22 de octubre de 2019, 12:50:22
Teatro

Presentación del espectáculo de la Cuadra de Sevilla 'Memorias de un caballo andaluz'


El espectáculo de Salvador Távora se estrenará en exclusiva en Barcelona

> Teatre Romea

Por José R. Palomar

En medio del destierro taurino que vive Barcelona, un soplo de esperanza, aunque sea cultural: el próximo estreno, el día 11 de este mes del nuevo espectáculo de Salvador Távora: " Memorias de un caballo andaluz", que el director sevillano considera "un sueño flamenco taurino". El tema que predomina es el de la estética y la cultura. Juega con el pensamiento y el contacto del caballo y las actrices. Salvador Tábora dice que "no se puede explicar el arte"y  aboga por la "importancia del compromiso teatral, no con un lenguaje convencional , sino con las emociones.  "Se quiere borrar a Andalucía, de ahí la importancia de lo.andaluz en el título". 


"Nos hace falta la memoria y la belleza en la comunicación, con el universo sonoro que comporta. Creo que con nuestro arte teatral podemos combatir las atrocidades que se están cometiendo en el plano cultural, entre otros. El sufrimiento se puede  combatir por  la vía de la belleza - prosigue- en nuestro espectáculo el caballo es belleza que trae la rebelión y la potencia. Nosotros pensamos en el hombre que ara el campo, en las clases populares. La estética sigue siendo emblema de la forma de ser de la población".

Távora cree que se quiere borrar el toreo  (como ha ocurrido en Cataluña), y toda nuestra historia para crear la "uniformidad", y señala que "el teatro no puede ser impersonal, sino crear sentimiento". "Memorias de un caballo andaluz" es un teatro emotivo y popular, y la Cuadra de Sevilla viene una vez más a Barcelona, pero esta vez como estreno absoluto en España. Lilyane Drillon es la coordinadora general del espectáculo y lamenta que la Cuadra de Sevilla tenga pocas esperanzas de  sobrevivir si sigue el panorama actual. ". 

"Memorias de un caballo andaluz" supone una retrospectiva de nuestro pasado estético"- señala Távora- y aporta elementos que están imbricados en la situación actual. La belleza del toro encierra la estética y geometría presentes en el ser humano. Nos están poniendo banderillas en las espaldas"- señala el director teatral. 

Considera que el caballo hermoso blanco, presente en todo el espectáculo, "forma parte de la historia de los pueblos, y que hacen más ruidos dos hombres a caballo que cien arando?". Intenta acercar la estética del caballo adaluz con todo cuanto significa su popular entorno: su relación con la fiesta del toro. Con  el universo de la corrida reglamentada: sus tercios, colorido, sus riesgos, su geometría y también con la erótica que se desprende del desarrollo de la Fiesta. 

Los cantes del espectáculo están concebidos desde la cultura popular. Para Távora hay "un mundo de  de recuerdos de plazas de toros, de caballos blancos y negros, de vestidos de colores del cielo, de mujeres guapas y muerte".  Tiene también importancia el pasodoble en esta obra, pero no con " sentido de charanga, sino de acompañamiento.". Hay un actor bailarín, dos bailaores, una bailaora y tres ballarinas. También el acompañamiento de una guitarra y una cantaora.

La corrida de toros tiene amplia presencia en este espectáculo, pero Salvador  advierte que "no quiere  reivindicar nada en contra del movimiento antitaurino", aunque lógicamente discrepa de lo que se ha hecho, prohibiendo la Fiesta en Cataluña. No en vano, Távora  fue novillero y conoce profundamente el mundo de la Fiesta, en el cual se inició. Como anécdota, recuerda que tuvo que dar muerte al toro, como sobresaliente, que mató al rejoneador Salvador Guardiola.  El hecho ocurrió en Palma de Mallorca. Dice que fue el último toro que mató en su vida. 

La muerte también esta presnte en "Memorias de un caballo andaluz". "Hay muertes  de toros y caballos en estos rituales de vida y muerte que son las corridas de toros". Távora considera que los rituales no son sino " un canto a la vida sin olvidar jamás la muerte, y en la vida no hay más caminos que el riesgo y la voluntad de anudarse con las incertidumbres y las emociones". El espectáculo viajará posteriormente a Sevilla, donde se estrenará en Octubre, y ese mismo mes se estrenará en Madrid, en los teatros del Canal. En Barcelona serán únicamente 25 funciones, desde el 11 (el estreno oficial será el 14), hasta el 25 de Septiembre. 

La Cuadra de Sevilla lleva en marcha desde 1.971, ha creado doce espectáculos portavoces de la cultura andaluza , y actuado en 30 países y 126 Festivales Internacionales. El director, Salvador Távora tiene en su haber la Medalla de Oro de las Bellas Artes, entre otros galardones. como el de "Hijo predilecto de Sevilla", y una calle sevillana que lleva su nombre.
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com