23 de octubre de 2020, 5:45:32
Economía

Únicamente se acuñarán 90 millones de monedas conmemorativas de 2 euros


El euro no está para fiestas... sus 10 años no tendrán grandes fastos

Por Diariocrítico/Agencias

La Comisión Europea ha dicho este miércoles que no hay "ninguna duda" sobre el futuro del euro y ha sostenido que la crisis actual no es de la moneda única sino de las deudas de los Estados miembros. El Ejecutivo comunitario se declara "orgulloso" del euro, pero no prevé "celebraciones particulares" del décimo aniversario de la entrada en circulación de las monedas y billetes, que se cumple el 1 de enero de 2012.


"No tenemos previstas celebraciones particulares. El euro no está ahí para eso y nosotros tampoco estamos para celebrar las cosas", ha dicho el portavoz de Asuntos Económicos, Olivier Bailly. El único gesto será acuñar 90 millones de monedas conmemorativas de 2 euros, que empezarán a circular los próximos días.

   "Eso no quiere decir que no estemos orgullosos de nuestra moneda única. Consideramos que es uno de los logros más importantes de la historia europea", ha resaltado el portavoz.

   "La crisis actual no es una crisis del euro, el euro nunca ha estado tan fuerte, su lugar en los mercados internacionales es muy fuerte. Los tipos de cambio del euro desde mayo de 2010 han variado muy poco. Lo que atacan los mercados son las deudas nacionales", ha insistido Bailly.

   "No hay ninguna duda sobre el futuro del euro y creo que es un mensaje importante en el momento en que marcamos el décimo aniversario de nuestra moneda", ha zanjado, "tiene un gran futuro por delante".

   Entre las ventajas aportadas por la moneda única, el Ejecutivo comunitario destaca que desde hace 10 años los países que la usan tienen una inflación por debajo del 2%, frente a las cifras de dos dígitos en los años 80. La supresión de los tipos de cambio permite ahorrar por año a los ciudadanos entre 20.000 y 25.000 millones de euros.

   El 20% de los intercambios mundiales se realizan en euros y el 26% de las reservas mundiales están en euros, lo que lo sitúa como segunda moneda de reserva mundial tras el dólar. 322 millones de ciudadanos europeos utilizan la moneda única, no sólo en los países de la eurozona sino también en Lichtenstein, Vaticano, San Marino, Andorra, Kosovo y Montenegro.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com