25 de enero de 2020, 16:17:05
Nacional

La cúpula de la Benemérita desprecia las recomendaciones del Defensor del Pueblo


Los guardias civiles, indignados con el general Cardiel y su 'cúpula militar'

Por Manuel Ángel Menéndez

La indignación en las bases de la Benemérita va a en aumento, según ha podido comprobar Diariocrítico en medios del Cuerpo. La negativa de la cúpula de la Guardia Civil, especialmente del general Cándido Cardiel, a publicitar las recomendaciones del Defensora del Pueblo está causando un amplio alboroto en las bases. En definitiva, el 'aparato' se niega a admitir que los guardias civiles puedan disponer de derechos de manifestación, como les ha reconocido los tribunales en primera instancia y como les reconoce el Defensor del Pueblo.


La asesoría jurídica de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), mayoritaria en el Cuerpo, está estudiando las medidas de presión que se pueden adoptar frente a la actitud mantenida por el director adjunto Operativo, general Cándido Cardiel, negando la difusión a través de la intranet interna del Cuerpo de la resolución de la Defensora del Pueblo, María Luis Cava de Llano, según la cual a los guardias civiles no se les puede restringir el derecho constitucional de reunión, asociación o manifestación.

Tal resolución, del pasado mes de octubre, estuvo motivada ante las presiones y sanciones que los guardias civiles recibieron por parte del mando tras las diversas manifestaciones que convocaron o a las que han acudido. Los sancionados recurrieron a los tribunales, que en primera instancia les fueron dando la razón, pero el PP y el PSOE, al alimón, perpetraron un cambio en la normativa a través de un artículo "introducido de rondón" el pasado verano en la Ley de Derechos y Deberes de las Fuerzas Armadas.

En ese artículo, la cúpula militar consiguió que un agónico gobierno socialista PSOE y un pujante PP, con el rechazo del resto de los grupos, aprobara que los guardias civiles debieran atenerse a la legislación militar, restringiendo los citados derechos. AUGC recurrió a la Defensora del Pueblo, que emitió un dictamen reconociéndoles plenamente sus derechos. Y ese dictamen es el que el general Cardiel rechaza publicitarlo a través de la intranet del Cuerpo con argumentos como los siguientes:

"El alcance de las valoraciones que la Defensora del Pueblo incluye en su Resolución de 25 de octubre suponen una posición y una opinión, eso sí, cualificadas, que de modo alguno constituyen una fuente del derecho en el sentido avalado por el Código Civil, careciendo de valor como complemento del ordenamiento jurídico; su virtualidad, por tanto, se circunscribe a servir de fundamento a su decisión formal de considerar improcedente la interposición del recurso de inconstitucionalidad contra las Leyes Orgánicas 9/2011 y 11/2011, tal y como su asociación profesional pretendía.
"En consecuencia, por cuanto antecede, no resulta procedente acceder a lo que peticiona".

"Y esto, cuando lo que se pedía es que se publicitara por la intranet del Cuerpo, una intranet en la que se publica todo, absolutamente todo lo que le conviene al mando", afirman a Diariocrítico medios asociativos.

La respuesta del general Cardiel ha encrespado los ánimos en las asociaciones de guardias civiles, que ven cómo en este final agónico del 'zapaterato' se están vulnerando, según ellos, sus derechos más fundamentales, mientras que el Gobierno de Rodríguez Zapatero se lanza a los brazos del mercado neoliberal y de los banqueros -con indultos de por medio-. No se descartan acciones de protesta, que se verán en los próximos días.
 
 
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com