18 de septiembre de 2019, 17:55:01
Economía

Sigue la aministía fiscal para grandes defraudadores


La lucha antifraude empieza por los profesionales: no podrán pagar en efectivo más 2.500 euros

Por Diariocrítico

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este miércoles que el plan de lucha contra el fraude fiscal que aprobará el viernes el Consejo de Ministros prohibirá el pago en efectivo en operaciones de más de 2.500 euros en las que al menos intervenga un empresario profesional. Esta ley de límite de pago en efectivo sería similar a las leyes ya aprobadas en Italia, con un límite de pago en efectivo de 1.000 euros y Francia, donde el límite máximo de pago en efectivo es de 3. 000 euros.

- El Gobierno confía en la amnistía fiscal y las empresas para conseguir ingresos
- Rajoy anuncia que el Plan de lucha contra el fraude fiscal se extenderá al Seguro de Desempleo


El Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) lleva tiempo recomendando esta medida como medio de lucha contral el fraude: calculan que limitando los pagos en efectivo a 1000 euros aflorarían 27.000 millones de dinero negro o  dinero B. El Gobierno ya había avanzado que el plan de lucha contra el fraude incluiría limitaciones el uso de dinero efectivo en determinadas operaciones, aunque no había precisado hasta ahora donde se situaría el umbral (sí se habló en su momento de que éste podría ser de 1.000 euros para los autónomos)
Durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso de los Diputados y en respuesta a una pregunta sobre la amnistía fiscal formulada por el coordinador general de IU, Cayo Lara, el presidente del Gobierno ha avanzado que los que incumplan esta prohibición se enfrentarán a multas del 25% del importe del pago hecho en efectivo.

Con esta medida se pretende impedir la utilización de dinero negro en operaciones comerciales y, en el caso de las empresas, ponerles un obstáculo para que no recurran a facturas falsas. El plan de lucha contra el fraude que aprobará el viernes el Consejo de Ministros pretende recaudar hasta 8.171 millones de euros en 2012. El objetivo, reducir la economía sumergida, que según las cifras de distintos organismos oscila entre el 20% y el 30% del PIB, es decir ese porcentaje de lo que la economía produce en España.


Amnistía fiscal en paralelo

En paralelo, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha anunciado una amnistía fiscal para el capital no declarado, que sólo tendrá que pagar un "gravamen especial" del 10%, quedando así exonerado de cualquier penalización o sanción. Rajoy ha defendido ante Cayo Lara la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno en el marco de la lucha contra el déficit público, señalando que se trata de una medida "extraordinaria y excepcional", sólo válida para 2012, adoptada en una situación "dificilísima" y que ayudará a mejorar los ingresos del Estado.

De hecho, ha insistido en que se trata de una medida recomendada por la OCDE en situaciones complicadas y que ha sido utilizada ya en países como Alemania, Estados Unidos e Italia, país este último donde permitió recaudar 5.000 millones de euros en 2009 y 2010.

El presidente ha dicho además que en España ya se hicieron tres amnistías fiscales en el pasado (1977, 1984 y 1991) y que, a diferencia de entonces, cuando los defraudadores que afloraron activos no pagaron nada a Hacienda, en este caso pagarán entre el 8% y el 10%.

La "amnistía fiscal" aprobada por el Gobierno en los próximos Presupuestos Generales del Estado supondrá, según los cálculos del Ejecutivo, una recaudación de más de 2.500 millones de euros. Se enmarca en un Programa Especial de Regularización de Activos Ocultos, con el que se gravará a unos tipos especiales a las rentas que florezcan en los próximos meses, hasta el 30 de noviembre de este año. Porque si no, después, "se endurecerán las sanciones por fraude fiscal", amenazó Montoro.

En concreto, para las empresas, se someterá a un tipo especial del 8% la repatriación de dividendos o rentas derivadas de la transmisión de participaciones; y para las personas físicas, se aprueba un programa temporal para incentivar la declaración de activos no declarados.Además, se establece un tipo de gravamen especial, global,que simplifica la forma de regularizar los activos que estaban ocultos; y no se eximirá de tributación a la renta aflorada, puesto que se gravará un 10% al total del patrimonio declarado. Estas medidas se adoptan "al amparo de los criterios de la OCDE" y a la vista de la expereicnai de países de nuestro entorno, según ha afirmado el ministro de Hacienda.


Cayo Lara: no es la manera de combatir el déficit

Por su parte, el coordinador general de IU, Cayo Lara, ha advertido al Gobierno de que la amnistía fiscal "no es la manera de combatir" el déficit y ha denunciado que se trata de una iniciativa "injusta e inconstitucional".

Lara ha recordado a Rajoy que cuando el PP estaba en la oposición rechazó la amnistía fiscal que propuso el Gobierno socialista alegando que era "injusta y antisocial", en palabras de la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.

"Somos conscientes de la situación de gravedad, pero la amnistía fiscal permite que nos sigan robando a todos con impunidad. El problema del fraude no se resuleve recortando el presupuesto de la Agencia Tributaria y perdonando a los defraudadores", ha espetado Lara.

El coordinador general de IU ha pedido a Rajoy un verdadero plan antifraude, con más recursos para la Agencia Tributaria, y ha aprovechado la ocasión para pedirle al presidente que cuando vaya a anunciar recortes de 10.000 millones de euros "lo haga en sede parlamentaria".

Lea también:

- El Gobierno confía en la amnistía fiscal y las empresas para conseguir ingresos
- Rajoy anuncia que el Plan de lucha contra el fraude fiscal se extenderá al Seguro de Desempleo
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com