19 de junio de 2019, 4:48:40
Sexualidad


El sexo es vida: La nueva fortaleza de la mujer actual

- Por Ana de Calle

Por Ana de Calle


Los hombres vayan donde vayan se encuentran cada vez más con mujeres que están atentas a sí mismas, y en el trabajo está la jefa o alguna enérgica compañera, en casa su mujer, que les explica que como compañeros sentimentales están bien, pero algunas aclaran que tampoco son imprescindibles.

Cada vez hay menos hombres que tienen ellos solos la palabra, y para su autoestima son tiempos duros. Si tienen una compañera con los mismos derechos y la misma condición, para la mayor parte de los hombres supone una presión para poder estar a la altura, y la reacción es, a menudo, inapetencia sexual.

Por esto la mujer no debe renunciar a la igualdad de derechos en la cama, ya que sólo en una relación de igual a igual se satisfacen las necesidades sexuales de los dos miembros de la pareja. Algunos colegas interpretan la negación sexual de los hombres como una manera de sutil venganza por el éxito de las mujeres.

Y es que en el sexo también ha cambiado algo a favor de la mujer, porque las mujeres manifiestan cada vez más lo que quieren en la cama. Otras todavía son demasiado tímidas, lo que es suficiente para que algunos de sus compañeros se desequilibren psíquicamente.

Al menos así concluyeron unos estudios científicos que se realizaron en Estados Unidos y en Alemania. Claro que los hombres, que antaño eran cazadores, les crea inseguridad que las mujeres les desafíen y les atraigan, les seduzcan y quieran tener el control en la cama.

En las encuestas las mujeres afirman siempre lo contrario y ... los hombres se quejan de que las mujeres son demasiado pasivas, aunque muchas veces el deseo no se ajusta a la realidad, y ahora son los hombres los que simulan dolores de cabeza, cuando llega el sexo ...

El hombre actual se siente desbordado por los requisitos que se le piden como, además de tener buen aspecto, ser solvente económicamente y socialmente competente, manifestar sentimientos, ser sensible, atento, y claro ... ser buen padre. Muchos de estos requisitos no son nuevos, pero sí otros.

Lo que está claro es que muchos hombres tienen que cambiar su forma de pensar. Hoy día han cambiado las reglas del juego en el trabajo y en la cama. Reglas que también fijan las mujeres, y a la larga los hombres no podrán resistirse a ese cambio.

Sin embargo si tienes a tu lado a un hombre que se niega a practicar el sexo trátale con cuidado, utiliza la intuición y lleva a tu compañero por la nueva senda. Háblale con delicadeza y si te quejas con rudeza de la falta de deseo de él, le presionarás inútilmente, porque a diferencia de nosotras, ellos no pueden simular el deseo. Y si no lo tienen no se les pone erecto el pene. Por eso no pueden colaborar por mucho que te empeñes ... y esa presión puede reforzar todavía más su inapetencia.

Y si el deseo no vuelve es necesario acudir a un experto, a un sexólogo, porque bajo la dirección de un terapéuta se aprende a conocer mejor el propio cuerpo y acceder a nuevos caminos para experimentar el placer.


Foto : entrada del sol


Anteriores artículos:
- Los intercambios de pareja y sus consecuencias
- Variaciones del humor sexual
- El juego erótico y ... el orgasmo
- ¿Qué nos escandaliza?
- Los de 40, mejores amantes que los treintañeros
- Cuando el deseo se acaba ... ¿se acaba la pareja?
- Todos los artículos de Sexualidad>>


Ana de Calle
Sexóloga y Terapéuta de Pareja
www.elsexoesvida.com 
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com