20 de agosto de 2019, 9:46:07
Opinión


¿Qué más puede pasar?

Por José Manuel Pazos


"Spain: The Air is Getting Thinner". En traducción libre, nos estamos quedando sin aire. Es el título de un reciente informe de uno de los grandes bancos del mundo sobre la situación española.  Los 138 folios de la presentación se dividen en tres secciones. La primera analiza el sector financiero, cuya recapitalización considera que es la clave a corto plazo para prevenir que el coste de financiar el riesgo España, alcance un nivel de no retorno. La segunda se dedica a la consolidación fiscal, y hace un detallado análisis de las Comunidades Autónomas,  a las que considera la amenaza más significativa sobre la estabilidad de la Administración pública española, y factor determinante sobre la posibilidad de que España precise acudir a un programa de ayuda europea más amplio que el ya solicitado para el sector financiero. La tercera parte la dedica a analizar las implicaciones para las grandes empresas españolas no financieras de llevar la etiqueta España y concluir que a pesar de disponer de liquidez suficiente para cubrir sus necesidades de vencimiento de deuda de los próximos 18-24 meses,  sus calificaciones crediticias y los diferenciales que pagan se ven arrastrados por lo que acontece sobre la deuda soberana. Concluyen que continua habiendo riesgo de mayores rebajas de calificación crediticia corporativa y advierten a los inversores contra "ir largos" en empresas españolas en este momento. Basan su consejo en la cantidad de incertidumbres que se mantienen, donde incluyen, además del riesgo soberano, el deterioro de sus operaciones y lo que denominan "la segunda ronda de cambio regulatorio" que consideran a punto de iniciarse. No por ello justifican, pero si señalan, que independientemente de la calificación crediticia los diferenciales de crédito que sufren las grandes empresas españolas están en máximos de todos los tiempos.
 
Pues bien, entramos en estado de alerta. Esta semana, todos estos palos que analiza el banco en su informe van a ser tocados. Podríamos decir en mayor o menor medida, pero es más propio decir que serán tocados en mayor medida. Después de una semana de confusión como la pasada en la que hemos tenido hasta la amenaza de Finlandia de cuestionarse su permanencia en el euro si ha de asumir deuda de terceros países, más vale que esta sirva para aclarar algo las cosas, y que dejemos de tener esa sensación de "a ver que más puede pasar".  El lunes empezamos con el Eurogrupo, que se supone que tendrá que retratarse, veremos hasta que punto y con que grado de detalle,  sobre las condiciones de la ayuda europea al sistema financiero español.  El martes el Ecofin, con recetas de ajuste, el miércoles la comparecencia del presidente del Gobierno en el Congreso, se supone que para que nos informe de lo que nos espera en nuevos recortes. El jueves el Consejo de Política Fiscal y Financiera, seguramente para comunicar a las CCAA que no habrá más anticipos a cuenta de un supuesto crecimiento, y por lo tanto que no queda otra que más ajustes presupuestarios. Por fin el viernes, con un Consejo de Ministros que se supone que será muy denso con techo de gasto, recortes, reformas de la Administración, etc. "En julio habrá reformas importantes. No queda más remedio" Rajoy dixit. ¿Qué cual es el gran banco autor del informe? BBVA.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com