15 de mayo de 2021, 1:46:31
Más deportes

Leyenda olímpica


Usain, eres el más grande

(Por Sergio Ariza)

Por Sergio Ariza Lázaro

Usain Bolt ha demostrado en en estos Juegos que es el atleta más grande sobre la faz de la tierra. Se trata de uno de esos deportistas capaces de trascender su deporte y congregar ante el televisor tanto a aficionados como curiosos que no han visto nunca una carrera. Antes de salir a ganar, por primera vez en la historia, su segunda medalla consecutiva de oro en los 200 metros lisos, Bolt se llevó un dedo a la boca. Su poder hipnótico fue tal que en el bar en el que veía la prueba se hizo un silencio absoluto, casi como si estuviésemos en el estadio olímpico de Londres. Era el silencio expectante que precede a la contemplación de algo extraordinario.


Al llegar a meta volvió a repetir gesto, pero esta vez estaba mandando a callar a los que habían dudado de él, a sus detractores y, en especial, a sus propios miedos. Bolt, como ese otro entrañable bocazas que fue Mohammed Ali, parece inmune al miedo y a la derrota. Pero su show característico, su fanfarronería, no deben ocultar que, por primera vez en su carrera, Bolt había encontrado un rival digno de él. Tras la salida nula en los mundiales de Daegu, Yohan Blake le derrotó en los trials jamaicanos tanto en 100 como en 200. El toque de atención tuvo que ser tan claro, aunque no tan aterrador, como cuando Ali vio golpear al saco a George Foreman en Zaire. De cara al exterior el espectáculo siguió siendo el mismo pero por dentro tuvo que asomarse, aunque solo fuera un instante, algo nuevo para el relámpago: la duda. Tras la victoria del 200, todo eso ha quedado atrás y Bolt le ha ganado a la historia. Puede que en un futuro, probablemente como en 'La Guerra de las Galaxias', muy, muy lejano, alguien bata sus marcas, pero ya nadie le quitará el hecho de ser el primer velocista que repite victoria en 100 y 200 en unos Juegos Olímpicos, por mucho que le duela a esa gran figura que fue Carl Lewis.

Lo más increíble de todo es que el jamaicano lo ha conseguido haciendo que parezca fácil, con una superioridad tan aplastante que, a pesar de igualar la legendaria marca de Michael Johnson en los Juegos de Atlanta, la gente sigue pensando que Bolt se reserva para batir los récords en los mítines. Nada más lejos de la realidad, Bolt sabe mejor que nadie señalar en rojo sus actuaciones importantes, al contrario que otros atletas, como su compatriota Asafa Powell, Bolt responde mucho mejor los días D a la hora H. Las tres mejores marcas de la historia en 100 metros, las consiguió en la final del mundial de atletismo de Berlín con 9,58, en la final de los Juegos Olímpicos de Londres con 9,63 y en la final de los Juegos Olímpicos de Pekín con 9,69. En el 200 sus cuatro mejores marcas, que son la primera, la tercera, la cuarta y la sexta de la historia respectivamente, se corresponden a la final del mundial de atletismo de Berlín con 19,19, a la final de los Juegos Olímpicos de Pekín con 19,30, a la final de los Juegos Olímpicos de Londres con 19,32 y la  final del mundial de atletismo de Daegu con 19,40. Si en 100 no hay una cuarta marca es porque en los mundiales de Daegu fue eliminado por una salida nula.

Eso sí, en muchas de estas finales ha perdido algunas centésimas haciendo algún gesto propio de su repertorio, ya sea golpeándose el pecho en la final de los 100 de Pekín o llevándose el dedo a la boca en la de los 200 de Londres, pero eso forma parte de su manera de correr, de sentir y, posiblemente, de vivir. Y es que al relámpago le gusta divertirse tanto como correr. Habrá quien encuentre sus bufonadas ridículas y su prepotencia un insulto al rival pero si algo nos ha demostrado Bolt en Londres, gracias al 'momentazo Izaskun', es que su respeto a los demás atletas es ilimitado. Aunque sean del país que más sufre con sus victorias.

Por eso, y por mucho más, sólo se puede parafrasear aquel pasodoble sobre Marcial Lalanda y decir aquello de "Usain, eres el más grande".

Vea también:
- Poniendo banda sonora a los Juegos de Londres
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.diariocritico.com