27 de mayo de 2019, 10:07:34
Opinión


La huelga de Iberia y la crisis

Por Francisco Muro de Iscar


¿De verdad se justifica una huelga de los pilotos de Iberia en plena Navidad y que nos "vendan" que han tratado de "perjudicar lo menos posible" a los ciudadanos y al turismo, una de nuestras principales fuentes de recursos en estos momentos de grave crisis económica? Una huelga, además, preventiva -protestan por la creación de una línea de bajo coste por Iberia y sus futuros y posibles efectos- y que, según la compañía no va a afectar a los actuales pilotos y a sus excelentes condiciones de trabajo, muy superiores a las de la mayoría de los ciudadanos, y que, además creará 500 nuevos puestos de trabajo. Antes fueron los controladores, ahora los pilotos. Izquierda Unida, en otro terreno, está avisando ya de las movilizaciones que vendrán si el nuevo Gobierno aprueba recortes sociales. Y algún sector del PSOE también se quiere apuntar a lo mismo, olvidando sus responsabilidades pasadas. Lo grave del asunto de la huelga de Iberia -y eso está también en muchas de nuestras empresas- es que los costes de esa nueva compañía serán similares a los de otras compañías competidoras, pero tres veces más bajos que los de actual Iberia. Lo mismo les sucede a muchos empresarios que quieren competir fuera de nuestras fronteras.

El problema de la economía española, también posiblemente el de Iberia, es la competitividad. No somos competitivos y sobre eso es sobre lo que tendrá que actuar a fondo y rápidamente Mariano Rajoy. O cambiamos el sistema o cerramos la tienda, como la están cerrando miles de comerciantes, ahogados por unos gastos que les impiden competir con los demás. Es el reflejo de un modelo productivo sustentado en sectores de escaso valor añadido y baja productividad.  Un modelo que ha producido pingües beneficios en tiempos de bonanza pero que ha dejado la economía española como un erial. Y que, además, por culpa de una regulación laboral ineficiente y de una regulación inadecuada de la negociación colectiva, es una máquina de generar parados en tiempos de crisis. Sumen a todo eso la demostrada ineficacia del INEM para ayudar a los parados a encontrar trabajo, ya sea mediante una mejor formación, ya mediante una incentivación de la creación de empleo o la búsqueda de éste, y tendrán un panorama desalentador.

Esa es la tarea que tendrá que afrontar el nuevo Gobierno. Esa y muchas más. Con la ayuda inestimable de colectivos como los pilotos de Iberia, seguro que todo funciona mucho mejor.No se puede ir ante Europa a pedir ayuda y tiempo con unos dirigentes políticos y económicos que no hacen sus deberes, que siguen viviendo del dinero público, y con una sociedad que se puede permitir un acueducto en medio de la crisis. Alemania hizo su reunificación con muchos sacrificios. Aquí no queremos ni oír hablar de ellos. Preferimos irnos de puente.

francisco.muro@planalfa.es  
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com