28 de febrero de 2020, 10:43:05
Nacional

Vea las claves del Consejo Europeo que cimentará la futura unión fiscal y bancaria


Rajoy cruza los dedos antes de una cita trascendental: ¿conseguirá hacerse oír en la Unión Europea?

Lea el borrador del Consejo Europeo (pdf)

Por Manuel Ángel Menéndez

El documento que se va a debatir este jueves en el Consejo Europeo de Bruselas incluye las propuestas españolas de unión bancaria y fiscal, ahondando en las conclusiones del Consejo de junio. Este documento, que ha sido remitido a los países de la Unión el pasado viernes, 12 de octubre, apunta a la creación de una especie de Ministerio de Hacienda común, con una cesión de soberanía en cuanto a la elaboración y aprobación de los Presupuestos Generales de cada país. También apuesta por una especie de fondo bancario común. Aunque el documento satisface a España, Berlín sigue oponiendo serias reservas.


El documento que se empezará a debatir en Bruselas el jueves 18 de octubre en el inicio de este Consejo Europeo 'intermedio', ha sido elaborado por los cuatro presidentes comunitarios: Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo; Herman Van Rompuy, presidente del Consejo Europeo; José Manuel Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, y Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo. El documento llegó oficialmente al gobierno español en la tarde del pasado viernes, 12 de octubre, y en sus once folios se constata la inclusión de las peticiones españolas en dos puntos fundamentales de debate: la unión bancaria y la fiscal.

Parece evidente que están fructificando los contactos que el presidente español, Mariano Rajoy, y su equipo económico están manteniendo de forma intensa en las últimas semanas, buscando apoyos para avanzar en este Consejo Europeo del jueves y viernes en la dirección de una mayor integración bancaria, fiscal, económica y política; un acuerdo de integración, por cierto, al que se llegó en el pasado Consejo de junio. Aunque este Consejo de octubre es calificado como de "intermedio" y no es decisorio, puede resultar fundamental si se avanza en el apoyo al documento presentado por los cuatro presidentes de instancias comunitarias y que Diariocrítico les ofrece ahora, según informa desde Bruselas Carol Pérez San Gregorio.

El borrador en cuestión satisface a países como España, y presumiblemente Italia y Francia, pero suscita serias reticencias en Alemania y en sus países satélites. Ahora bien, se cree en Madrid, París y Roma que en la práctica los alemanes sólo están planteando "matices" al documento base; no obstante, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ha considerado este mismo martes 'insuficientes' y 'demasiado vagas' las ideas para reformar la eurozona que discutirán los líderes europeos en la cumbre del jueves y el viernes, y que han sido elaboradas por los cuatro presidentes comunitarios.

Ahora bien, Schäuble sí ha dicho algo que, en principio, va en línea con la idea de avanzar en la unidad bancaria, fiscal y económica para llegar, finalmente, a la política: ha propuesto este martes dar más poderes al comisario de Asuntos Económicos, cargo que ahora ostenta Olli Rehn, para que pueda exigir modificaciones en los presupuestos de cualquier Estado miembro o incluso rechazarlos si incumplen las exigencias de la UE en materia de déficit.

En todo caso, no es un secreto que, acuciada por los mercados y la prima de riesgo, España quiere avanzar lo más rápido posible en la integración europea, asumiendo el coste en pérdida de soberanía que ello conlleva. En el caso de la unión bancaria se posiciona al lado de lo que ha dicho el Banco Central Europeo (BCE), que ha señalado que lo más importante es avanzar en la supervisión única y que si el Consejo le da ese cargo en enero, a lo largo de 2013 está en disposición de ir asumiendo paulatinamente la competencia.

Está claro que una vez que se tenga resuelto el problema de la supervisión única se podrá proceder a operaciones de recapitalización bancaria directa, que es lo viene demandando España a lo largo de este último año.

En este orden de cosas, el objetivo del Gobierno español lo dejó apuntalado Rajoy en París hace escasas fechas, cuando exigió que se establezca un calendario de acción concreto para la construcción del diseño europeo y se articule un supervisor bancario en diciembre para que pueda estar en funcionamiento lo antes posible. Este punto queda explícitamente recogido en los papeles remitidos a los gabinetes presidenciales para su discusión del Consejo del próximo jueves.

Es cierto que los 'tiempos' de Bruselas no suelen coincidir con los de los Estados miembro, pero desde la Presidencia del Consejo que ostenta Van Rompuy se recuerda que a los acuerdos del mes de junio hay que darles la máxima urgencia, algo por lo que apuesta también España. Es decir, que hay que acelerar la puesta en marcha del supervisor bancario único, uno de los requisitos previos para hacer posible la recapitalización directa de los bancos, esté listo cuanto antes.

Los puntos claves del documento

Ahora bien, el documento sobre el que trabajarán los líderes en esta cumbre 'intermedia' no se casa con la versión de la recapitalización directa que defiende Rajoy, y recoge una fórmula intermedia para intentar conformar a todos: "El Eurogrupo establecerá los criterios operativos exactos que guiarán las recapitalizaciones directas", así, sin más, según informa Kioto García.

Algunos de los puntos clave de ese documento que se debatirá el jueves y viernes son los que siguen:

Inversión en el crecimiento: Se está avanzando en la ejecución de 120.000 millones de euros del paquete de financiación. En particular, en las próximas semanas, el Banco Europeo de Inversiones debe adoptar 10.000 millones de aumento de capital con el objetivo de fortalecerlo, así como aumentar su capacidad de préstamo global de 60.000 millones de euros. Esto, a su vez, permitirá a la inversión adicional de 180.000 millones en los próximos tres años.

Se está trabajando para asegurar que los 55.000 millones de los Fondos Estructurales se movilizan de forma rápida y eficiente, la Comisión seguirá ayudando a los Estados miembros a reprogramar los Fondos Estructurales para enfocarlos para el crecimiento y el desarrollo del empleo.

La profundización de un mercado único: El consejo Europeo acoge con satisfacción la intención de la Comisión de presentar todas las propuestas clave de antes de la primavera del 2013, y pide su rápido examen a fin de permitir su adopción para hacerlo antes de finalizar la actual legislatura. Además la Comisión, hará un seguimiento de la Directiva de Servicios y la gobernanza del mercado único.

El desarrollo de una política fiscal para el crecimiento: El trabajo y las discusiones deben llevarse adelante con las propuestas sobre fiscalización de la energía, sobre el impuesto común para las empresas y una revisión de los ahorros de los directivos de dichas empresas, y para llegar a un rápido acuerdo sobre las directrices de negociación para la fiscalización del ahorro en acuerdos con otros países.

Y en último extremo, en el borrador existe una alusión a que los países de la UE pongan en marcha "estrategias de consolidación fiscal compatibles con el crecimiento". Se trata de una fórmula que podría abrir la puerta a una relajación de los objetivos del déficit en los próximos años, tal y como ha reflexionado el Fondo Monetario Internacional en su última reunión de Tokio.

Borrador del Consejo Europeo

 

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com