7 de abril de 2020, 12:54:53
Nacional

Recuerda que España no tiene "petróleo ni minerales"


Felipe González propone ligar salarios y productividad

Por Diariocrítico/Agencias

El expresidente del Gobierno Felipe González ha reflexionado este martes sobre las reformas necesarias para salir de la crisis y ha pedido a los sindicatos que "pacten" una reforma para que los salarios se relacionen con la productividad "con unos mínimos" de base. "A veces se cree que esto no es de izquierdas, pero lo pido de verdad, con el corazón y con la cabeza", ha subrayado.


Y, ante unas 4.000 personas en Ourense, ha pedido que no se sobrepasen "las líneas rojas" que defiende el PSOE, en referencia a los recortes en la sanidad y la educación públicas, a fin de proteger el "capital humano" de España. "No somos ricos en petróleo o minerales, sólo tenemos lo que tienen nuestros hombres y mujeres sobre los hombros", ha enfatizado.

   Para ilustrar esto, ha argumentado que "el que depende del petróleo, no quema sus pozos", de modo que España, que depende de sus habitantes, no puede "destrozar" el sistema que les protege. Según su criterio, la educación y la sanidad han de ser públicas y de calidad para "formar ciudadanos para el mundo" y no "supuestas élites que miran por encima del hombro" a los demás.

   En su primera aparición en Galicia en campaña, González ha señalado que España padece el mismo problema de falta de productividad que Italia, si bien este país ha llegado a su situación actual, según su parecer, porque padece "una fragilidad" a mayores, que se llama Berlusconi. Sobre el país transalpino, ha alertado de que "el plan de ajuste de Merkozy, con el que ni el Fondo Monetario Internacional está de acuerdo", le meterá "en recesión".

   Al hilo de ello, ha defendido la propuesta de Rubalcaba de aplazar la deuda y ha criticado a la canciller alemana por alarmar sobre la posibilidad de que "el problema de la deuda europea se tarde 10 años en resolver". "¿Y qué, si las familias tienen hipotecas a 30 años?", ha espetado, y ha reclamado "negociar nuevos compromisos" ante el riesgo de "matar a la economía europea".

"Pura torpeza"

   En este sentido, ha criticado la "pura torpeza política" que rige en las decisiones de Europa y ha advertido de que "se está cometiendo una gran estupidez a nivel europeo" tanto en la gestión de la deuda como en la defensa contra el ataque de los especuladores, que hacen subir las primas de riesgo.

   "¡Estoy hasta el gorro de la primita del alma!", ha remarcado, para reclamar que el Banco Central Europeo actúe a la manera de la Reserva Federal de Estados Unidos y compre la deuda cuando hay un movimiento especulativo, ya que el BCE únicamente llega a adquirir el 10 por ciento y "diciendo que es algo excepcional y transitorio". "¡Vaya consejo se le da a los especuladores, para que se vayan 15 días de vacaciones y después vuelvan!", ha ironizado.

   Todo ello le ha hecho concluir que Europa "está fallando una vez tras otra" y que "es insoportable" su "falta de gobierno político". En el caso concreto de Merkel, ha criticado su "falta de visión europeísta" al no percatarse de que "la crisis no es sólo de Grecia, Irlanda o Portugal", sino de que también su país "crece cero" si los demás países no pueden adquirir los productos que exporta.

   En todo caso, ha indicado que "la crisis se juega en dos tableros", que son "uno interno y otro europeo" para admitir que "todos los gobiernos cometen errores". Centrándose en España, ha respaldado al presidente Zapatero por tener que haber sacado adelante "un paquete de ajuste sin el apoyo del PP" y que ha permitido no llegar a la situación de otros países del sur de Europa.

"Nunca tuvimos el apoyo de la derecha"

   Dejando aparte la economía, ha recordado en su intervención ante un público entregado la universalización de la educación hasta los 16 años, la Ley de Salud y las normativas que regulan las pensiones contributivas y las no contributivas, a las que el PP se opuso. "Nunca tuvimos el apoyo de la derecha", ha lamentado.

   También ha abordado la financiación del sistema sanitario y se ha mostrado convencido de que, si pudo levantarse tras "la segunda crisis del petróleo, con el país sin modernizar" y con 4.500 dólares per cápita al año, ahora es posible mantenerlo, ya que se superan los 30.000 dólares. En la misma línea, ha defendido que llegó al Gobierno con 650.000 personas en la universidad y que abandonó La Moncloa con 1,6 millones de estudiantes, de los que 900.000 tenían "algún tipo de beca".

   "Ahora dicen que no hay dinero para pagar la educación y la sanidad, pero lo que hay es un problema de prioridades", ha sentenciado Felipe González, consciente de que, por cuestiones "ideológicas", el PP concibe la salud como "un negocio". "Pero con la salud no se juega", ha advertido, para evidenciar que "Rajoy dice que no la tocará, porque está transferida a las comunidades, donde la están tocando los suyos".

   Tampoco la igualdad, como ha relatado, ha gozado del aprecio de la derecha, ya que "habrá pasado mucho tiempo" hasta que Rajoy "se dé cuenta" de que "si ganar el futuro depende del talento, no se puede desaprovechar la capacidad del 52 por ciento de la población". "No es sólo un problema de igualdad", ha esgrimido.

Votar al PSOE

   Finalmente, tras poner de relieve que al PP "nunca se le ocurrió echar una mano" ante el "ataque despiadado de los especuladores" porque "su pasión es echar la culpa a Zapatero", ha señalado a "cabreados y confundidos" que "sólo" el PSOE "puede parar al PP" y "defender lo público ante la privatización que empieza a llegar hasta las conciencias".

   "El voto de la derecha se concentra siempre, pero la izquierda se divide y cada vez surgen más fuerzas política que aspiran a ser llave. Mi experiencia es que las llaves casi siempre abren para la derecha, así que no se dejen engañar", ha arengado el expresidente socialista.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com