27 de noviembre de 2020, 16:08:42
Nacional

Alega que en Milano existía un pago a cuenta a nombre de Camps y de Costa


Un policía ratifica que la trama pagó cuentas a Camps y Costa y que se elaboraron facturas falsas

Por Diariocrítico/Agencias

Un agente de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) ha ratificado ante el tribunal del jurado que juzga al expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps y al exsecretario general del PPCV y diputado en las Corts, Ricardo Costa, por un delito de cohecho pasivo impropio, diversos informes en los que se apunta que la empresa de la trama Gürtel Orange Market pagó cuentas en Milano a nombre de los dos acusados, así como que en esa tienda se pudieron haber elaborado facturas falsas.

- La empresa que confeccionaba los trajes confirma pedidos a nombre de Camps
- Camps: la otra cara del juicio más mediático (III) | Lea Diariocrítico de Valencia
- Todo sobre el caso de los trajes y el juicio a Camps>>


Este agente --uno de los siete que ha prestado declaración esta tarde-- ha señalado, a preguntas de la fiscal, que de toda la documentación analizada en el caso se desprende, tal y como indicó en su informe, que en Milano existía un pago a cuenta a nombre de Camps, y otro a nombre de Costa, que fueron abonados por Orange Market.

   Asimismo, había otro pago cuyo titular era el exjefe del Consell, que se abonó en efectivo en los días 23 y 27 de enero de 2007, en los que se pagaron 3.000 y 300 euros, pero no ha podido concretar por quién.

   Respecto a las prendas de Forever Young, el agente ha indicado que tras examinar diferente documentación llegaron a la conclusión de que todas las prendas o todas las facturas fueron saldadas y pagadas con transferencias y cheques por parte de distintas empresas del grupo, entre ellas, Orange Market. Preguntado en uno de los interrogatorios al dueño de Forever, Eduardo Hinojosa, por esta facturación, ha señalado que nunca dudó de que la documentación que hacía referencia a Francisco Camps era de él.

   Asimismo, durante su declaración, pero a preguntas de la acusación popular --que ejerce el PSPV--, ha explicado que en el registro que efectuaron en la sede del grupo de empresas de Correa, en la calle Serrano de Madrid, intervinieron diversas copias de facturas que provenían de la sede de Easy Concept y que, por lo que recuerda, hacían referencia a conceptos de telas.

   Al respecto, ha afirmado que al examinar dichas facturas hallaron "deficiencias" en cuanto a que la numeración y la fecha no era correlativa, lo que les hizo pensar que podían no ser ciertas. También ha dicho que les llamó la atención que en alguna de ellas se pusiera el nombre de Milano Difusión con dos 'f' en vez de con una.

   Además, sobre estas facturas, ha señalado que descubrieron que alteraban los conceptos "por instrucciones de los responsables de contabilidad y del grupo", pero que sí correspondían a servicios prestados. Al mostrar estas facturas a empleados de Milano y al sastre José Tomás, ha indicado que éstos no las reconocían como emitidas desde Milano, pero pese a ello no se llevó a cabo ninguna investigación interna en la tienda.

   Por parte del letrado de Camps se ha incidido en saber la mecánica de las facturas falsas, y le ha preguntado al policía qué objeto cumplían las mismas, a lo que ha respondido que lo desconocía pero que se lo podía imaginar. A este abogado le ha concretado que los empleados le comentaron que realizaban facturas por indicación del sastre.

Interrogatorio a Tomás   

Respecto a esta última persona, el sastre José Tomás, ha explicado que estuvo presente en dos de las declaraciones que se le tomó en la Dirección de Policía, las de los días 9 y 10 de febrero de 2009. En la primera, según ha dicho, éste recibió "al menos" dos llamadas por parte de Camps que "no atendió". Y en la segunda, ha afirmado que el sastre les mostró un listado de llamadas sin contestar que no investigaron.

   Preguntado por si recuerda que Tomás dijera en una de esas declaraciones que Camps se había pagado en efectivo sus trajes, ha indicado que "hizo una referencia al pago de alguna prenda". "Tomás

--ha agregado tras insistirle por este asunto-- hizo alguna mención de que había pagado algo en efectivo, pero no recuerdo exactamente qué es lo que pagó", ha dicho, y ha apostillado: "hizo una declaración en relación a que unos trajes los había pagado el señor Camps".

   Por otra parte, ha declarado que sabe que se intervino un 'pen drive' a José Luis Izquierdo, contable de las sociedades del grupo Correo, que contenía archivos relativos a la contabilidad B en Orange Market. Al ser interpelado por si sabía exactamente a qué se referían, ha contestado: "a la caja B de Orange Market y del propio grupo Serrano", es decir, "a dinero que no procedía del circuito legal", ha apostillado.
OTROS AGENTES

   Por su lado, dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía que participaron en el registro del domicilio de José Luis Izquierdo, han declarado ante el tribunal que éste "puso objeción" a entregarles un 'pen drive' con documentación de la trama.

   Estos policías han indicado que el 6 de febrero de 2009 participaron en la entrada y registro del domicilio de Izquierdo, aunque ninguno de ellos participó en la reunión previa que se realizó para organizar este operativo. En esta actuación, según han dicho, no intervinieron funcionarios de la agencia tributaria, aunque sí un secretario judicial.

   Uno de los agentes ha señalado que pidieron a Izquierdo que les diera todo lo que portaba en los bolsillos de los pantalones. En un primer momento, él se negó, y al decírselo una segunda vez, sacó unas llaves y un móvil. Tras preguntarle si llevaba algo más, puesto que le notaban muy nervioso, fue cuando extrajo de su bolsillo un 'pen drive'.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com