17 de noviembre de 2019, 3:54:21
Fútbol

Los catalanes estrellaron por dos veces el balón contra el palo


El Zaragoza resucita para frenar el sueño europeo del Espanyol (0-2)

Por Diariocrítico/EP

El Zaragoza ha conseguido una importante victoria en su visita a Cornellá-El Prat (0-2), en un partido muy disputado que abría el domingo de la vigésimo tercera jornada de la Liga BBVA, en donde el Espanyol estrelló dos veces el balón en la madera, pero que finalmente se llevó el farolillo rojo de la tabla gracias a los goles de Da Silva y Juan Carlos.


De esta forma y, tras ocho partidos sin perder, los de Pochettino pierden la oportunidad de meterle presión al Levante en su puja por la cuarta plaza, mientras que el Zaragoza consigue su tercera victoria en esta Liga y rompe su racha de 14 partidos sin ganar.

Comenzó el partido en Cornellá con ambos equipos dispuestos a llevarse los tres puntos, con intensidad y disputando cada balón. El Zaragoza, organizado en defensa, buscaba con orden presionar a los catalanes para soltar alguna contra que les pudiera adelantar en el marcador.

Por su parte, el Espanyol tampoco lograba ser el dueño del juego y, aunque rondaba el área de Roberto, ni Coutinho ni Weiss conseguían triangular y se chocaban una y otra vez con la férrea defensa maña, que hizo incómoda la primera mitad a los de Pochettino.

Sin embargo, antes del descanso y en el primer acercamiento con peligro de los locales, Coutinho disparó desde la izquierda un balón que repelió el palo antes de llegarle a Uche, quien disparó para que Roberto se luciera con una doble parada que salvaba a su equipo antes de que Muñiz Fernández pitara un descansado que tanto agradecieron los visitantes.

Ya en la segunda mitad, el Espanyol salió dispuesto a retomar el partido donde se quedó, en el área maña y, aunque todo indicaba que el gol 'perico' terminaría llegando, fue el Zaragoza quien se adelantó en el minuto 55. Tras un corner que sacó precisamente un exespanyolista, Luis García, Da Silva remataba un balón al palo derecho de Casilla, que ponía el 0-1 en el marcador.

El gol animó el juego y el partido se volvió más entretenido, siendo Coutinho quien, de nuevo, disparara de nuevo al larguero llevando la desesperación a la grada de Cornellá que veía como Roberto y la madera hacían imposible el gol del empate.

De esta forma y, ya con Thievy en el campo y con un Weiss más enchufado que en la primera mitad, el Espanyol se lanzó al ataque para buscar un empate que no finalmente no llegó. Y, es que, el Zaragoza, lejos de meterse atrás y sufrir encerrado, también exigió al portero Casilla y defendió un marcador que llegó a ampliar en el descuento con el gol de Juan Carlos, y que da aire a un equipo de Jiménez que se niega a tirar la toalla.

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com