4 de abril de 2020, 14:54:45
Turismo

Descubriendo los secretos del país


Túnez, entre la primavera árabe y las huellas del pasado

Por Sergio Ariza Lázaro

Túnez es el país más pequeño del Magreb pero no el menos interesante. Su actualidad política, como cuna del movimiento de la Primavera Árabe, se confunde con los siglos de historia que cincelan su geografía, en la que han dejado huella su pasado cartaginés, romano, bizantino y árabe. Una visita en invierno, fuera de la temporada alta, permite apreciar sus múltiples encantos, lejos de aglomeraciones y visitas guiadas.


Lo primero que llama la atención nada más llegar a Túnez capital es el tráfico. Una amalgama de coches de todas las épocas se superponen unos con otros, creando carriles que no existen e incluso ocupando el contrario. Los peatones circulan por este caos circulatorio sin la menor preocupación, cruzando sin prisas por cualquier sitio (los pasos de cebra son solo un adorno medio borrado de las calzadas). Hay que intentar acostumbrarse a este ritual y confiar. Lo más práctico es, discretamente, cruzar junto a un tunecino.

Una vez habituados a esto, llega la hora de descubrir las dos caras de Túnez, la tradicional y la moderna. En la capital conviven dos ciudades diferentes cuya frontera es la Puerta del Mar en la Place de la Victoire. La primera es la medina, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, que concentra en su interior todo el sabor de la tradición árabe, un laberinto de calles jalonado por mezquitas... Sigue leyendo en Diariocrítico del Turismo>>


Lea también:

- Diariocrítico del Turismo
- La primavera árabe se tambalea en Túnez ante el temor a un gobierno islámico con ínfulas de califato
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com