20 de enero de 2020, 15:59:53
Cine

Crítica de la película


'Rock of ages': Un insulto al rock and roll

Lea todas las críticas de cine 
- Por Sergio Ariza

Por Sergio Ariza Lázaro

La película definitiva sobre el rock and roll si piensas que el rock and roll es lo que canta Brittney Spears cuando se pone una chupa de cuero, el 'High school musical' del "heavy champú", la película que hará que Europe vuelva a tener éxito, todo esto y mucho más es 'Rock of ages', todo un insulto al rock and roll.


La cosa va de "una chica de pueblo" que llega a Hollywood dispuesta a comerse al mundo, allí encontrará a "un chico de ciudad" que comparte sus sueños cantarines. Por supuesto, se enamoran, se separan y acaban juntos como en cualquier otra comedia romántica. Aquí la supuesta gracia es que lo hacen cantando, mezclándose con estrellas del rock, promotores, dueños de grandes clubs y hasta con políticos y sus mujeres. La verdad es que la primera historia no se mezcla casi en ningún momento con las otras, pero es que chico conoce a chica, chico y chica se pelean, chico y chica se vuelven a juntar y comen perdices, da para media hora de película, por mucho 'More than words' que haya por en medio. Así que hay que rellenar hasta las dos horas. En este caso el relleno es preferible a la historia principal. 


En los escenarios del West End londinense anunciaban 'Rock of ages' como una mezcla entre 'This is Spinal Tap' y 'The Rocky Horror Picture Show', o en el escenario londinense ponían otra cosa o el que escribió esa publicidad no ha visto las dos anteriores películas. Spinal Tap es una de las películas más divertidas de los últimos treinta años y Rocky Horror, una gamberra bacanal glam. 'Rock of Ages', por el contrario, es al cine y al rock lo que 'Operación Triunfo' a la música.

La pareja formada por Alec Baldwin y Russell Brand es lo único salvable, pero sus intervenciones son pocas y parecen sacadas de otra película. Son, junto a Paul Giamatti, los únicos capaces de reírse de sí mismos, gracias a no tomarse nada en serio. Tom Cruise, por contra, vive su papel de 'rock star' pasada de rosca como si fuese algo más que un conjunto de clichés absurdos, Catherine Zeta Jones vuelve a demostrar que canta muy bien, pero estoy seguro que ni ella misma sabe que pinta su personaje en la película. Eso sí, el premio gordo de este 'Operación Triunfo' se lo llevan los protagonistas, Julianne Hough y Diego Boneta, unos clones de Milley Cyrus y Justin Bieber, que hacen de eso de Justin y Milley. Son tan monos como ellos, cantan igual de bien y tienen el mismo talento: "cero patatero" como diría Aznar, que tiene tanto de rockero como esta pareja de pimpollos.

Si quieren una película sobre los dioses del rock and roll, entonces tendría que ser algo bastante decadente y depravado, algo como el documental 'Cocksucker blues' de los Stones, si lo que buscaban era una parodia sobre los grupos heavys, no lo duden 'This is Spinal Tap' es su película, si lo que querían es un musical pastel con chupas de cuero, 'Grease' cumple mucho mejor el papel, si les va un karaoke musical de grandes éxitos, 'Moulin Rouge' lo hace de una manera más divertida, si prefieren un desparrame glam, entonces déjense seducir por el travestido, transexual de Transilvania, Tim Curry en 'The Rocky Horror Picture Show', si buscan espíritu glam-rock decadente y romántico a la vez, es el momento para visitar a Hedwig y su pulgada cabreada. Si lo que quieren es ver como intentan hacer pasar por rock 'Operación Triunfo' o 'Glee', entonces 'Rock of ages' es su película.

Vea también:

'La felicidad nunca viene sola': Absténganse diabéticos y personas con gusto en general
'Pollo con ciruelas': A los creadores de 'Persépolis' les sale un guiso algo almibarado
'El irlandés': Una simpática comedia negra
'El caballero oscuro, la leyenda renace': Batman cambia al Joker por el 15-M
'El dictador': Borat ejerce de Gaddafi
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com