27 de noviembre de 2020, 18:33:57
Nacional

Madrid, Sevilla, Zaragoza, Vigo salen a la calle


Los jóvenes ponen en jaque las medidas sobre Educación con manifestaciones multitudinarias

Por Diariocrítico/Agencias

Madrid, Sevilla, Zaragoza, Vigo... Han salido a la calle en defensa de una Educación y una enseñanza pública de calidad. Diferentes ciudades de todas las autonomías se han movilizado contra el ajuste de 3.000 millones de euros que el Gobierno aprobó tres días después de presentar los PGE. Por su parte, el ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, ha tachado de "prejuicios" los argumentos de las protestas de las asociaciones de estudiantes, mientras que el secretario general del Sindicato de Estudiantes, Thoil Delgado, ha añadido que no van a aceptar sin protestar lo que consideran unas "medidas salvajes".


Un grupo de personas que decidió unirse por encima de sus diferencias para frenar un enemigo mayor, el de la crisis de conciencia de las clases políticas, su separación del pueblo, y su estatus superior. Un grupo de personas que sin más recursos que sus manos y a fuerza de mucho trabajo, esfuerzo e ilusión, consiguieron hace un año sacar a miles de personas a la calle. Hablo, de Democracia Real Ya!

Un eslogan vilipendiado por unos y otros,  donde hoy prima el quién sobre el qué, haciendo suyos todos los vicios que decían combatir. Dos reducidos grupos de personas incendiando una plataforma, bajo una consigna muy española: Destruir lo que no se puede dominar.

Los intereses particulares, la cerrazón, la pérdida de perspectiva, y sobre todo, el egoísmo de unos pocos, tratando de dominar a unos muchos. O conmigo, o contra mí. Nadie da otra posibilidad.

A fin de dirimir conflictos largamente prolongados, se convocaba, el pasado 21-22 de Abril, una asamblea abierta a toda la plataforma, muy intensamente promovida por unos, y muy fuertemente rechazada por otros.

Se dieron toda suerte de argumentos a favor y en contra de la asamblea, incluso se hizo una votación en la llamada "red dry" red social privada, en la que no todos los miembros de la plataforma participan (apenas 250 personas votan en la misma) Aproximadamente un 52% a favor de la reunión, y un 48% en contra.

La reunión se celebra, y los mismos que dicen defender el derecho de libre reunión, no escatiman en esfuerzos para declararla ilegítima, reproduciendo una vez más, los mismos vicios que dicen combatir.

Al final de la reunión, el domingo, 22 de Abril,  tres personas aparecen con una asociación ya creada, cuyo nombre es, Democracia Real Ya!.  La asamblea, que debería haber terminado a las 15:00 horas, se prolongó hasta pasadas las 17:00 horas, tras todo un fin de semana de intenso debate, y sus conclusiones fueron:

De manera provisional, durante 3 meses, hacer uso del CIF de la asociación como herramienta para poder realizar trámites con la administración. De igual manera, presentar transcurridos esos tres meses, modificaciones o alternativas a los estatutos de la misma, a fin de una vez evaluada, consolidar o derrumbar dicha asociación en una nueva asamblea.

Y sálvese quien pueda: Los de la asociación  tienen el dominio del facebook general de DRY, los que se oponían a la asamblea dominan el twitter, la web, y las listas de correo.

Apenas dos horas después, el diario Público se puso en contacto conmigo para preguntarme si la asamblea había decidido constituir DRY en una asociación, a lo que contesté, que la idea era poder tener un CIF con el que realizar trámites frente a la administración y unas normas que sirvieran para evitar la necesidad de celebrar una asamblea para cada decisión que se quisiera tomar. Sin embargo, nadie había informado a los nodos.

La llamada de Público se realizó en base a una nota de prensa enviada a Efe, en la que se obviaba descaradamente la cuestión de los tres meses mencionados, y en la que además, se hacía uso de mi nombre, como portavoz de una asociación cuyos estatutos sigo a fecha de hoy, todavía sin firmar.

Puede verse la nota de rectificación emitida por la asociación en el facebook de DRY (bajo su dominio) aquí.


Quienes se oponían a aquella reunión no tuvieron el más mínimo reparo en utilizar Twitter para directamente derrumbar lo salido de la misma (sin mediar palabra alguna)

De igual manera, no hubo el más mínimo inconveniente en utilizar las listas de correo de DRY (actualmente en su poder) para esparcir anónimamente toda la información que estos días recorre internet.

Por otra parte, aparecen diferentes documentos, donde se me menciona en uso de distintos cargos de una asociación a la que ni tan siquiera pertenezco.

A fecha del sábado 28 de Abril, se decide purgar de los distintos nodos (algunos como el de Valladolid, formados por no más de tres personas) a todo aquél que haya participado o tenido algo que ver en la reunión del 21-22 de Abril. En el nodo de Madrid, a cuyas reuniones no asistían más de 30 personas últimamente, se elimina a 16.

Mientras la situación económica nos devora a todos, víctimas de unos políticos incapaces y una oligarquía absolutamente caciquil, es vergonzoso que se produzca esta situación.

Respaldo la idea de una asociación, que permita tener un CIF para realizar trámites frente a la administración (y evitar con ello que sean personas con nombres y apellidos quienes constantemente tienen que hacerlo) y unas normas básicas que agilicen la toma de decisiones, pero en ningún caso, la imposición de una por la fuerza.

Saldré este sábado a la calle, a protestar contra quienes dicen actuar por el bien común, mientras toman decisiones objetivamente lesivas para la mayoría de los ciudadanos.

Espero que las personas de una y otra parte en DRY (apenas 50 entre ambos bandos, forzando el posicionamiento del resto) sientan tanta vergüenza como he sentido yo estos días, y recapaciten en su ominosa forma de actuar. No tienen ningún derecho a hacer esto, ni a incendiar una plataforma, sobre la que miles de personas depositaron un día su ilusión, y su esperanza.

Basta encender una televisión, leer un periódico, o escuchar una radio, para saber que el mundo cambia todos los días, y que por tanto, puede cambiarse, pero si no lo hacemos entre todos, nada habremos conseguido. Por eso, el 12 de Mayo, espero verles a todos en las calles. Por los miles de millones dados a los bancos, por la sanidad robada, por la educación de nuestros hijos, por los derechos de nuestros mayores, por tantos motivos, que lo difícil, sería quedarse en casa.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com