21 de noviembre de 2019, 18:12:49
Noticias

Martes negro en la provincia de Toledo


Javier Corrochano pide respeto a los medios de comunicación

4 fallecidos, tres en accidente de tráfico y uno en circunstancias por determinar


El subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, Javier Corrochano, pidió respeto ante el accidente que tuvo lugar el martes en la A-5, a la altrua de Maqueda (Toledo), y en el que fallecieron tres personas. Los datos que aparecen en los medios de comunicación hablan de conductor kamikaze y según Corrochano hay que esperar los resultados de la investigación para determinar si fue o no un error del conductor que circulaba en sentido contrario.


Corrochano realizó estas declaraciones a preguntas de los medios durante la rueda de prensa que ofreció para dar cuenta de los resultados del Plan Operativo de Respuesta Policial al Tráfico y Consumo de Drogas en Centros Educativos y sus entornos en la región.

Asimismo, explicó que el conductor que circulaba en sentido contrario, identificado como Guillermo L.G.H., de 51 años, y natural de Erustes (Toledo), condujo así desde el punto kilométrico 80 hasta el 72 de dicha A-5, tras "salir de una vía de servicio", dijo.

Por otra parte, confirmó que los fallecidos son tres personas, dos de ellas matrimonio e identificadas como Santiago M.G., de 67 años de edad, y María Milagros B.R, de 62 años. El tercer fallecido era nieto de los anteriores y respondía a las iniciales de Miguel Ángel B.M. de tres años.

Corrochano explicó que los tres fallecidos se dirigían hacia San Esteban del Valle (Ávila), aunque eran naturales de Madrid, mientras que la persona que conducía en sentido contrario era profesor en un colegio concertado de Talavera de la Reina (Toledo).

Por último, el subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo llamó a la calma y espera que las investigaciones policiales que se están efectuando en estos momentos determinen las verdaderas causas de dicho siniestro mortal.

Muerto en Escalona

Por otra parte, Corrochano explicó que el trabajador rumano que apareció, el martes, muerto junto a un tractor en la finca 'Monteparedes' de Escalona (Toledo), tenía 27 años de edad y era autónomo, por lo que poseía todos los papeles en regla.

Según el subdelegado del Gobierno en la provincia de Toledo, este joven "debía tener un contrato en prestación de servicios" en esa finca. Así, instó a que se espere a los resultados de la autopsia para determinar qué fue lo que le causó la muerte. Sin embargo, Corrochano manifestó que todo indica que el tractor con el que trabajaba el autónomo pudo volcar, por lo que le habría caído encima.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com