20 de abril de 2021, 16:50:49
e-Xclusivo


La 'otra cara' del debate de investidura (II)

Por Diariocrítico



Zapatero felicita a Rajoy y ve su marcha con "normalidad democrática"
 
 Era su último día en el Congreso de los Diputados y como presidente del Gobierno y los periodistas también se dirigieron a él cuando llegó para votar en la sesión de investidura de Mariano Rajoy.  Al ser preguntado si le producía pena irse contestó: "Es la normalidad democrática". Zapatero llegó justo en el momento en el que usaba su turno de réplica el portavoz de Amaiur, Iñaki Antigüedad. Sus compañeros del Grupo Socialista le recibieron con una gran ovación. Nada más finalizar la votación Zapatero ha abandonado su escaño para encontarse en el hemiciclo con su sucesor, Mariano Rajoy, al que ha felicitado con un caluroso apretón de manos. Después ha sido despedido por muchos diputados, algunos de otros grupos, y se ha dirigido a su residencia de Somosaguas. También sus ministros se han dedicado a intercambiarse promesas entre sí de verse después de las fiestas. "Seguiremos en contacto", prometían también a los periodistas parlamentarios.

El lapsus de Posada con la canarias Ana Oramas

 Jesús Posada ha empezado  a convertirse en todo un 'personaje' por derecho propio. No sólo se comenta la "flema" británica  que despliega a la hora de dirigir los plenos sino también empiezan a hacerse célebres sus despistes como el que ha hecho gala a lo largo de estas dos jornadas del debate de investidura. Este martes, por ejemplo,  se ha equivocado en varias ocasiones al dirigirse a la diputada de Coalición Canaria (CC), Ana Oramas, pese a conocerla de sobra porque lleva varios años como en el Congreso como portavoz de su grupo. Pero el presidente del Congreso ha tenido un lapsus y la ha llamado "Ana Obama" al menos en dos ocasiones, algo que ha provocado risas en el hemiciclo. Hasta la propia Oramas, que no se dio cuenta del lapsus en ese momento, bromeó en los pasillos después con los periodistas.

El 'no' más 'gritón' de la diputada López i Chamosa
 
En todas las solemnes sesiones celebradas en el Congreso de los Diputados no falta alguna anécdota inesperada. Y en este debate de Investidura de Mariano Rajoy la hubo y llegó al finalizar la mañana, a la hora de la votación, que fue nominal y por orden alfabético, comenzando por el nombre del diputado del PSOE Miguel Ángel Heredia que se eligió por sorteo. La fórmula hizo la votación tediosa y larga. Cada diputado al ser llamado por su nombre contestaba desde su escaño, 'si', 'no' o 'abstención'.  Cuando llegó el turno de la diputada socialista por Barcelona, Isabel López i Chamosa, - una de las más 'revoltosas' del grupo-  el 'no' que dio a voz en grito resonó en el hemiciclo provocando carcajadas entre sus compañeros de bancada. Pero el presidente Posada no la llamó al orden. Ya tendrá tiempo, ya....

Twitter 'echa humo' con el debate de #investidura

La red social Twitter ha sido entre este lunes y martes el mejor vehículo para seguir minuto a minuto el debate de #investidura de Rajoy y para conocer las opiniones de algunos de los protagonistas de la jornada que, además del propio líder del PP, no han sido otros los propios diputados del Congreso. Uno de los más activos ha sido, como siempre, Gaspar Llamazares que no ha parado de enviar tuits con sus impresiones sobre las intervenciones de los portavoces y las réplicas de Rajoy. Pero tampoco ha podido evitar coger su móvil el diputado navarro del PP, y ahora secretario cuarto de la mesa del Congreso, Santiago Cervera. Y lo ha hecho para comentar que cuando Rajoy daba la réplica al portavoz de Amaiur, Iñaki Antiguedad -al que entre otras cosas le ha dicho "yo a usted no le debo nada"-, casi se pone a aplaudir explicando que  "Los miembros de la Mesa no debemos aplaudir las intervenciones. Acabo de contenerme y casi no lo consigo". Aunque si lo hubiera hecho, tampoco hubiera pasado nada. Eso seguro. 


La mujer de Rajoy no quiso perderse el histórico momento de su proclamacion

Elvira Fernández, la esposa de Mariano Rajoy -a la que llama 'Viri'-,  no se iba a perder el histórico momento en el que su marido será elegido presidente del Gobierno por mayoría absoluta. La esposa de Rajoy llegó al Congreso muy sonriente sobre las once de la mañana y se sentó, como ayer, en la tribuna de invitados en la que también podía verse a María Dolores de Cospedal, a Pío García Escudero, y al gallego Alberto Núñez Feijóo. Tampoco faltó a la segunda sesión de investidura el extremeño José Antonio Monago, que, por cierto, fue saludado por José Blanco efusivamente con un protocalorio "¿qué tal, presidente?".


Pocos diputados en el  inicio de la segunda jornada de investidura

 Como suele ocurrir en estos debates 'maratonianos' - la primera jornada acabó ayer, lunes, cerca de las once de la noche-, a primera hora de la mañana el hemiciclo se veía a 'medio gas' con muy pocos diputados sentados en sus escaños. Los más madrugadores, lógicamente, fueron los populares que acudieron casi en 'masa' a escuchar a Rajoy. Pero según entraba la mañana sus señorías iban llegando poco a poco. Los más 'remolones', los socialistas, a los que ya nadie 'pasa lista'.
 

El portavoz de Amaiur acaparó mucha atención

 La intervención del representante de Amaiur, Iñaki Antiguedad, concitó mucha atención. Uno de los que abandonó el pasillo para no perderse el discurso del dirigente abertzale fue José Blanco que en ese momento charlaba con un grupo de periodistas distendidamente. Mientras hablaba, Rajoy no paró de tomar notas desde su escaño del Grupo Popular  - aún  no se sienta en el banco azul-. Pero, en contra de lo que ha hecho con los portavoces que cuentan con grupos propios, no subió a la tribuna de oradores para replicarle. Lo hará una vez que hablen todos los representantes del Grupo Mixto a los que contestará conjuntamente.
 

Zapatero acudirá solo a votar la investidura

 Uno de los escaños que permaneció vacío durante buena parte de la mañana fue el  de José Luis Rodríguez Zapatero, que hasta la hora de la votación de la investidura de Rajoy seguirá siendo presidente del Gobierno en funciones. El líder socialista decidió que no acudiría a la Cámara hasta media mañana dado que Posada había anunciado al incio de la sesión que la votación podría celebrarse aproximadamente a las 12,30 del mediodía. Una vez que finalice el debate, y tras las felicitaciones de rigor a su sucesor, Zapatero se marchará a su nueva residencia situada en una elitista urbanización de la localidad madrileña de Somosaguas.


Lea también:

- La 'otra cara' del debate de investidura (I)
- Todo sobre el debate de investidura
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com