27 de febrero de 2020, 6:13:28
Nacional

Rebajará el sueldo de empleados públicos y subirá tasas universitarias, el transporte público, el agua...


CiU aprieta el 'cinturón' a Cataluña después de su éxito del 20-N

- Artur Mas estudia implantar un 'pseudo-copago' con una tasa por receta

Por Diariocrítico/Agencias

La Generalitat recortará en 2012 el sueldo de sus empleados públicos y estudia crear una nueva tasa por cada receta farmacéutica dispensada en la sanidad pública para "evitar abusos". Estas son dos de las medidas más significativas que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha presentado este martes, tras la primera reunión que ha celebrado el Consell Executiu tras las elecciones generales.


Así, subirán las tasas universitarias, el precio del transporte público y el recibo del agua; estudia el incremento del precio de la gasolina, que no afectaría a transportistas y sector primario, e introducir una tasa por receta farmacéutica dispensada en la sanidad pública para "evitar abusos".

   Lo ha expuesto el presidente de la Generalitat, Artur Mas, en la rueda de prensa posterior al primer Consell Executiu tras las elecciones generales, recalcando que el Govern es consciente de que no se puede recortar más en sanidad, educación y servicios sociales porque se cruzarían "líneas rojas" que deteriorarían estas prestaciones públicas.  Mas ha asegurado que él es partidario de revisar las "condiciones laborales" de los empleados públicos, minimizando los despidos, y limitándolos únicamente en aquellos organismos públicos que, tras la reorganización del organigrama hecha por el nuevo Govern, se han quedado prácticamente sin funciones.

Sólo en organismos con menos actividad

   Según Mas, si estos organismos públicos han perdido atribuciones "no pueden mantener sus plantillas" actuales, aunque ha indicado que el Govern pondrá todo su empeño en despedir a la menor gente posible.

   El presidente ha indicado que hay organismos de la Generalitat que, tras los siete años de tripartito, están "con un volumen muy por encima" de sus posibilidades: "Se han inflado mucho las plantillas en los últimos cuatro o cinco años, incluso en plena crisis, y esto no tiene sentido", ha resaltado.

   Mas ha asegurado que él es partidario de que, en vez de despedir a empleados públicos, se renegocien las condiciones laborales para mantener puestos de trabajo.

   "Nuestra idea no es despedir a gente, sino moderar las condiciones laborales de los trabajadores, es mejor que haya trabajo para todos que no sólo para unos pocos y paro para otros, esta es la manera más justa de repartir los sacrificios", ha indicado el presidente, que por ahora no ha dado detalles sobre cuáles serán los organismos, empresas públicas y entidades autónomas que verán reducida su plantilla.

Regulación estatal

   Al igual que los empleados públicos de toda España, los de la Generalitat sufrieron en mayo de 2010 un recorte de sus sueldos, a raíz del primer paquete de ajustes que aprobó el Gobierno central.

   Mas no ha dado detalles de las cantidades que los empleados públicos dejarán de cobrar y cómo afectará en sus nóminas, si en el salario base o bien con recortes en los distintos complementos.

   El presidente ha asegurado que ante la crisis, hacen falta "esfuerzos, sacrificios y ajustes por parte de todos".

   Ha indicado también que si el nuevo Gobierno central de Mariano Rajoy aprueba una eventual reducción del salario de los trabajadores públicos --como ya hizo en 2010 el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero--, en Catalunya no habrá un doble recorte, y entonces se aplicará el decreto que se apruebe desde el Estado.

   Zapatero aprobó el pasado año la primera rebaja de sueldo de los empleados públicos de la historia, que vieron reducidas sus nóminas un cinco por ciento de promedio, afectando más a los que tenían más ingresos.


Lea también:

- Especial Elecciones 20-N>>

- Diariocrítico de Catalunya>>
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com