22 de octubre de 2019, 16:58:44
Opinión


El perro de san Roque Eurovegas

Por Jesús Conte


Es curiosa la capacidad de muchos catalanes para flagelarse cuando competimos con Madrid en algo más que el fútbol. Ahora está pasando con el vodevil de Eurovegas, eso que para algunos será un antro de vicio y perversión. Lodenosta una gran parte de la sociedad catalana pero, a pesar de esas supuestas maldades, sentaría muy mal que finalmente fuera a parar a Madrid. ¿No habíamos quedado que era tan nocivo? Pues que se lo queden, ¿no? ¿O ellos tampoco?


Aclararé que en el caso Eurovegas existe un sentimiento partido. Por un lado, una posibilidad de crear riqueza, aunque sobretodo para los bolsillos de misterAdelson. Por supuesto que no habrá los 200.000 puestos de trabajo con que se evaluó al comienzo de las negociaciones, pero trabajo sí habría. Y un cierto renombre internacional añadido. Eso sí, con el peligro de que convirtieran los campos de alcachofas y lechugas en una ciudad de cartón piedra con toques de Gaudí. Por el otro, sí que es cierto que el recinto de juego, hoteles y convenciones que nos prometían no encaja con el modelo de desarrollo que parecen alentar nuestras nuevas autoridades catalanas y barcelonesas: businessfriendly, Smart city, expresiones que lucen a la hora de captar inversores foráneos y que denotan una sociedad de emprendedores abiertos a las nuevas tecnologías al servicio del bienestar.

Frente a quienes veían Eurovegas como el manápara salir transitoriamente de la crisis y para reforzar la autoestima, que también está muy alicaída, salieron los detractores de costumbre. Algunos ya son repetitivos. Ante cualquier iniciativa novedosa que toque un solo palmo de tierra se levantan enseguida supuestos grupos medioambientalistas, ecologistas, partidos y grupúsculos de izquierdas... Los de la cultura del no. Pasó cuando Disney visitó terrenos en Tarragona para el parque que finalmente se fue a Paris, ocurrió en Port Aventura, en este caso con actores invitados de la propia zona, y ¡hasta con los Juegos Olímpicos de Barcelona!

¿Son sinceros los agricultores del Baix Llobregat, un sector que se lamenta de los bajos precios de las cosechas, cuando dicen rechazar un proyecto que a lo mejor les arreglaría la vida? ¿O se han dejado instrumentalizar por los supuestos conservacionistas defensores de la tierra?

¿Y los partidos? Los hay que miran para otro lado. Otros, ni sabe ni contesta, pero con dirigentes que irán al concierto crítico del día 15. Porcierto, a lo mejor ya no les hará falta si, como dicen los rumores malintencionados, misterAdelson hace coincidir su anuncio de que Eurovegas se va Madrid con la Diada reivindicativa en plena mani soberanista en Barcelona. 

¿Quién está aquí contra el juego? Eso sí, cuando se desvelen las dudas, verán como algunos partidos se apuntan enseguida a una batería de preguntas al Govern para que éste responda porqué he dejado perder esta oportunidad de generar empleo y riqueza.

MisterAdelson es libre de invertir donde quiera y donde le otorguen más facilidades. Faltaría más, si cumple los requisitos y la legislación vigente. Pero Eurovegas la habremos perdido en Barcelona y entregado a Madrid un poco entre otros. ¿A qué jugábamos? ¿Al perro de san Roque que ni come ni deja comer?

Lea también:

- La historia detrás de Sheldon Adelson: la banca de 'Eurovegas'
Las Vegas se acerca... a Alcorcón-Madrid
Artistas y sindicatos se posicionan contra Eurovegas en España
- Turismodiario
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com