13 de diciembre de 2019, 14:27:10
Nacional

En la víspera de la Conferencia de Presidentes


Feijóo 'avala' los Presupuestos de Rajoy y no pedirá la reforma del sistema de financiación

- Critica duramente a Mas y dice que España 'no está para una discusión identitaria'

Por Manuel Ángel Menéndez

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se ha desmarcado de sus colegas del PP, Bauzá y Monago, y ha calificado los Presupuestos Generales del Estado para 2013 de "responsables, realistas, que priorizan los gastos inaplazables: pensiones, intereses y servicios públicos esenciales". Aunque ha dicho que "este presupuesto no le gusta a nadie, ni siquiera al que lo ha hecho", ha afirmado que "por fin tenemos un presupuesto que no miente en los ingresos". Respecto a la Conferencia de Presidentes, ha criticado el actual modelo de financiación, pero que no es hora de plantear ahora su reforma.


El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha conseguido reunir este lunes en una conferencia en Nueva Economía Fórum, en Madrid, a los más granado del Gobierno y del PP. Dado que era presentado por el propio Rajoy, a la cita han asistido unos cuantos ministros, como los de Empleo, Interior o Fomento; numerosos diputados y senadores, empezando por los presidentes de ambas Cámaras; la alcaldesa de Madrid y la Delegada del Gobierno en la comunidad; gallegos 'ilustres' como el ex ministro socialista César Antonio Molina, y representantes del Poder Judicial como el vicepresidente del Consejo General, Fernando de Rosa. Sin duda, se dio cita un impresionante número de altos cargos por metro cuadrado.

La verdad es que la presentación por Mariano Rajoy careció de garra, ni siquiera dio un titular. Era evidente que se trataba de un mero trámite. Incluso, el presidente del Gobierno abandonó el acto nada finalizar la conferencia de Núñez Feijóo y antes de iniciarse el turno de preguntas.

Por su parte, el presidente gallego protagonizó una intervención "sin sobresaltos", aunque criticando a los quieren "jubilar a la transición", como el presidente de la generalista de Cataluña, Artur Mas, a quien sin embargo no citó en ningún momento. Sí dijo, en línea con Rajoy, que "España no está para una discusión identitaria, sino para resolver el problema de los intereses de la deuda y de la gente que no tiene trabajo", reivindicando el galleguismo de la siguiente manera: "Tenemos identidad, pero no tenemos problema de identidad... No nos sentimos incómodos con el Estado, sino que queremos ser más Estado".

En este sentido, Feijóo dijo que "no es una prioridad cambiar el Título VIII de la Constitución", ni para un Estado federal como propugna el socialista Rubalcaba ni para un Estado recentralizado, como parecen aspirar otros líderes del PP. La crítica fue precisa y clara: "Los que ahora plantean un Estado federal no lo plantearon en 22 años de gobierno", en clara referencia a Rubalcaba y los sucesivos gobiernos de Felipe González y de Zapatero por los que pasó.

Abundando en estas tesis, Feijóo criticó duramente el actual sistema de financiación autonómica "porque nos lo han impuesto" [fue pactado entre Zapatero y Cataluña], pero "España no necesita un problema más, como que los presidentes autonómicos digan mañana que necesitamos otro". Pese a las críticas internas suscitadas entre los barones populares, la posición de Feijóo parece que será la que triunfe en la Conferencia de Presidentes que se celebrará este martes en Madrid.

Los "responsables" Presupuestos Generales del Estado

Un punto importante en el turno de preguntas de esta comparecencia madrileña de Núñez Feijóo fue el relativo a los PGE para 2013 presentados el sábado en Madrid por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montero, y que no han gustado a algunos 'barones' populares. Feijóo dejó clara su postura, incluso cuando ya se había ido Rajoy: este Presupuesto del Estado es "responsable, realista, que prioriza los gastos inaplazables: pensiones, intereses y servicios públicos esenciales". Y llegó a afirmar que "por fin tenemos un presupuesto que no miente en los ingresos".

De esa forma, Feijóo se desmarcaba por completo de las duras críticas a los presupuestos vertidas por otros presidentes autonómicos, como Bauzá, Monago o, en menor medida, Luisa Fernanda Rudí. Sin duda, Rajoy tiene en el presidente gallego un gran valedor.
 
Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.diariocritico.com