decidir si la nueva formación podrá concurrir a las elecciones municipales y autonómicas, sino que ahora lo analizará el Gobierno y posteriormente los tribunales. Eso esta bien, pero Iglesias ha avanzado que, de momento, lo expuesto este lunes en Bilbao es "una mejora notable" y "una gran novedad" el que el mundo abertzale rechace la violencia, "mucho mejor" que el que la estén "apoyando".

Cayo Lara pide la legalización

En una posición mucho más evolucionada, el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha dicho que “no se puede negar ni retrasar la legalización de una fuerza que cumple las condiciones marcadas por la ley”. Para él, “la presentación por parte de esta nueva formación de la izquierda abertzale de unos Estatutos donde se rechace expresamente la violencia de ETA constituye un gran avance en la normalización política en Euskadi”. Y “esta situación crea mejores condiciones para que los problemas existentes se puedan resolver exclusivamente por medios políticos, tal y como IU ha defendido de forma reiterada”.

Lara ha dejado claro el pensamiento de IU en esta materia: “Izquierda Unida se ha mostrado siempre contraria a la Ley de Partidos. Hemos mantenido y mantenemos que no se pude impedir que decenas de miles de ciudadanos puedan elegir libremente a sus representantes políticos”. Ahora bien, “nuestro posicionamiento claro nos permite exigir a ETA con la misma contundencia que deje las armas de forma completa y definitiva. Y esto debe anunciarse lo antes posible y realizarse de forma verificable”.

Aralar: "El Estado tiene muy difícil poner excusas"

Desde Aralar, una antigua escisión batasuna, la cuestión está clara, según lo ha expuesto su vicecoordinador, Jon Abril: el Estado tiene "muy difícil poner excusas" para no legalizar al nuevo partido de la izquierda abertzale, porque "no se puede decir más claro que no se acepta ninguna violencia, tampoco la de ETA".

Según Abril, "la declaración que hoy han presentado aquí desde la otra sensibilidad de la izquierda abertzale deja bien claro y muy claro esa voluntad de romper con el pasado y esa voluntad de actuar en política única y exclusivamente por cauces políticos y democráticos". Así, pues, tras este "gran avance", corresponde al Estado español "dar la respuesta por la que está clamando la sociedad vasca", lo cual supone la legalización del nuevo partido para que todas las formaciones puedan "concurrir en igualdad de condiciones a las próximas elecciones". Lo contrario, "sería un gran avance para este país y para la paz".

EA: "Ya no puede haber argumentos jurídicos"

Una posición similar a la de Aralar es la mantenida por EA, para cuyo secretario general, Pello Urizar, "ya no puede haber argumentos jurídicos" para impedir la concurrencia electoral de la izquierda abertzale, dado que "ha quedado claro que lo que se estaba adelantando en las últimas semanas e incluso meses, es ya evidente, es cierto: un compromiso nítido por las vías exclusivamente políticas y pacíficas".

Para Urizar, tras conocerse los estatutos, la cosa está clara:"Ya no puede haber argumentos jurídicos para evitar" que la izquierda abertzale concurra a las elecciones, puesto que "de ahí en adelante si hay alguna razón, será una razón política".

Alternatiba: legalización ya

Y en ese mismo plano se ha situado la plataforma Alternatiba, cuyo portavoz, Oskar Matute, exige al Gobierno de Zapatero que "no obstaculice" la legalización de la nueva formación "anteponiendo sus intereses electoralistas a las ansias de paz y normalización del pueblo vasco, que necesita borrar de su mapa toda expresión de violencia y de vulneración de los derechos civiles y políticos para superar el conflicto".

Matute se pregunta que "si el desmarque de cualquier tipo de violencia es evidente y la izquierda abertzale se ha avenido a la Ley de Partidos, por antidemocrática que ésta sea, ¿qué razones puede tener ningún demócrata para seguir pidiendo que no estén en unas elecciones?": "El único motivo es el interés electoralista". Así que, dado que "ya no hay ninguna fuerza política que justifique a ETA", ahora "tenemos la obligación de construir Euskal Herria desde la izquierda".


Lea también:

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com