4 de marzo de 2021, 11:35:51
Nacional

En el Congreso Iberoamericano de Nuevo Periodismo


Moratinos y Jordi Sevilla, contra la 'rebelión de los ricos' de Merkel

Por Manuel Ángel Menéndez

La ONU no cumple con su papel de liderazgo mundial; el G-20 no sirve en su actual estructura y desarrollo; el Consejo Europeo está fuera de la realidad y su presidente no cumple un papel real de representación de la UE; Alemania se ha colocado en una posición predominante que no ayuda a la lucha contra la grave crisis financiera y la especulación; no existe un liderazgo mundial y para colmo se está desarrollando una globalización que no corre pareja a una integración regional. El VI Congreso Iberoamericano de Periodismo ha hecho aflorar en su segunda jornada de este viernes el auténtico espíritu 'doceañista' de Cádiz.


Hay una falta mundial de liderazgo que lastra o impide la lucha real contra la crisis financiera y contra la especulación. Es una reflexión que ha quedado patente en el Congreso Iberoamericano de Periodismo que se celebra en Cádiz bajo la dirección de Fernando Jáuregui. En esta segunda jornada se han analizado los problemas propios de España y de Iberoamérica -económicos, políticos y sociales-, pero también la falta de respuesta de los organismos internacionales, como la ONU, el Consejo Europeo o el propio G-20 para afrontar los problemas de la crisis y su globalización.

Esta segunda jornada ha contado con representantes de excepción: desde los políticos Ana Oramas, de Coalición Canaria; Antoni Picó, de CiU, o el magistrado Juan Luis Rascón, hasta los ex ministros Jordi Sevilla o Miguel Ángel Moratinos. Si las conclusiones de la apertura del Congreso un día antes ya anticipaban la seriedad y calidad de los debates, esta segunda sesión ha sido realmente realista y crítica con el sistema que ha sido incapaz de ofrecer soluciones a los problemas sociales, políticos y económicos de España, Europa e Iberoamérica en conexión con la crisis mundial.

En el orden internacional, especiales han sido las intervenciones de Moratinos y de Ana Oramas, en la sesión de la tarde. El ex canciller español, despojado ya de las prevenciones propias del cargo en el que cesó, habló sin ambages: se colocó frente a la tiranía de los mercados, confirmó que hay un ataque especulativo y deliberado contra el euro, criticó a la Unión Europea -y a Alemania, en especial- su falta de altura política para afrontar cambios de integración regional parejos a la globalización y pidió un desarrollo eficaz del G-20 y un cambio en el Consejo de Seguridad de la ONU para dar una salida al problema palestino.

La idea del ataque al euro fue desarrollada también por la diputada canaria Ana Oramas -brillante en su intervención-, que destacó el hecho de que "el crédito masivo y barato [que disfrutaron los países europeos] fue una especie de caballo de Troya": los especuladores entraron por la puerta falsa en los países occidentales y les quitaron su solvencia. La inutilidad -en su actual concepción- del G-20 para dar soluciones a la crisis fue otro punto que desarrolló Oramas en el mismo sentido que Moratinos. Como, igualmente, la incapacidad de poner cerco al reto de China, infiltrándose -"esquilmación" fue la palabra utilizada- en África y en América Latina. El escaso -o nulo- papel que está jugando el G-20 en esta crisis mundial del sistema financiero y de la especulación fue corroborado también por Jordi Sevilla, que, como los anteriores, definió a esta organización como "un club de amigos" en su actual formulación.

Los problemas internos españoles

Previamente, la sesión de la mañana se desarrolló de una forma igualmente densa. Aquí, diferentes ponentes, como Juan Luis Rascón, Jordi Sevilla o el nuevo diputado electo de CiU Antoni Picó, analizaron en profundidad desde la pérdida de valores políticos-sociales que vivimos en España -una auténtica crisis nacional dentro de la crisis global- hasta la problemática del desarrollo autonómico o el tenso camino hacia el Estado federal. Éste fue, precisamente, un importante punto de fricción entre el ex ministro Sevilla y el catalanista Picó.

Rascón hizo en la sesión matutina un análisis realmente desolador de la realidad política y social española: tenemos un sistema electoral injusto; vivimos en una partitocracia agobiante con una especie de sinarquía dentro de los partidos políticos que impiden que éstos -especialmente los mayoritarios PP y PSOE- tengan un funcionamiento realmente democrático; la no fiscalización y transparencia en los jueces y en el poder judicial propicia acciones cómo un juez pueda enjuiciar a una multinacional de la que es accionista, y, en general, las actitudes políticas que nos definen han producido ya un divorcio entre la sociedad, sus representantes y sus instituciones.

Precisamente, sobre ese divorcio, pero también en términos generales, otro ponente, Jordi Sevilla, desarrolló la tesis de que lo se está produciendo en Europa es una auténtica "revolución de los ricos": es decir, que de la misma manera que en España el que más tiene se rebela y no quiere pagar más, también los países más ricos de Europa -Alemania, especialmente- no quiere pagar una crisis que están padeciendo de forma más penosa los países del sur -España incluida-.

Federalismo o autonomismo

La estructuración territorial de España -más autonomismo o reforma federal- dio lugar a un interesantísimo debate entre el ex ministro Jordi Sevilla y el nacionalista catalán Antoni Picó. Sevilla dijo cosas tan interesantes y rupturistas como que "la política no está resolviendo los problemas" existentes, y no lo está haciendo porque las instituciones no responden a los ciudadanos. Instituciones que algunas son 'baldías', como el propio Senado.

En síntesis, Sevilla abogó por el federalismo porque "sería el camino más recto para llegar a la eficacia que reclama el ciudadano", en lo que coincidió con Picó, pero arremetió contra los nacionalistas por pedir las balanzas fiscales -recordó a Picó que Madrid paga mucho más que Cataluña- y reclamar el pacto fiscal, al que tildó de "inconstitucional", algo que "no hay por donde cogerlo".

 

 

Moratinos trata la crisis 'invisible': la recesión política a nivel global

¿Una España federal para solucionar los problemas territoriales?

Una regulación que atienda a los indígenas

El gran hermano a la libertad de prensa en América Latina

 Los peligros de los cambios constitucionales

Presentación de los nuevos proyectos 'Miamidiario' y 'Vínculocrítico'

Segunda jornada del VI Congreso de Periodismo, dirigido por Fernando Jáuregui

La fuerza de las nuevas tecnologías

De la Vega anima a los indignados: "Están expresando su descontento"

Constituciones al servicio del ciudadano

La gran 'crisis de la globalización' sólo admite una respuesta: "el constitucionalismo globalizado"

Alegato de De la vega contra la desigualdad y la discriminación en la presentación del libro "Del 20N a 2020"

Mirar hacia el futuro de la España 2020 con optimismo

América Latina como parte de la solución europea

La última reforma constitucional es "el tránsito de soberanía a Europa"

- Todas las noticias sobre el Congreso Iberoamericano de Periodismo

 

- Más información en la web oficial del Congreso:

http://www.congresonuevoperiodismo.com/

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com