25 de noviembre de 2020, 1:10:24
Sexualidad


El sexo es vida: Yo te toco... tú me tocas: el tacto

- Por Ana de Calle

Por Ana de Calle


La importancia del tacto es tal, que no sólo en las relaciones sexuales tendrían que producirse acercamientos sino en cualquier otra situación o con cualquier otra persona. Muchos cuando te acercas y les tocas, aunque tengan ropa, les encanta.

 Porque en las relaciones, sólo se tocan  los órganos genitales ¿no? Claro no hay que excluirlos pero ... y el resto del cuerpo. Lo que ocurre es que a muchos hombres no les gusta que les toquen el cuerpo, y hay hombres que no disfrutan si les tocan o les acarician el pecho, los pezones ... Les resulta desagradable aunque lamer los pechos de una mujer les parece una delicia. Es una cuestión cultural.

A mi, me dice un paciente en la consulta, "las mujeres no me tocan y añade yo las toco mucho y por todas partes, las acaricio constantemente, pero ellas a mi no o no tanto" Dice : "a mi me gustaría que me tocasen más" Y es que muchos se quejan de que esto les ocurre tanto con sus amantes como cuando tienen pareja estable. Claro para la mayoría de las personas la caricia tiene un componente más afectivo, y es difícil que la incorporen en las relaciones de una noche, que son más impulsivas y sexuales.

Cuando el sexo funciona bien las parejas estables se acarician mucho, y comentan que esas caricias son sensaciones de lo más placenteras dentro de la relación íntima. Y sobre todo acariciarse durante mucho tiempo y sin prisas recorriendo todos los rincones ... A veces las mujeres creen que ellos sólo usan un músculo del cuerpo y si se lo acarician ... es suficiente.

Lo que sí influye es el rol social que, hasta hace poco, asociaba las relaciones sexuales de las mujeres con la pasividad, es decir dejarse hacer más que hacer ellas. También hay hombres que son muy activos por el miedo a que ellas tomen la iniciativa ... Y a muchos les ha costado mucho aprender a dejarse tocar ... vamos a dejarse hacer cosas sexuales. Claro les gusta tomar la iniciativa pero se cansan de tomarla siempre y a veces les gusta que ellas les busquen, y si por ejemplo su pareja les despierta para hacer el amor, no se ponen de mal humor. 

Y hay hombres que dan con mujeres con problemas que no les gusta que les toquen los pechos o el pubis, que rechazan el cunilingus o que sólo llegan al climax en una postura determinada y prefieren que no sea cara a cara, porque inconscientemente les da vergüenza que él las vea disfrutar y las tome por una puta ...  En estos casos necesitan la acudir a un especialista a la consulta de un sexólogo para elaborar esos problemas que son la base de un vida sexual compartida y satisfactoria.

_____________________________

Ana de Calle
Sexóloga y Terapéuta de Pareja
www.elsexoesvida.com

Anteriores artículos:

- La apatía sexual en la pareja
- La pareja y el divorcio
- El masaje erótico
- Controlar la eyaculación
- La importancia del clítoris
- Todos los artículos de Sexualidad>>

Diariocrítico.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.diariocritico.com