18 de agosto de 2019, 13:49:40
Nacional

Mato, Báñez, De Guindos o Montoro


El PP se niega a todo: no hablarán ni Rajoy ni los ministros

Por Diariocrítico/Agencias

En medio de un clima de cr'iticas constantes por parte de la oposición, y tras haber informado el pasado lunes a través de una nota de prensa la comparecencia de cinco ministros en el mes de septiembre, el Partido Popular ha decidido rechazar este martes las peticiones de comparecencia de el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de Fátima Báñez, de Ana Mato, de  Cristóbal Montoro y de  Luis de Guindos.


El PP ha rechazado este martes que Mariano Rajoy comparezca ante el Pleno del Congreso como le ha pedido la oposición para que dé cuenta de las gestiones ante el Banco Central Europeo para mejorar las condiciones en las que se financia España en los mercados y la posibilidad de que éste exija nuevos ajustes, así como sobre el Plan Presupuestario 2013-2014 enviado a Bruselas y sobre los preparativos de un rescate de la economía española.

"No es ni oportuna ni necesaria", ha dicho de esta comparecencia Elvira Rodríguez, portavoz del PP ante la Diputación Permanente del Congreso celebrada este martes. La presencia de Rajoy había sido solicitada por el PSOE, el PNV, UPyD y la Izquierda Plural. La solicitud de este último grupo no ha sido debatida al retirarse sus representantes de la Diputación Permanente, por considerarla "una pantomima".

La portavoz del PSOE, Soraya Rodríguez, denunció que el presidente del Gobierno no ha dado explicaciones de ese Plan Presupuestario bianual, cuando recoge un "ajuste adicional" de más de 37.000 millones sobre los recortes ya conocidos. Las medidas que va tomando el Gobierno, ha dicho, son "mezcla de ideología y mala economía" y requieren muchas aclaraciones.

Los ministros tampoco hablarán

También en la Diputación Permanente del Congreso el Partido Popular no ha aceptado una comparecencia urgente del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para dar cuenta del último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) porque "ya se debatió bastante" sobre las medidas adoptadas en dicho encuentro, entre otras, el límite de déficit o deuda de las comunidades autónomas para cumplir con la nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria. El Grupo Socialista, el PNV y la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) habían reclamado la celebración de una comisión extraordinaria de Hacienda en el Congreso para que el ministro del ramo informara sobre el CPFF del 31 de julio pasado.

Otra comparecencia urgente que no se dará es la del ministro de Economía, Luis de Guindos, para lo que el PP ha alegado que hay que esperar a que se cierre el Memorándum de Entendimiento (MoU) sobre el rescate bancario. La diputada popular, Matilde Asián aprovechó la oportunidad para recordar que De Guindos ha comparecido ya cinco veces en sede parlamentaria, la última el 23 de julio, y ha defendido que cuando se presente a convalidación el decreto ley que desarrolla dicho Memorándum, y que el Consejo de Ministros aprobará previsiblemente el 31 de agosto, "será el momento de explicar sus características". "Ahora lo único que podemos hacer es poner en valor, como ha hecho toda Europa, la importancia de este acuerdo, que garantizará la estabilidad del sistema bancario y facilitará el crédito a la economía productiva".

Pero el sector económico no es el único que se ha visto 'recortado' de comparecencias. Fátima Báñez tampoco hablará sobre la prórroga del Plan Prepara. Una noticia que la portavoz socialista de Empleo en el Congreso, Concha Gutiérrez, ha condenado, justificando la necesidad de que Báñez dé explicaciones urgentes ya que "ha dado la espalda a los sindicatos negándose a negociar los cambios del programa, porque no estaba cuando había retrasos en el pago y no se sabía el futuro del programa, y porque su prórroga se ha hecho tarde y mal, con un nuevo ataque a las familias de clases medias y trabajadoras".

Y, por último, Ana Mato tampoco comparecerá para explicar las cuestiones de xenofobia de las que se acusa a la reciente reforma laboral. El Partido Popular ha dejado claro este martes que el decreto-ley de reforma sanitaria y su desarrollo normativo no implican xenofobia, sino una regulación generosa con los inmigrantes. Ese decreto-ley, pactado con las comunidades, ha asegurado el diputado popular Mario Mingo, es para salvaguardar la cohesión, y buena muestra de ello ha sido la reducción del gasto farmacéutico en julio pasado, según ha argumentado.

Lea también:

- El Gobierno por fin dará la cara: cinco ministros se enfrentarán a las críticas de la oposición
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com