17 de noviembre de 2019, 5:37:09
Nacional

Es una medida contemplada en el Plan Integral de Reinserción


Interior permitirá encuentros de víctimas con sus verdugos de ETA en las cárceles

Por Diariocrítico/EP

El Ministerio del Interior va a continuar con los encuentros entre víctimas y presos de la banda terrorista ETA y este mes se van a producir dos careos que se enmarcan dentro del Plan Integral de Reinserción de presos terroristas, según fuentes de Interior. Estas reuniones se producirán a petición de las víctimas. El Ministerio ya ha recibido más peticiones de este colectivo que muestran el deseo de reunirse con otros miembros de ETA en prisión.


Las fuentes de Interior no han precisado las identidades de las personas que participarán en la iniciativa ni el lugar concreto en los que se van a desarrollar. No obstante, los presos que participarán en estos dos encuentros se hallan dentro de ese perfil de internos que ya ha dado pasos en su arrepentimiento y desvinculación de la banda terrorista.

El Ministerio del Interior argumenta que estos encuentros no guardan ninguna relación con los talleres desarrollados en el pasado en la cárcel de Nanclares de la Oca (Álava) bajo supervisión del Gobierno socialista y el Ejecutivo vasco del PSE: aquellos eran encuentros "restaurativos", mientras que los que se van a producir este mes son de carácter "reparador" a petición de las propias víctimas.

Estos encuentros se incluyen dentro del Plan Integral de Reinserción, presentado a finales del mes de abril, que les dota de seguridad jurídica y administrativa que los talleres de Nanclares no tenían. Su objeto es que los asesinos pidan perdón (pese a que éste no es un requisito para acceder a este Plan Integral de Reinserción).

"La Administración Penitenciaria debe arbitrar los procedimientos para que las víctimas que así lo deseen, puedan recibir el perdón de los penados dispuestos a pedirlo. A tal fin, en el programa se contemplan encuentros destinados a satisfacer esta exigencia legal", dice el contenido íntegro de esta iniciativa a la que tuvo acceso Europa Press.

Las víctimas debe aceptar el encuentro con los verdugos
El programa elaborado por Interior especifica que "la aceptación del encuentro partirá siempre de la víctima, que tendrá que ser la directamente perjudicada por el delito o sus allegados más cercanos". De la misma forma, "el penado que otorga el perdón tiene que ser el autor material o el cooperador directo del hecho delictivo que ha causado el daño". Hasta ahora, en los talleres celebrados en Nanclares de la Oca no era necesario que los encuentros fuesen entre el etarra y su víctima directa.

El plan garantiza que estos encuentros vayan precedidos "de la preparación necesaria para que, en ningún caso, esta actividad pueda suponer un incremento del estado de aflicción de la víctima" y argumenta que "la reparación victimológica no debe considerarse un cuerpo extraño en el tratamiento penitenciario, antes al contrario, debe entenderse como una parte esencial del cumplimiento de la sanción penal impuesta, porque puede coadyuvar a conseguir el objetivo resocializador de la pena privativa de libertad".

"Los mecanismos  para hacer posible la reparación de la víctima son además de la reparación material, la reparación moral. Esta reparación moral enmarcada dentro de un programa de tratamiento podría alcanzar objetivos muy positivos en el sistema de ejecución penal español, tanto para la víctima como para los terroristas", zanja este punto del programa.

En otro punto del plan se añade que para el desarrollo de estas actividades "se podrá solicitar la participación de personas o instituciones que, desde la pluralidad, hayan obtenido reconocimiento o relevancia social en la defensa de los valores que hayan contribuido a la erradicación de la violencia como legitimadora de cualquier idea, que hayan apoyado el reconocimiento del dolor de las víctimas o que hayan contribuido a la consolidación de los derechos y libertades que identifican nuestro Estado de Derecho".
 
 
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com