20 de octubre de 2019, 1:03:49
Noticias

Curso de 'Emprendedores 2020' en la UIMP


Lidia del Pozo: "El emprendedor social pretende provocar un cambio en la sociedad"

Por Gustavo Hernández

La Directora de Acción Social, Eventos y Patrocinios Institucionales del BBVA, Lídia del Pozo fue la encargada de inaugurar la sesión vespertina de la cuarta jornada del curso emprendedores 2020, en el que la representante de la entidad vizcaína se centró en el emprendimiento social, para el que se ha creado el programa Momentum, que tiene como objeto ayudar a los emprendedores sociales, aquellos que pretenden "provocar un cambio en la sociedad".
- Lea la intervención íntegra de Lidia del Pozo
- Vea la presentación íntegra de Lidia del Pozo
- Todo sobre el curso en la UIMP>>


"Intentamos impulsar los emprendimientos. Apoyar los emprendimientos es una consecuencia normal de la actividad de los bancos pero también de nuestra filosofía que nos hace trabajar por una sociedad mejor para las personas. El emprendedor social es una persona que ante un problema social crea un negocio para dar solución a ese problema de forma innovadora y pretende provocar un cambio social", explicó.

En este sentido, Del Pozo expuso el programa Momentum de BBVA que tiene como objeto la ayuda a la financiación de empresas de economía social que dota con entre 100.000 y 800.000 euros a los proyectos seleccionados. "Se inicia con una convocatoria, se exige que los proyectos sean empresas sostenibles, que lleven 3 años al menos en el mercado, con 100000 euros de facturación y con 2 o mas empleados. Al final 50 empresas son revisadas por el departamento de riesgos para ver cual es su teoría del cambio social", indicó.

Cada año participan diez proyectos en este programa que aparte de financiación reciben otro tipo de servicios por parte de este programa. "Estos emprendedores sociales suelen carecer de formación en gestión empresarial y les fallan cosas básicas en este sentido cuando pretenden crecer como empresa. Les falta asesoramiento por que se encuentran muy solos", comentó.

En este sentido, Del Pozo dejó claro que las empresas seleccionadas siguen acompañadas por el programa desde el primer momento y obtienen de éste "formación relacionada con la gestión de empresas. "Para cada uno de los emprendedores se asigna un equipo para que hagan un acompañamiento estratégico con un directivo de BBVA y un directivo de una empresa de su sector", señaló.

"También se trabaja en el plano de la comunicación para que los emprendedores sepan vender su producto y sepan como presentar su plan de negocio a un inversor. Por que el inversor quiere ver viabilidad, y donde esta la demanda que se desea satisfacer", añadió.

Asimismo, Del Pozo subrayó que la ayudas de este programa no se limita a la financiación o el asesoramiento sino que tiene en cuenta el crecimiento del proyecto por lo que presentan los mismos "a posibles inversores" "Presentamos los proyectos a posibles inversores como clientes de banca privada o gente con inquietudes filantrópicas hartas de las donaciones quieren ver como su dinero crea algo"afirmó.

Finalmente la representante del BBVA quiso dejar claro que la inverión del programa busca "el repago de los préstamos" por lo que la "rentabilidad" de los proyectos es una cuestión capital a la hora de ser seleccionados.

"Buscamos empresas con cierta rentabilidad que no dependan de subvenciones extraordinarias, que tengan capacidad de repago, que viene dada por su capacidad para generar beneficio. Queremos planes de negocio moderados y no muy agresivos. Empresas que hagan inversiones necesarias y que vean que hay una demanda necesaria que cumplir y no solo ampliar las ventas y por supuesto con buen control financiero que permita posteriormente devolver los préstamos", concluyó.

"Hoy en día arriesgar es lo más seguro"
Por su parte Álvaro Cuesta, Presidente de la Asociación de Jóvenes Empresarios Españoles, trató en su intervención de, a través de su experiencia personal como empresario y emprendedor, aportar una serie de consejos a aquellos que deseen emprender, especialmente en el campo de la financiación y  aseguró que "hoy en día arriesgar es lo más seguro ".
 "Arriesgarse ahora mismo es lo mas seguro sobre todo cuando no tienes cargas familiares y personales, sobre todo entre la gente joven. Yo me encontré en una situación personal muy dura cuando mi madre se quedó viuda y en vez de tener un pensamiento cortoplazista y abandonar mis estudios para trabajar como pizzero, decidí montar un despacho de abogados estando en segundo de carrera", confesó.

El representante de los jóvenes empresarios españoles lanzó un mensaje de valentía y atrevimiento para aquellos emprendedores en ciernes, apostando por desterrar el miedo fracaso como principal traba hacia el emprendimiento.

"En España hay reivindicar el fracaso. Los inversores norteamericanos te preguntan que cuantos fracasos tienes a tus espaldas cuando acudes a una entrevista .El fracaso es la antesala del éxito y si sabes fracasar y aprender de ello te servirá para triunfar. El emprendimiento reside en la autoconfianza. Hay que normalizar el fracaso y sino lo conseguimos tendremos menos empresarios, menos trabajadores, menos actividad y menos recaudación", afirmó.

Además, Cuesta intentó aconsejar a los nuevos emprendedores en ciertos aspectos a la hora de poner en marcha su idea de negocio. En primer lugar, el presidente de AJE señaló que es capital "buscar alternativas para financiarse". En este sentido anunció que su asociación empresarial tiene mecanismos en este sentido para ayudar  a los empresarios principiantes.

"La Asociación de Jóvenes Empresarios tiene 23 millones de euros para prestar dinero sin avales personales de hasta 75.000 euros a empresas con los planes de negocio innovador y viable. Ejecutamos el año pasado 20 millones en créditos y el pasado 22 millones. Prestamos en condiciones por debajo de mercado y es una fórmula magnífica que sólo pone como condición que uno de los socios de la empresa tenga menos de cuarenta años", afirmó.

En lo referente a la gestión de las empresas ya constituidas, Cuesta apuntó que es "fundamental para una empresa el control de los flujos de caja". "Si no se controla este aspecto la empresa puede morir. Además es importante pactar con los socios lo que ocurrirá en el peor de los casos para evitar problemas posteriores. Además hay que evitar caer en el error de responder a las deudas de la empresa con el patrimonio personal del empresario", declaró.


Todo sobre el curso en la UIMP>>


Lea también:
- Todo sobre Emprendedores 2020
- Canal Emprendedores TV>>
- Todas las historias ejemplares de 'Emprendedores'

Te recordamos que...
- Estamos en Twitter @emprender2020
- Tenemos un hashtag #Emprendedores2020
- Y en Facebook: Emprendedores2020

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com