16 de julio de 2019, 12:11:27
Ciencia

El experimento del CERN augura unos próximos meses emocionantes


Los científicos muestran la 'sombra' de lo que podría ser la 'partícula de dios'

Por Diariocrítico/Agencias

El Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) ha acotado la región en la que encontrar el Bosón de Higgs, lo que supone un paso más en la búsqueda de esta partícula. Concretamente, el CERN ha revelado, en una rueda de prensa celebrada este martes en Ginebra, que la partícula de Higgs tiene una masa de aproximadamente 126 Gigaelectrovoltios (GeV), aunque ha apuntado que las medidas no son suficientes todavía para reclamar el descubrimiento de la partícula.


Según ha explicado la portavoz del detector Atlas, Fabiola Gianotti,  el rango de masas donde se encontraría la partícula estaría entre los 116 GeV y los 130 GeV, con un 95 por ciento de probabilidades. Esta delimitación se ha aprobado tras advertir un pico de actividad en el rango 125 GeV de 2,3 sigmas (o desviaciones estándar) lo que demuestra que todavía hay que dar tiempo al equipo del LHC para hallar la partícula de Higgs.

   Los sigmas miden la probabilidad de un resultado experimental y para que existiera un alto grado de certeza de que se va a encontrar el bosón el pico de sigmas debería haber alcanzado el 5. Sólo con este nivel los científicos consideran que se trata de un "descubrimiento", mientras que el nivel 3,2 está dentro de lo que llaman "evidencia".

   En cuanto a las acusas de este exceso, Gianotti ha indicado que puede deberse "a una fluctuación", pero también podría ser "algo más interesante. "En este punto no podemos concluir nada porque se necesitan estudiar más datos", ha apuntado, aunque ha añadido que debido al "excepcional funcionamiento del LHC este año, no habrá que esperar mucho para tener datos suficientes". "Esperamos resolver este puzle en 2012", ha indicado.

   Así, los expertos han señalado que, una vez reducidos los límites de búsqueda, la consecución de un hallazgo histórico está en manos de los físicos que trabajan en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC).

   Este acto del CERN había creado gran expectación entre la comunidad  científica ante la posibilidad del anuncia de que se había hallado el Bosón de Higgs. Los físicos están ansiosos por descubrir esta partícula, esencial para comprender cómo se formó el Universo, para completar el Modelo Estándar de física de partículas.

   Ahora, el trabajo del CERN se centrará en comprobar si la señal en 126 GeV 'sobrevive' al análisis y a su estudio y no se encuentran fallos que llevaran a su detección.

Participación española

   Desde la puesta en marcha del detector Atlas, donde participan 3.000 científicos de 174 instituciones procedentes de 38 países, investigadores del Instituto de Física Corpuscular (IFIC), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universitat de València; el Institut de Fisica d'Altes Energies (IFAE), consorcio entre la Generalitat de Catalunya y la Universitat Autònoma de Barcelona; el Instituto de Microelectrónica de Barcelona (CNM-IMB-CSIC); y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), participan activamente en la operación y mantenimiento de los detectores, con una fuerte presencia en las actividades de alineamiento y calibración.

   Dentro del programa de investigación del LHC, los grupos españoles en Atlas participan en diferentes líneas de investigación en el análisis de los datos, que cubren muchos de los temas a priori más interesantes del programa del LHC.

   En particular, en el caso de la búsqueda del bosón de Higgs del Modelo Estándar, los grupos han estudiado diferentes estados finales resultado de la desintegración de la partícula de Higgs en dos fotones, dos leptones taus, y dos bosones Z o W.

   Por su parte, en el otro de los detectores, CMS, donde participan 3.000 científicos de 172 institutos en 40 países, están presentes grupos experimentales del Instituto de Física de Cantabria (IFCA), Universidad

de Cantabria; la Universidad de Oviedo; el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT); y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

   Destaca la relevante participación de los investigadores de la Universidad de Oviedo y del IFCA en el análisis del canal de desintegración del bosón de Higgs en bosones WW, y de los investigadores del CIEMAT en el canal de desintegración en bosones ZZ, ambos muy relevantes en esta búsqueda y que han sido claves para excluir que su masa se encuentre entre 127 y 600 GeV.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com