26 de mayo de 2020, 6:29:36
Economía

El Fondo de Garantía podrá endeudarse o llevar a cabo una derrama


La banca tendrá que aportar hasta 2.000 millones para garantizar los ahorros de los españoles

Por Yolanda Durán

La vicepresidente económica del Gobierno en funciones, Elena Salgado, ha adelantado que los ingresos para el Estado derivados de las ayudas al sistema financiero español superarán los 2.000 millones de euros al cierre de este año. El Consejo de Ministros ha aprobado incrementar las cuotas que pagan las entidades financieras para asegurar los depósitos de los españoles en el sistema financiero. En concreto, a partir de diciembre deberán destinar el 2 por 1000 de los depósitos garantizados, equivalente a unos 1.600 millones y, llegado el caso, podría obligárseles a subir hasta el 3 por 1000, lo que equivaldría a superar los 2.000 millones.


El Gobierno ha aprobado un Real Decreto que ha duplicado las dotaciones que tendrán que hacer los bancos y cajas al Fondo de Garantía de Depósitos. El FGD cuenta en la actualidad con unos 1.600 millones de euros y la iniciativa del Gobierno permitiría duplicar esta cantidad. Además, en caso de que el FGD no tenga liquidez en un momento determinado, tendrá la opción de endeudarse o de llevar a cabo una derrama.

El pasado 14 de octubre el Gobierno aprobó la creación de un único Fondo de Garantía de Depósitos para todas las entidades de crédito. El fondo mantiene su función de dar cobertura de los depósitos hasta un máximo de 100.000 euros. El cambio aprobado permite al FGD hacer frente a las pérdidas netas potenciales que puedan acontecer en el proceso de recapitalización de una entidad a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

En rueda de prensa junto al portavoz del Gobierno en funciones, José Blanco, tras el Consejo de Ministros, Salgado defendió que las ayudas destinadas a la reestructuración del sector financiero, fundamentalmente a través de avales, "no han tenido impacto" en los contribuyentes.  En este sentido, la vicepresidenta económica en funciones enfatizó que el "objetivo" de que la reestructuración no tenga coste en los contribuyentes supone un "elemento diferencial" respecto a "muchos" países de la UE. " La reestructuración del sistema financiero va a tener un coste nulo para los contribuyentes", ha apuntado Salgado, quien ha insistido en que con esta medida "se garantiza al Fondo de Garantías de Depósitos la posibilidad de cubrir cualquier eventualidad futura".

Así, ha aumentado del 2 al 3 por 1.000 el máximo legal de los depósitos garantizados para las aportaciones anuales que las entidades deben realizar al Fondo de Garantías de Depósitos. Además, la contribución real que todos los bancos hacen anualmente asciende a 2 por 1.000, frente a la horquilla de entre el 0,6 y el 1 por 1.000  que había hasta ahora.

Estos cambios suponen que, a partir de este mes de diciembre, las entidades deberán destinar el 2 por 1000 de los depósitos a garantizar nuestros ahorros, cifra que equivale a unos 1.600 millones, según ha dicho la ministra de Economía en funciones.

Será a partir de enero cuando, en función de la evolución de la crisis financiera, los bancos podrían verse obligados a subir este listón hasta el hasta el 3 por 1000, lo que conllevaría superar los 2.000 millones, aunque la ministra ha declinado dar una cifra concreta.

Salgado recordó también que los intereses en las ayudas del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) superan el 7,75%, al tiempo que garantizó: "Si hubieran pérdidas en las entidades intervenidas, se financiarían por el sector".


Cifras inaceptables


Sobre el paro, Elena Salgado ha calificado este viernes de "absolutamente inaceptables" los datos de paro del mes de noviembre y ha precisado que "queda mucho por hacer" antes de que España pueda tener unas cifras de desempleo "aceptables". Salgado, que ha recordado que noviembre no suele ser un mes bueno para el empleo, ha atribuido las "malas" cifras de paro a las tensiones en los mercados de deuda y a la falta de confianza de los empresarios en el futuro de la economía.  

"Esa falta de confianza en el devenir de la economía es lo que está lastrando las decisiones de contratación e inversión de los empresarios", ha subrayado la vicepresidenta, que ha confiando en que la situación mejore en cuanto se relajen las tensiones a las que están sometidas las economías de la eurozona.

Echando la vista atrás y ante el próximo cambio de gobierno, la vicepresidenta ha reconocido que es "imposible estar satisfecho" con las cifras de paro de la economía española y ha confesado que esa ha sido y es "la principal amargura" del Gobierno socialista y de su presidente. "Es lo más duro que nos ha tocado vivir", ha admitido.

Sin embargo, la ministra de Economía ha añadido que, pese a los malos registros del desempleo, hay que reconocer que el Ejecutivo socialista, ahora en funciones, "ha hecho mucho" para combatir el paro y mejorar la situación económica.

"Hemos adoptado las decisiones más adecuadas para España y se verán en el futuro. Hemos hecho una economía más sostenible, más autosuficiente, más moderna y más exportadora, y se están comenzando a ver los resultados en algunas variables macroeconómicas", ha precisado.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com